Lamentación sobre Cristo muerto

Deposizione Borghese, de Rafael, 1507; un transporto.
Lamentación sobre Cristo muerto, de Giovanni Bellini, 1515-1520; centrado en el tema de la Pietà.
, de Bronzino, 1540 - 1545, Musée des Beaux-Arts, Besançon.
Un icono ruso del mismo tema, del taller de Andrei Rubliev, 1425-1427.

Lamentación sobre Cristo muerto, Llanto sobre Cristo muerto o Llanto y sepultura de Cristo (en idioma italiano, muy utilizado por toda la bibliografía, Compianto sul Cristo morto o Compianto e sepoltura di Cristo, en francés, Déploration du Christ) son denominaciones que la historiografía del arte suele dar a una escena evangélica, con la que culmina el ciclo de la Pasión de Cristo, que dio lugar a un tema artístico muy utilizado en el arte cristiano, sobre todo en pintura religiosa y en imaginería.

Temas similares muy tratados en el arte religioso son el Descendimiento (momento en el que se descuelga el cuerpo de Cristo desde la Cruz -véase El descendimiento de Jesús en el Arte-), La Piedad (Pietà en italiano, escena en que la Virgen sostiene el cuerpo de Cristo), el Cristo muerto sostenido por ángeles o el Varón de Dolores (en el que, a diferencia de los demás, Cristo aparece vivo). Desde el Renacimiento es habitual combinar en la misma escena los episodios que siguen al Descendimiento.[1]

El que presenta más similitud, únicamente diferenciable si se refleja el momento exacto de depositar el cuerpo de Cristo en su sepulcro (a veces se utiliza el ambiguo término " Deposición" -Deposizione en italiano-), es el Entierro de Cristo o Santo Entierro ( Mise au Tombeau -literalmente "Puesta en la Tumba"- en el arte francés).[2]​ También está estrechamente relacionado el tema del Traslado de Cristo (Transporto en italiano). Tanto en un Traslado como en un Santo Entierro, o en una Lamentación o Llanto sobre Cristo muerto, suelen aparecer personajes femeninos llorando ( plañideras), que pueden interpretarse como representación de las tres Marías o Santas Mujeres (vinculadas iconográficamente a los tarros con perfumes para la preparación del cadáver). Otros personajes que suelen aparecer en estas escenas son Nicodemo, José de Arimatea y el apóstol Juan. Escenas posteriores en el relato de los Evangelios son la Resurrección, la Cena de Emaús y el Noli me tangere. Escenas anteriores son las relativas a la Crucifixión. Cuando el tema exclusivo de la representación se reduce al cadáver de Cristo, se suele denominar Cristo muerto. Con el nombre de Deposición se titulan a veces de forma indistinta obras que tienen como tema el Descendimiento de la Cruz y obras que tienen como tema el Entierro de Cristo.

La antropología cultural ha profundizado en la función del duelo vivido intensamente a través de las representaciones cultuales, rituales y artísticas de la muerte, el tratamiento del cadáver y el entierro de Cristo como sistemas simbólicos.[3]

Estación del Via Crucis

La estación 14 del Via Crucis es "Jesús es sepultado".[4]