Laminio

Laminio
Municipium del Imperio romano
Datos generales
Entidad Municipium
 • Provincia Carthaginense
 • Conventus Tarraconense
Eventos históricos
Habitantes Carpetanos
Fundación ?
Desaparición ¿ Siglo V?
Administración
Correspondencia actual Se especula con:
* Alhambra (Ciudad Real)
* Daimiel (Ciudad Real)
*Yacimiento situado entre los TM de Villarrobledo y El Bonillo (Albacete)
[ editar datos en Wikidata]

Laminio fue un oppidum (ciudad fortificada) celtíbero, el más austral de la tribu carpetana y cabeza del Ager Laminitanus.[1] Plinio el Viejo y Ptolomeo hacen referencias a él en diversas ocasiones.

El Laminium romano adquirió el estatus de municipio flavio, con los privilegios que conllevaba, al igual que otras ciudades como Complutum, Toletum o Consaburum, lo que hace pensar que tendría una cierta importancia en cuanto a obras civiles y religiosas. Asimismo, formaba parte de la red viaria romana principal, como un importante nudo de comunicaciones. En el llamado Itinerario de Antonino está ubicado[2] en las vías:

Actualmente la teoría más generalizada es que Laminium se localice en el actual casco urbano de Alhambra. No obstante, desde muy antiguo han existido otras hipótesis sobre su emplazamiento, por lo que existe una cierta leyenda en La Mancha de «ciudad perdida» en torno a ella que ha avivado el interés por su búsqueda y que quizá haya magnificado su verdadera importancia real.

Testimonios clásicos

Plinio
Historia natural de Plinio.

Plinio refiere,[4] que el río Anas ( Guadiana) nace en el campo laminitano.

En dirección noroeste, y si consideramos la equivalencia usual de 1 milla romana = 1480 metros, el Itinerario de Antonino sitúa Laminio a unos 11  km (7 millas romanas) de Caput Fluminis Anae (en la vía Libisosa-Laminio) y esta mansión a 21 km (14 millas romanas) de Libisosa (la actual Lezuza). El nombre de esta mansión está en acusativo, lo que puede sugerir que sería un punto en el camino desde donde partiría un camino hacia el nacimiento del río Guadiana y no necesariamente una población situada en dicha cabecera del río Anas.

Por su cercanía a Laminio y a una localización segura (Lezuza), la ubicación de ese lugar ha sido uno de los principales objetivos de los investigadores como paso previo al hallazgo de la ciudad. Pero también ha resultado ser una de las fuentes de controversia más importantes, pues hasta la actualidad se sigue tratando de determinar dónde nace exactamente dicho río. De hecho las teorías que ubican Laminio en Alhambra y en Daimiel tienen en cuenta la cercanía al lugar donde actualmente se emplaza uno de los nacimientos del Guadiana ( Ojos del Guadiana), pero obvian la excesiva distancia existente (más de 70 km) con Lezuza aduciendo errores medievales de traducción. Una distancia tan considerable no supone una cuestión baladí y parece difícilmente asumible para un pueblo tan pragmático como el romano, pues es casi el doble de lo que se considera que se podría recorrer en aquella época en una jornada.

Basados en obras de época musulmana y medieval, otros autores determinan que, igual que para los anteriores, para los romanos las fuentes del río Anas estarían ubicadas en el sistema Córcoles- Sotuélamos o bien en las Lagunas de Ruidera (Alto Guadiana). La Paleogeografía y la Arqueología parecen dar bastante razón a los que mantienen dichas tesis, pues afirman que la zona, en épocas pretéritas, aportaba bastante mayor caudal de agua al Anas de lo que lo hace en la actualidad. Incluso se afirma que el Záncara constituyó durante milenios el verdadero curso alto del río.

Un Caput Fluminis Anae y un Laminio en el entorno del Córcoles solucionaría el problema de las distancias para las Vías XXIX y XXXI del Itinerario de Antonino. En contra, plantearía el problema de encajar las distancias de la Vía XXX (la de Toletum), que es la más corta y cuenta con dos mansiones perfectamente ubicadas. Para solucionarlo, Gonzalo Arias planteó varias posibilidades:

  • Que la "Limini" de la Vía XXX sea una mansión distinta a la "Laminio" de la XXXI.
  • Que la "Limini" de la Vía XXX hiciera referencia al límite (Lamine en latín) del municipio de Laminio (no al enclave urbano) y en realidad dicha vía discurriera entre Toledo y ese punto. (Teoría de los empalmes).
  • Que falten mansiones intermedias en el texto original, posiblemente desde épocas muy tempranas y los distintos copistas posteriores hayan enmendado y cuadrado las distancias.

También Plinio[5] sugiere que las piedras de afilar laminitanas eran las mejores, en su género, de todo el Imperio

Ptolomeo
Other Languages
català: Laminium