La judía

La judía
La juive
Cornélie Falcon as Rachel in La Juive by Halévy 1835 - A Colin - NGO2p110.jpg
Cornélie Falcon como Rachel (1835), retrato de A. Colin.
GéneroGrand opéra
Actos5 actos
Publicación
IdiomaFrancés
Música
CompositorJacques Fromental Halévy
Puesta en escena
Lugar de estrenoOpéra de París
Fecha de estreno23 de febrero de 1835
Personajes
  • Eléazar (tenor)
  • Rachel (soprano)
  • El príncipe Léopold (tenor)
  • La princesa Eudoxie (soprano)
  • Gian Francesco, cardenal de Brogni (bajo)
  • Ruggiero (barítono)
  • Albert (bajo)
  • Un heraldo (barítono)
  • Primer bebedor (tenor)
  • Segundo bebedor (bajo)
  • Oficial (tenor)
  • Mayordomo (barítono)
  • Verdugo (barítono)
  • El emperador Sigismund (papel mudo)
LibretistaEugène Scribe

La judía (La Juive, título original en francés) es una grand opéra en cinco actos con música de Jacques Fromental Halévy y libreto en francés de Eugène Scribe. Se estrenó en la Opéra de París el 23 de febrero de 1835.

Historia

Composición

La judía era una de las óperas más populares y admiradas del siglo XIX. Su libreto fue obra de Eugène Scribe, uno de los más prolíficos autores dramáticos de la época. Scribe estaba escribiendo según los gustos de la Opéra de Paris, donde la obra se estrenó - una obra de cinco actos presentando situaciones espectaculares (aquí el Concilio de Constanza de 1414), que permitiría una puesta en escena espectacular en una ambientación que exponía una situación dramática que también era subrayado por un poderoso tema histórico. Además de esto, pudo haber interludios corales, ballet y efectos escénicos que aprovechaban toda la gama de posibilidades disponibles en la Ópera de París.

Debido a la historia de un amor imposible entre un cristiano y una judía, la obra se ha visto por algunos como una defensa de la tolerancia religiosa, en el mismo espíritu que Los hugonotes de Meyerbeer que se estrenó en 1836, un año después de La judía, así como la novela de 1819 Ivanhoe por Sir Walter Scott que trata del mismo tema. En la época de su composición, la monarquía de julio había liberalizado las prácticas religiosas en Francia. Meyerbeer y Halévy eran los dos judíos y las tramas que trataban temas de tolerancia eran comunes en sus óperas. Sin embargo, las críticas de las primeras representaciones muestran que los periodistas de la época respondieron al liberalismo y a lo que percibían como anticlericalismo del texto de Scribe, más que con ningún tema judío específico.[1]

El libreto de La judía está considerado por algunos como que tenía la pretensión de reconsiderar el estatus de los judíos en la sociedad francesa. Sin embargo, un examen más detenido del texto - con su retrato prototípico del judío Eléazar como reservado, vengativo y materialista - no corrobora esta interpretación convincentemente.

Representaciones

La primera y ornamentada presentación de la ópera, que costó 150.000 francos, fue dirigida por François Antoine Habeneck. Las interpretaciones de la soprano Cornélie Falcon en el rol titular y el tenor dramático Adolphe Nourrit como Eléazar fueron particularmente destacadas. Nourrit tuvo una influencia significativa en la ópera: Eléazar, originalmente concebida como un papel para bajo, fue reescrito para él, y parece que fue en gran medida idea suya acabar el acto IV, no con el conjunto tradicional, sino con el aria "Rachel, quand du seigneur" para la cual es posible que él haya sugerido el texto. La producción destacó por su fastuosidad, incluyendo un órgano en escena en el Acto I, el enorme elenco secundario, y un decorado elaborado sin precedentes. Richard Wagner, que admiró La judía, pudo haber "tomado prestado" de él el efecto del órgano del acto I, para su ópera de 1868 Los maestros cantores de Núremberg. Más aún, el repiqueteo de Eléazar en su trabajo de orfebre tiene su eco en el remendado de Hans Sachs durante Los maestros cantores.

La judía disfrutó de un éxito internacional comparable al de las grandes óperas de Meyerbeer. La obra también se usó para la inauguración del recientemente construido Palais Garnier en París en 1875. La ópera fue producida por la Metropolitan Opera de Nueva York en 1919 como un vehículo para su tenor estrella, Enrico Caruso. Eléazar fue el último papel que Caruso cantó antes de su muerte prematura en 1921. Giovanni Martinelli sucedió a Caruso en el papel en el Met, y tanto él como Caruso grabaron extractos de esta ópera. Están disponibles en cedé.

La ópera fue programada regularmente hasta los años treinta. Reestrenos modernos se han representado en la Ópera Estatal de Viena (1999), la Metropolitan Opera (2003), el Teatro La Fenice en Venecia (2005), la Ópera de París (2007), el Teatro de Ópera de Zúrich (2007), la Ópera Estatal de Stuttgart (2008) y De Nederlandse Opera en Ámsterdam (2009) y la Ópera de Tel Aviv (Israel). En Zúrich y Tel Aviv la acción se cambió desde la Francia del siglo XV a los tiempos de finales del siglo XIX cuando el antisemitismo estaba en auge durante el asunto Dreyfus.

Esta ópera se representa poco; en las estadísticas de Operabase aparece la n.º 186 de las óperas representadas en 2005-2010, siendo la 23.ª en Francia y la primera de Halévy, con 16 representaciones en el período.

Other Languages
Alemannisch: La Juive
català: La Juive
Deutsch: La Juive
English: La Juive
français: La Juive
עברית: היהודייה
italiano: La Juive
日本語: ユダヤの女
Nederlands: La Juive
slovenščina: Židinja (opera)
svenska: Judinnan