La ideología alemana

La Ideología Alemana es una obra escrita por Karl Marx y Friedrich Engels en Bruselas entre 1845 y 1846. En este texto se encuentran muchas de las tesis principales del materialismo histórico por primera vez en el pensamiento marxista.

Origen de la obra y primeras ediciones

Este trabajo surge tras ser expulsado Marx de París, bajo la acusación de escribir artículos revolucionarios en el periódico oficial del Partido Obrero Socialdemócrata alemán, Vorwarts. Tiempo después llega también Engels a la ciudad belga y viajan juntos a Inglaterra a estudiar a los economistas de dicho país. A la vuelta de dicho viaje escriben La Ideología Alemana.

Marx se refirió a la obra más de diez años después de su redacción de esta manera:

"Federico Engels (...) había llegado por distinto camino al mismo resultado que yo. Y cuando, en la primavera de 1845, se estableció también en Bruselas, acordamos contrastar conjuntamente nuestro punto de vista con el ideológico de la filosofía alemana; en realidad, liquidar con nuestra conciencia filosófica anterior. El propósito fue realizado bajo la forma de una crítica a la filosofía posthegeliana. El manuscrito de dos gruesos volúmenes en octavo llevaba ya un mar de tiempo en Westfalia, en el sitio en que había de editarse cuando nos enteramos de que nuevas circunstancias imprevistas impedían su publicación. En vista de esto entregamos el manuscrito a la crítica roedora de los ratones, muy de buen agrado pues nuestro objetivo principal: esclarecer nuestras propias ideas, estaba ya logrado". Marx, K; Prólogo a la Contribución a la Crítica de la Economía Política, 1859, [1]

El libro nunca fue publicado en vida de los autores. Tras dos ediciones incompletas en 1902 y 1926, La obra fue publicada íntegramente por primera vez en 1932, por el Instituto Marx-Engels de la URSS, bajo dirección de David Riazanov. Constaba de dos tomos, el primero contenía la crítica de la filosofía posthegeliana, y el segundo, la crítica del «socialismo verdadero». Cuando su publicación, Lenin había muerto, Rosa Luxemburgo había sido asesinada y Antonio Gramsci se encontraba en la cárcel, con lo cual algunos de los teóricos más destacados del marxismo nunca tuvieron la oportunidad de conocer las ideas del libro.

Other Languages