Lady Be Good (B-24)

Lady Be Good
0000050606-F-1234P-014.jpg
Los restos del bombardero en el desierto del Sáhara.
Fecha4 de abril de 1943
CausaError de navegación
Lugar

440 km al sur de la base de Benina


Bandera de Libia
Coordenadas26°42′46″N 24°01′27″E / 26°42′46″N 24°01′27″E / 24.02416667
OrigenBase de Benina
DestinoBase de Benina
(Previo bombardeo de Bandera de Italia Nápoles)
Fallecidos9 fatalidades.
Implicado
TipoB-24D Liberator
OperadorBandera de Estados Unidos USAAF
Tripulación9 tripulantes.

Lady Be Good es el nombre con el que se conocía a un bombardero estadounidense B-24 tipo D, con base en el aeródromo de Benina (en Soluch, Libia), cuya tripulación se perdió por un error de navegación en el desierto de Libia y cuyos restos fueron encontrados 17 años más tarde. El bombardero con el numeral 64 se le bautizó con ese nombre en recuerdo del filme donde actúa Eleanor Powell en 1941.

Objetivo: El puerto de Nápoles

El Lady Be Good estaba comandado por el teniente William J. Hatton. En Benina, tenían su base los B-24 Liberator del 376º grupo de bombarderos de ataque del Grupo de Bombardeo de la IX Fuerza Aérea de EE.UU. Para el día 4 de abril de 1943 estaba planeada la "misión 109", un bombardeo del puerto de Nápoles, a 1.120 km de distancia, que sería realizada por 25 aparatos. Uno de los aviones era el Consolidated B-24 Liberator, Nº de serie 41-24301, el 64 del escuadrón 514 , con una tripulación recién llegada de los Estados Unidos. La tripulación era bisoña y esta característica sería el factor que desencadenaría la tragedia que habría de venir.

El despegue se realizó sin novedad por el Grupo A, compuesto por 12 aparatos, pero cuando el Grupo B, con 13 aparatos iban a seguirlo, se desencadenó una tormenta de arena que sería el comienzo de la cadena de sucesos. Solo 4 aparatos, liderados por el Lady Be Good consiguieron llegar a su objetivo. Después de 5 horas de vuelo ya había anochecido y los visores de bombardeo estaban erosionados y eran inservibles, de modo que el teniente Hatton ordenó dar la vuelta siendo el Lady Be Good el último en dar retorno. A las 23.10, el mando de la base de Benina, sabía que 23 de los aparatos reposaban en tierra, uno había aterrizado en Malta sin combustible y solo faltaba uno, el Lady Be Good.

En el vuelo de regreso, el Lady Be Good había perdido contacto con los demás aparatos de la formación y con el control de tierra. A las 0.10 del día 5 de abril, la estación de radio-dirección de Benina, en Bengasi, oyó al teniente Hatton pedir su rumbo por falta de entrenamiento del navegante ya que no sabía donde se encontraba, . Desgraciadamente en 1943, las estaciones solo tenían una antena, y aunque podían proporcionar el rumbo con precisión, no podían diferenciar si el aparato se acercaba o se alejaba. Los operadores dieron por hecho que los fuertes vientos habían ralentizado el avance del Lady Be Good y le indicaron un rumbo de 330 grados. La tripulación dio por bueno el rumbo y continuaron con el opuesto de 150 grados al sudeste, es decir, directamente hacia el Sahara pensando que aún estaban sobre el mar. Esto se debe a que habían sobrepasado hacía tiempo la costa. Aparentemente sobrevoló su base sin percatarse de que pasaban sobre ella.