Laguna de Tequesquitengo

Lago de Tequesquitengo
Globo Aerostatico Tequesquitengo.jpg
Globo aerostático sobre la laguna de Tequesquitengo.
Ubicación geográfica y administrativa
Región Morelos

País(es) Flag of Mexico.svg México
Dimensiones
Superficie 28
Profundidad 130
Altitud 887,37
Coordenadas 18°37′00″N 99°16′00″O / 18.61666667, 18°37′00″N 99°16′00″O / -99.26666667
[ editar datos en Wikidata]

El Lago de Tequesquitengo, está situado en México, es el principal almacenamiento hídrico del estado de Morelos, es una cuenca cerrada de 28 km², con una superficie de inundación de 8 km². Desde el punto de vista geológico es una fosa tectónica de más de 130 metros de profundidad que se formó como consecuencia del colapso del techo de grandes cavernas producidas por la disolución de la roca caliza que se encuentra como basamento. Está ubicado a 111 km de la Ciudad de México y 39 km de Cuernavaca. El lago en forma de gota tiene las siguientes dimensiones: el espejo de agua mide 4.2 km de largo, 2.5 km de ancho y 16 km de perímetro, está ubicado a 887.37 metros sobre el nivel del mar entre Puente de Ixtla y Jojutla de Juárez en el Estado de Morelos. Tiene una capacidad máxima de almacenamiento de 168.9 hm³, nivel en el cual se inunda una superficie de ocho km² y se ve limitado por el umbral del túnel vertedor ubicado en su porción suroeste, cuya elevación es de 887.37 msnm.
Tequesquitengo en la época de lluvias recibe aguas de diversos afluentes, como la barranca Honda y la barranca del Muerto. Su principal fuente de abastecimiento son manantiales que se encuentran distribuidos en diferentes puntos del propio lago.

Boya sobre la iglesia-Tequesquitengo

Originalmente existió un pequeño lago en la parte norte del actual acuífero, a la orilla del cual se estableció el pueblo de San Juan Bautista Tequesquitengo. A mediados del siglo XIX aumentó la dimensión del lago y paulatinamente fue inundando el poblado hasta cubrirlo totalmente. La cúpula de la iglesia del antiguo pueblo se encuentra marcada con una boya y puede apreciarse a 6 metros de la superficie.

Historia

Su origen se remonta hacia 1650, cuando un pequeño pueblo se estableció a la orilla de un ojo de agua, donde los indígenas explotaban el tequezquite, material utilizado en la fabricación de jabón, para purgar el ganado vacuno y equino y así venderlo a los comerciantes a su paso con destino a Acapulco. También sembraban ajonjolí y maíz. Este poblado tenía un templo perteneciente a la orden de los frailes dominicos del monasterio de Tlaquiltenango, dedicada a San Juan Bautista.

Destino Turístico

En el siglo XIX, los hermanos Miguel y Leandro Mosso, dueños de la hacienda San José Vista Hermosa, fueron convirtiendo todos los terrenos del pueblo disponibles, en tierras de riego para siembra de caña de azúcar. Al desviar los “ achololes” (agua sobrante de los riegos de los campos de caña) hacia el valle, se aumentó el volumen de agua del Lago de Tequesquitengo a tal grado que los habitantes del poblado tuvieron que irse a vivir a las partes más altas, pues para 1865, el agua llegó a cubrir totalmente hasta la torre del templo. El antiguo pueblo de Tequesquitengo se asentó en un terreno “ kárstico” o “ dolina”, que es un área con grandes concentraciones de roca caliza que va disolviéndose gradualmente por la acción erosiva del agua.[1]

Sin embargo John Womack Jr. cita en su tesis sobre Zapata y la Revolución Mexicana otra explicación del proceso (pág 44):

"De estos fracasos, el más impresionante fue sin duda el de Tequesquitengo. Los campesinos habían ofendido al dueño de la cercana hacienda de San José Vista Hermosa, el cual, a manera de represalia, metió su agua de riego al lago e inundó todo el pueblo..."
Estatua ecuestre del General Emiliano Zapata

Mediante decreto presidencial del 6 de noviembre de 1940, y con el fin de establecer un centro turístico, se expropiaron a favor del Gobierno del Estado de Morelos, 505 hectáreas circundantes al Lago de Tequesquitengo, afectando tierras de los ejidos de Tehuixtla, San José Vista Hermosa, Xoxocotla y Tequesquitengo.

Los objetivos de este decreto no se cumplieron, ya que el Gobierno del Estado de Morelos no se encontraba en condiciones de impulsar el desarrollo del centro turístico, por lo que solicitó al Gobierno Federal la expedición de un nuevo decreto expropiatorio. Un segundo Decreto Presidencial se expidió el 7 de enero de 1942, dejando sin efecto el de fecha 6 de noviembre de 1940, mediante el cual se expropiaron nuevamente las mismas 505 ha en favor de la Nación y, con el fin de destinarlos al establecimiento del centro turístico, los terrenos referidos se enajenaron a favor de la empresa “Terrenos y Turismo, S.A.”

Bañistas en muelle

Para 1975 y ante el rezago del desarrollo de Tequesquitengo, el Gobierno Federal expidió un decreto expropiatorio de fecha 20 de enero de 1975, mediante el cual declaró al Fondo Nacional de Fomento Ejidal (Fonafe) como propietario de la superficie expropiada en 1942 y la decisión de que ésta fuera aportada para constituir un fideicomiso. En ejecución de este Decreto, se constituyó el Fideicomiso Lago de Tequesquitengo[2] (Filateq), teniendo como fiduciaria a Nacional Financiera, S.A. (ahora S.N.C.), como fideicomitente al Fonafe y como fideicomisarios al propio Fonafe y los ejidos de Tehuixtla, San José Vista Hermosa, Xoxocotla y Tequesquitengo.

Actualmente, Tequesquitengo reúne una importante infraestructura turística, hotelera, restaurantes y de servicios.

El lago es uno de los mejores atractivos para quienes gustan de la emoción de los deportes acuáticos, como el esquí, el paseo en lancha, la natación y desde luego el buceo, que puede practicarse en la parte central del lago para observar los restos de la iglesia del antiguo poblado que permanecen debajo del agua. Cada tercer jueves de mayo se celebra la fiesta del Señor de la Ascensión con un paseo solemne en lancha alrededor del lago, posteriormente una misa, e inician los eventos culturales, bailes tradicionales y muestra de artesanía de la región.

Other Languages