La llamada de Cthulhu (juego de rol)

La llamada de Cthulhu
Género Terror
Diseñado por Sandy Petersen y Lynn Willis
Editorial Chaosium
Fecha de publicación 1981
Sistema Basic Role-Playing o Sistema d20, depende de la edición
[ editar datos en Wikidata]

La llamada de Cthulhu es un juego de rol de horror ambientado en los años veinte y en particular en los « mitos de Cthulhu», universo de ficción iniciado por el escritor estadounidense Howard Phillips Lovecraft. De hecho el título del juego retoma el del relato de mismo título que Lovecraft había escrito en 1926 y publicado por primera vez en 1928. Este juego de rol fue publicado por primera vez en Estados Unidos por la editorial Chaosium en 1981 y se encuentra actualmente en su séptima edición. El principal autor del juego, Sandy Petersen, diseñó La llamada de Cthulhu aplicando al universo de ficción de Lovecraft el sistema de juego genérico de Chaosium, Basic Role-Playing (1980), extrapolado a su vez de otro juego de rol de Chaosium, RuneQuest (1978).

Sistema de juego

El sistema de juego de La llamada de Cthulhu es el que Chaosium primero creó para su juego de rol RuneQuest en 1978 y que empezó a publicar a partir de 1980 bajo el título Basic Role-Playing (o BRP para abreviar) para aplicarlo a casi todos los juegos de rol que publicaría durante los años 80. Stormbringer fue, en 1981, el primer juego de rol de Chaosium independiente de RuneQuest en estar basado en Basic Role-Playing. La llamada de Cthulhu fue el segundo, publicado poco después que Stormbringer en ese mismo año de 1981.[1] Existe sin embargo, desde 2001, una edición de La llamada de Cthulhu publicada bajo licencia por Wizards of the Coast y que no usa el sistema BRP sino el sistema d20.

El sistema de BRP está basado esencialmente en el uso de un dado de cien para resolver las acciones de los personajes. A estos efectos las habilidades de los personajes están expresadas mediante un porcentaje y el éxito en una acción relacionada con una de esas habilidades se obtiene cuando un jugador realiza una tirada de dado de cien igual o inferior al porcentaje que su personaje tiene en la habilidad en cuestión. Si por ejemplo un personaje tiene un 25% en «Conducir Automóvil» y se ve obligado a conducir por el borde de un acantilado, el personaje y su vehículo caerán por el acantilado si el jugador que interpreta al personaje obtiene una tirada superior a 25. La conducción sería exitosa en caso de obtener 25 o menos. Otro personaje que tuviera 85% en esa misma habilidad de conducción sería evidentemente mejor conductor, pues su jugador tendría menos dificultad en obtener 85 o menos en su tirada de dado de cien. Los porcentajes atribuidos a las habilidades se ven sin embargo modificados según las condiciones en las que se encuentre el personaje. Los modificadores, positivos o negativos, los decide en general el director de juego. Si por ejemplo el personaje que tiene 85% en «Conducir Automóvil» está herido de bala en un brazo, el director de juego puede decidir que sus tiradas de «Conducir Automóvil» sufran de un modificador negativo de 25% (su 85% se ve entonces reducido a un 60%).

Además del sistema porcentual, que es el que rige las resoluciones de acciones, el sistema de juego de La llamada de Cthulhu prevé otras reglas para otros aspectos del juego, como el combate (con armas de fuego, aunque también con armas de combate cuerpo a cuerpo, puños, patadas etc.), la magia (en La llamada de Cthulhu la magia está esencialmente destinada a invocar horribles criaturas espeluznantes venidas de otras dimensiones) o la cordura (una de las originalidades del juego: en acorde a como sucede en los relatos de Lovecraft, los personajes están en todo momento corriendo el riesgo de perder parcial o definitivamente su salud mental, especialmente al descubrir los horrores sobrenaturales que se esconden detrás de la realidad cotidiana). Debido a este aspecto ocultista del universo lovecraftiano el juego designa a los personajes jugadores como «investigadores» y al director de juego como «guardián de los arcanos».

Other Languages