La noche de los muertos vivientes

La noche de los muertos vivientes

La noche de los muertos vivientes (Night of the living dead) es una película de terror de cine B de 1968 dirigida por George A. Romero y con Duane Jones, Judith O'Dea y Karl Hardman como actores principales.

La trama se centra en un grupo de personas que se refugia en una granja luego que los muertos comienzan a cobrar vida. Tras su estreno, la cinta fue criticada por su violencia gráfica, pero con los años fue influyendo en el género de las películas de terror y el subgénero del cine de zombis.

Argumento

Barbra ( Judith O'Dea) y Johnny ( Russell Streiner) son dos hermanos que viajan a un cementerio de Pensilvania para visitar la tumba de su padre. Al darse cuenta de lo incómoda que está su hermana en el cementerio, Johnny se burla de ella e intenta asustarla. Sin embargo, sus bromas son interrumpidas por un hombre que los ataca. Johnny muere luego de caer y golpear su cabeza contra una lápida, mientras que su hermana intenta huir en su automóvil. Luego que el vehículo se estrella, Barbra escapa y llega a una casa abandonada donde encuentra el cadáver de una mujer. La protagonista intenta irse del lugar, pero en los alrededores hay más personas que actúan de forma extraña. Al rato llega a la casa un hombre llamado Ben ( Duane Jones), quien la lleva dentro e intenta deshacerse de los atacantes. Barbra entra en un estado de shock por culpa de todo lo sucedido y las únicas palabras que consigue intercambiar con Ben son el relato de lo sucedido hasta el momento y gritos de suplica por su hermano Johnny.

Los zombis rodean la casa en búsqueda de carne humana viva.

A través de informes de radio y televisión, descubren que los muertos han comenzado a "volver a la vida" (al parecer como consecuencia de un satélite que estaba realizando labores de investigación en Venus) y buscan víctimas humanas para alimentarse; también mediante estos informes se enteran que los zombis sólo pueden ser puestos fuera de combate por un tiro directo o un golpe fuerte en la cabeza. Tras esto, Barbra y Ben descubren que no son las únicas personas en la casa. Una pequeña familia -compuesta por Harry ( Karl Hardman) y Helen Cooper ( Marilyn Eastman), y su hija Karen ( Kyra Schon)- habían estado escondidos en el sótano junto a una pareja de jóvenes, Tom ( Keith Wayne) y Judy ( Judith Ridley). Harry les dice que todos deberían ir al sótano, pero Ben se opone, argumentando que esconderse en aquel lugar sería demasiado peligroso.

La familia Cooper ocultándose en el sótano.

Encuentran un televisor y consiguen conectarlo. El informe anuncia que en todas las ciudades hay centros de evacuación en los que se facilitan necesidades básicas y sanidad. Ben cree que lo mejor es ir a uno de ellos para poder estar todos a salvo y poder curar a Karen, quien había sido mordida en el brazo por uno de los zombis. El centro más cercano se encuentra demasiado lejos como para ir a pie, de modo que idean un plan para conseguir combustible e ir hacia allá en la camioneta que Ben conujo hasta el lugar. Ben, Tom y Judy salen de la casa para poder cargar la camioneta con combustible, mientras Harry distrae a los zombis con bombas molotov. Sin embargo, Tom vierte accidentalmente gasolina en el vehículo, lo que provoca que la camioneta se incendie. Debido a la posibilidad de una explosión, Tom huye del vehículo, pero Judy se queda atascada con el cinturón de seguridad. Tom regresa para desatarla, pero no lo consigue y la camioneta explota con ambos en su interior.

Ben intenta regresar a la casa, pero Harry no lo deja entrar. Tras derribar la puerta y volver a tapiarla, Ben golpea a Harry y lo encara por su cobardía. El conflicto se acentúa luego que Harry cuestiona el liderazgo de Ben y le quita la escopeta que llevaba consigo. Ambos comienzan a pelear, lo que termina con Ben disparando a Harry. Harry cae por las escaleras del sótano y es comido parcialmente por su hija, quien se había convertido en zombi. Helen va tras él y descubre lo que le ocurrió a Karen. Helen finalmente es asesinada por su propia hija, quien la apuñala con una espátula de jardín.

Mientras tanto, Barbra y Ben intentan impedir que un grupo de zombis entre a la casa, pero son superados en número y fuerza. Barbra es arrastrada hacia el exterior por el zombi de su hermano, siendo rodeada por los demás muertos vivientes. Al ver que los zombis lograron entrar a la casa, Ben se encierra en el sótano. Cuando los Cooper vuelven a la vida como zombis, Ben les dispara en la cabeza con la escopeta.

A la mañana siguiente, Ben se despierta por el sonido de unos disparos. Un grupo de cazadores de zombis está en las cercanías, deshaciéndose de los muertos vivientes que encuentran. Ben sale del sótano y se acerca a una de las ventanas de la casa, pero los cazadores lo confunden con un zombi y le dan un tiro en la cabeza. Durante la presentación de los créditos se muestra cómo queman el cuerpo de Ben, ya muerto.

Other Languages
srpskohrvatski / српскохрватски: Night of the Living Dead
Simple English: Night of the Living Dead
српски / srpski: Ноћ живих мртваца
Tiếng Việt: Night of the Living Dead