La mancha humana (película)

The Human Stain (en España: La Mancha Humana, en México: La Piel del Deseo[1] ) es una película independiente de Robert Benton, basada en la novela escrita en el año 2000 por Philip Roth, y protagonizada por Anthony Hopkins, Nicole Kidman, Ed Harris y Gary Sinise, y estrenada en el año 2003. Es la última de la llamada Trilogía americana.

Argumento

En La mancha humana, Roth nos relata a través de la narración en primera persona de su álter ego de ficción, Nathan Zuckerman, la vida de Coleman Silk ( Anthony Hopkins), un maduro, culto y atractivo profesor de universidad especializado en lenguas clásicas próximo a la jubilación, que de un día para otro se ve expulsado de la universidad y marginado socialmente, como consecuencia de una acusación de racismo hacia unos estudiantes, sustentada únicamente en lo ambiguo de una frase-comentario malentendido como racista.

Las acusaciones vertidas sobre Coleman coinciden con el fallecimiento de su esposa, cuyo detonante él relaciona directamente con las acusaciones que sufre, por lo que llega a afirmar que su mujer ha sido asesinada. Con la historia de su vida en las manos y este suceso como punto culminante, Coleman se contacta con el escritor Nathan Zuckerman ( Gary Sinise), para que escriba un libro sobre ello. Silk pide airado que Zuckerman denuncie su historia en unos de sus libros, lo que llevará a Zuckerman a ir descubriendo los secretos escondidos bajo la aparentemente irrepochable vida que Silk ha vivido en los últimos sesenta años, y mostrar los personajes hipócritas, heridos y enfermos con que éste se relaciona.

Mientras todo esto ocurre, Coleman conoce a Faunia Farley ( Nicole Kidman), una seductora y frustrada mujer con un pasado misterioso que entablará un romance con Silk, pero junto a su resucitada pasión aparece también la amenaza del ex marido de Faunia, Lester Farley ( Ed Harris). Coleman tendrá que enfrentarse con la necesidad de mostrar su auténtica identidad antes de que sea demasiado tarde.