Lanzallamas

Uso del lanzallamas en combate durante la Guerra de Vietnam.
Vistas frontal y trasera de un hombre con el lanzallamas M2A1-7, utilizado por el ejército estadounidense en la Segunda Guerra Mundial.

Un lanzallamas es un sistema mecánico para lanzar a distancia un chorro de fuego y que tiene su principal aplicación bélica en el ataque a obras defensivas.[1]

Consta de un depósito de combustible, de otro con gas a presión, de un tubo unido a una lanza desde la que sale el chorro de fuego y de un dispositivo de encendido.[1]

Orígenes

El fuego griego posiblemente haya sido una primigenia versión del lanzallamas.
Lanzallamas alemanes durante la Primera Guerra Mundial en el Frente Occidental, 1917.
Soldado alemán operando un lanzallamas en 1944.
El Brennkommando (Destacamiento Incendiario) del ejército alemán destruyendo Varsovia durante la destrucción planeada de la ciudad.

La idea de arrojar fuego desde un arma ha existido desde la antigüedad. Las primeras armas de este tipo son de los bizantinos, que usaban lanzallamas rudimentarios en sus buques de guerra a comienzos del siglo I d.C., lo que era conocido como fuego griego. El fuego griego, usado ampliamente por el Imperio bizantino, fue inventado por Calínico de Heliópolis, probablemente hacia el 673. El lanzallamas también tiene sus orígenes en el Imperio bizantino, que empleaba un dispositivo de mano que disparaba ráfagas de fuego griego a través de un sifón -manguera y pistón- enciéndolo con un fósforo, lo que es similar a las versiones modernas.[2]

El pen huo qi (mecanismo para arrojar fuego) era un lanzallamas con pistón chino que usaba una sustancia similar a la gasolina o la nafta, que fue inventado hacia el 919, durante el periodo de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos. Los avances en la tecnología militar ayudaron a la dinastía Song a la defensa contra los vecinos hostiles del norte, incluidos los mongoles. La referencia más antigua al fuego griego en China fue escrita por Wu Renchen en su Anales de primavera y otoño de los Diez Reinos de 917.[3]

En el 919, el mecanismo de bomba con sifón fue usado para difundir el combustible de "fuego feroz", que no se podía apagar con agua según Lin Yu en Wu-Yue Beishi. Esta es la primera referencia creíble china del lanzallamas, que empleaba una solución química del fuego griego.[7]

Aunque los lanzallamas no fueron usados en la Guerra Civil Americana, se amenazó con el uso de fuego griego, y los lanzallamas se han usado la mayoría de los conflictos bélicos desde entonces.[8]

El húngaro Gábor Szakáts inventó el lanzallamas que que fue usado por el ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Gábor Szakáts fue el único húngaro en la lista de criminales de guerra realizada por Francia debido a la invención del lanzallamas.[12]

El lanzallamas fue empleado por primera vez en la Primera Guerra Mundial el 26 de febrero de 1915, cuando fue usado de forma breve contra el bando francés a las afueras del Verdún. El 30 de julio de 1915 fue usado en una acción coordinada contra las trincheras británicas en Hooge, cuando la línea estaba a 4,5 metros. En este caso, las bajas fueron causadas cuando los soldados salieron de la trinchera y fueron disparados de forma convencional, en lugar de por el fuego en sí mismo.[12]

Los lanzallamas tenían otras limitaciones: eran engorrosos y difíciles de manejar; solo podían dispararse de forma segura desde una trinchera, lo que limitaba su uso a áreas en donde las trincheras enemigas estaban a menos del alcance máximo del arma, que era de 18 metros, lo que no era una situación común; y el combustible solamente duraba dos minutos.[12]

En la batalla del Somme de 1916 fuerzas británicas usaron armas experimentales llamadas Livens Large Gallery Flame Projectors (proyectores de llama de largo recorrido de Livens), por su inventor, el oficial de los Ingenieros Reales William Howard Livens[13]

El ejército francés desarrolló la gama Schilt de lanzallamas, que también fueron utilizados por el ejército italiano.[14]

En el Periodo de Entreguerras, se usaron al menos cuatro lanzallamas en la Guerra del Chaco por el ejército boliviano, durante un infructuoso asalto a la fortaleza de Nanawa, Paraguay, de 1933.[15]

Other Languages
العربية: قاذفة لهب
български: Огнехвъргачка
català: Llançaflames
čeština: Plamenomet
Deutsch: Flammenwerfer
Ελληνικά: Φλογοβόλο
English: Flamethrower
Esperanto: Flamĵetilo
français: Lance-flammes
עברית: להביור
Հայերեն: Հրանետ
Bahasa Indonesia: Pelontar api
italiano: Lanciafiamme
日本語: 火炎放射器
қазақша: Отшашар
한국어: 화염방사기
lietuvių: Liepsnosvaidis
македонски: Пламенофрлач
Nederlands: Vlammenwerper
português: Lança-chamas
русский: Огнемёт
srpskohrvatski / српскохрватски: Plamenobacač
Simple English: Flamethrower
slovenčina: Plameňomet
slovenščina: Plamenomet
svenska: Eldkastare
Türkçe: Alev makinesi
українська: Вогнемет
Tiếng Việt: Súng phun lửa