Lanzagranadas

Escopeta lanzagranadas M79.

El lanzagranadas es un arma de fuego que lanza una granada especialmente diseñada, o una granada de mano, con más precisión, velocidad y a mayores distancias que si fuese lanzada por un soldado.

Los lanzagranadas pueden ser armas individuales (ya sean monotiro, o de repetición) o acopladas bajo el cañón de un fusil. Algunos fusiles fueron diseñados para disparar granadas de fusil, tanto desde la boca del cañón como desde una bocacha lanzagranadas. Los lanzagranadas de gran tamaño, como el Mk 19, pueden montarse a bordo de vehículos.

Actualmente, la mayoría de lanzagranadas son armas portátiles disparadas desde el hombro, suministradas a nivel de escuadrón, aunque los lanzagranadas de gran tamaño son suministrados a nivel de compañía o batallón. La granada más común empleada por la OTAN es la granada de fragmentación de 40 mm, que es efectiva contra una gran variedad de blancos, incluyendo infantería y vehículos ligeramente blindados.[1] La capacidad del lanzagrandas de enviar cargas en trayectorias parabólicas ha producido muchas granadas especializadas, tales como las granadas de esponja no-letales, bengalas e incluso una videocámara que observa el campo de batalla desde el aire.[ cita requerida]

Historia

Primeros lanzagranadas

Un lanzagranadas de inicios del siglo XIX.

La primera arma diseñada para lanzar granadas fue el mortero de mano, que surgió a fines del siglo XVII. Era parecido al trabuco, siendo cargado por la boca con pólvora y una primitiva granada de mano con mecha. Una vez listo para disparar, se encendía la mecha de la granada y se apretaba el gatillo. La detonación de la pólvora lanzaba la granada contra el objetivo a atacar.

Tras la desaparición de las granadas de mano y las unidades especializadas que las empleaban ( Granaderos) hacia la segunda mitad del siglo XIX, la granada de mano experimentó un renacimiento a fines del mismo siglo e inicios del siglo XX. Durante la Guerra Ruso-Japonesa (1904-1905), cuando el estancamiento de la guerra de trincheras se hizo patente, las líneas de tiradores solían encontrarse a menos de 60 metros. Por ello tanto rusos como japoneses se vieron obligados por las circunstancias a improvisar y revivir las granadas de mano.

Pero fue durante la Primera Guerra Mundial cuando resurgió el interés en mecanismos para lanzar granadas de mano a una mayor distancia que si fuesen lanzadas por un soldado. Uno de estos mecanismos sería la granada de varilla, que consistía en una granada de mano con una varilla de metal unida a su base. Esta granada era lanzada desde un fusil, disparando un cartucho de fogueo. Pero como el lanzamiento de este tipo de granada desde un fusil le desgastaba su cañón, fue reemplazada por la bocacha lanzagranadas.

La bocacha lanzagranadas era un accesorio en forma de copa que se montaba sobre la boca del cañón del fusil. Dentro de ella se insertaba una granada de mano estándar, o una granada específica. Estas eran lanzadas mediante un cartucho de fogueo o estándar, según el modelo. La granada francesa Vivien et Bessières (o V-B), tenía un agujero en su centro, a través del cual pasaba una bala. Esta activaba la granada, los gases del disparo la lanzaban desde la bocacha y explotaba después de 8 segundos.

Las bocachas lanzagranadas continuaron empleándose durante la Segunda Guerra Mundial, lanzando diversos tipos de granadas (ofensivas, defensivas, antitanque, fumígenas, bengalas, etc). Dos ejemplos de este período son la Schiessbecher alemana y el lanzagranadas Tipo 2 japonés. Pero con la introducción de las granadas de fusil de 22 mm de espiga por parte de Estados Unidos en la década de 1940, estas pasaron a reemplazar a las bocachas lanzagranadas y ser armamento éstandar de diversos ejércitos después del conflicto.

Modelos siguientes

Soldados canadienses con un PIAT.

El Faustpatrone fue el primer lanzagranadas alemán en entrar en combate en el frente oriental en el verano de 1943. Consistía en un tubo lanzador metálico de un metro de largo y 3,3 cm de diámetro (cañón de 3,3 cm y munición de 10 cm). En un extremo se colocaba una granada de carga hueca antitanque de 10 cm de diámetro, encajando dentro del tubo lanzador el tubo propulsor de la granada, un cartucho de pólvora negra. El tubo lanzador tenía un sencillo mecanismo percutor que detonaba el cartucho y permitía disparar la granada a 30 metros de distancia, perforando teóricamente 140 mm de acero.

El primer modelo no dio el resultado esperado, aunque el alto mando tenía un gran interés en este tipo de armamento, por lo que en septiembre de 1943 aparece un nuevo modelo, el Panzerfaust con una ojiva antitanque más eficaz. El arma tuvo gran éxito en lucha urbana, pero la distancia de combate era muy reducida y en 1944 aparece el que será el modelo más fabricado en la guerra, el Panzerfaust 60, con un alza de puntería graduada para disparar el arma hasta 60 metros de distancia. Se llegaron a fabricar más de un millón de unidades de este modelo al mes y su producción continuó hasta el final de la guerra. El tubo se desechaba tras el disparo. En 1945 llegó el Panzerfaust 150 con un nuevo lanzador reutilizable y granadas con aletas estabilizadoras que perforaban 200 milímetros de acero a 150 metros, aunque pocos entraron en combate por el fin de la guerra.

Los británicos por, su parte, inventaron un aparato muy original, el PIAT, un tubo de chapa metálica con un fuerte muelle de acero en su interior que el soldado debía comprimir tirando con fuerza de unas asas laterales. Este artefacto, que provocó varios accidentes por problemas con el muelle o el retroceso que producía al lanzar la granada, tenía un alcance máximo de 100 metros y permitía emplear tanto granadas antitanque de carga hueca como explosivas antipersona o fumígenas.

Other Languages
беларуская: Гранатамёт
беларуская (тарашкевіца)‎: Гранатамёт
български: Гранатомет
čeština: Granátomet
Deutsch: Granatwerfer
français: Lance-grenades
Հայերեն: Նռնականետ
Bahasa Indonesia: Pelontar granat
íslenska: Sprengjuvarpa
italiano: Lanciagranate
lietuvių: Granatsvaidis
latviešu: Granātmetējs
Bahasa Melayu: Pelancar bom
Nederlands: Granaatwerper
norsk bokmål: Granatkaster
polski: Granatnik
português: Lança-granada
русский: Гранатомёт
slovenščina: Bombomet
Türkçe: Bomba atar
українська: Гранатомет
Tiếng Việt: Súng phóng lựu