La teta y la luna

La teta y la luna es una película hispano-francesa, dirigida por Bigas Luna.

Argumento

Tete, un niño de nueve años ( Biel Duran), está triste y deprimido por dos motivos: como enxaneta, no logra nunca llegar a coronar el castillo, y como hermano mayor, se ve desplazado por su hermanito, a quien la madre alimenta dándole el pecho, mientras que él tiene que beber leche de botella. Tete se obsesiona con tener una teta para él solo y emprende una misión personal para encontrar el par de tetas perfecto donde poder mamar. El complejo de Edipo y su obsesión morbosa por las ubres se concretan cuando llega al pueblo una bailarina francesa, Estrellita ( Mathilda May), muy bien dotada, a quien Tete regala una rana. Conmovida por el cariño que le demuestra al niño, la chica se decide a amamantarlo, satisfaciendo así su deseo. Desgraciadamente para Tete, Estrellita recibe las atenciones de muchos hombres, incluyendo su pareja artística, y esposo, Maurice ( Gérard Darmon), y su amante, un atractivo adolescente, electricista y cantante flamenco, Miguel ( Miguel Poveda). Con todo este montón de competidores, ¿podrá satisfacer su deseo el pobre Tete? Finalmente, se produce una escena onírica muy del gusto de Bigas Luna donde participan Tete, que consigue escalar el castillo, Estrellita convertida en la madre que le da el pecho, y Miguel vestido de ángel en un espectáculo con Estrellita y Maurice, que se convierte de hecho en el gigoló de la mujer.[1]

Other Languages