La gran aventura de Mortadelo y Filemón

La gran aventura de Mortadelo y Filemón es una película cómica española estrenada el 7 de febrero de 2003 y dirigida por Javier Fesser. Está basada en las historietas de Mortadelo y Filemón de Francisco Ibáñez, quien se mostró bastante satisfecho con ella,[5] En la película se narra el intento de recuperación del DDT (Desmoralizador De Tropas) por parte de los agentes Mortadelo y Filemón, que ha sido robado por Nadiusko y que ha caído en manos del tirano Calimero que quiere adueñarse del mundo.

El proyecto nació cuando, en el año 2000, el director de la película tuvo un sueño en el que aparecían ambos personajes. A partir de ese momento él y su hermano Guillermo Fesser elaboraron un guion con la intención de mantener vivo el espíritu original de los tebeos.[9] Otros actores que conforman el reparto de la película son Janusz Ziemniak, en el papel de Nadiusko, Paco Sagarzazu, en el papel del tirano, María Isbert, en el papel de la madre de Filemón, Mariano Venancio, en el papel de El Súper, Janfri Topera, en el papel del profesor Bacterio, Emilio Gavira, en el papel de Rompetechos, y Berta Ojea, en el papel de la señorita Ofelia.

Su estreno mundial se produjo en España el 7 de febrero de 2003. En su primer fin de semana consiguió recaudar 5,1 millones de euros en 325 cines, convirtiéndose en el segundo estreno más taquillero en ese momento en dicho país.[13] y que la cinta también se estrenase en otros países, entre ellos Italia, República Checa y Rusia, pero no cosechó en ellos el mismo éxito que en su país de origen.

Algunas de las críticas españolas la alabaron por la calidad de sus efectos especiales y también por su banda sonora, pero hubo comentarios negativos acerca de que el guion no muestra la idea de las historietas. En el resto de países donde se estrenó, las críticas fueron mixtas: en torno a un humor que unos califican como «sátira política generalista», que en ocasiones lanza guiños a las comedias de Woody Allen, y los otros como una «burla a los restos franquistas persistentes en la sociedad española».

Argumento

Resumen de la película

El profesor Bacterio se encuentra probando su nuevo invento, el DDT (Desmoralizador De Tropas), cuando aparece un mosquito cantarín llamado Gustamante y al tratar de matarlo, el laboratorio acaba algo destrozado. Entonces llega El Súper y Bacterio le hace una prueba de los efectos del invento con unos legionarios al los que tiene encerrados con chinches carnívoras para enfadarles. Bacterio les aplica el invento y los legionarios se vuelven apáticos, saliendo la prueba a la perfección. Pero salta la alarma al entrar un intruso, Nadiusko, en la zona donde deberían estar vigilando Mortadelo y Filemón, quienes se encuentran durmiendo en su pensión. Al intentar salir del laboratorio Bacterio y el Súper quedan atrapados porque cuando las compuertas se cierran caen sobre sus pies. El Súper intenta informar a los otros agentes pero el DDT también les ha afectado, consiguiendo Nadiusko el aparato con total facilidad. Tras el fin del efecto, consiguen atrapar al intruso pero descubren que es una copia hecha con otro invento de Bacterio, la máquina de copiar gente. Mientras, el original ha montado en un coche y se dispone a salir del recinto y aunque no tiene ninguna salida, Mortadelo y Filemón, que acaban de llegar e ignoran la situación, abren la puerta principal y Nadiusko sale sin ningún problema, consiguiendo también el transformador meteorológico.

En el «terediario» informan que el tirano Calimero, dictador de Tirania, quiere «demolir» el palacio de Buckingham, porque en su país no hay espacio debido a su enorme especulación inmobiliaria, a lo que responde la reina de Inglaterra con enfado. Mientras, en la T.I.A. intentan negar el robo del DDT. El Súper no cree que Mortadelo y Filemón sean capaces de recuperarlo por lo que contrata a un agente extranjero, Fredy Mazas, encargándoles a los dos agentes el traslado de los inventos del profesor a otro lugar. Los dos agentes quieren dejarlos en casa de la madre de Filemón en el 13 Rue del Percebe, pero Mortadelo acaba vendiendo la máquina de copiar gente a Rompetechos, personaje corto de vista (y de altura), haciéndola pasar por lavadora, y por error destrozan el descapotable del Súper, además de dañarlo a él físicamente. Debido a esto son expulsados de la T.I.A. Nadiusko llama al Tirano ofreciéndole el DDT, el cual acaba aceptando para conseguir ser el dueño del mundo, descubriéndolo Fredy. Mortadelo y Filemón tienen una charla inspiradora sobre el padre desaparecido de este último, también agente secreto, por lo que deciden ir en busca del DDT por su propia cuenta. Se esconden y creen oír que un tal Mickey el Gigante fue el ladrón del aparato, por lo que van en su busca.

Rompetechos se presenta en casa de la madre de Filemón creyendo que es una oficina de reclamos para denunciar que su lavadora no funciona, siendo en realidad una casa donde se alquilan habitaciones, ésta consigue deshacerse de él empujándole por el hueco del ascensor. Mortadelo y Filemón consiguen entrar en la prisión golpeando a un agente para ir a la celda de Mickey, quien le pega una paliza a Filemón y el agente de policía manda a la celda de castigo (el “Chalecito”) a los dos agentes. Finalmente los agentes descubren que no tiene nada que ver con el robo. Fredy entra en Tirania pero un guardia lo detiene por llevar pintado en la furgoneta un mensaje contra la tiranía, pintada con anterioridad por Mortadelo como protesta por la explotación que le estaba sometiendo su jefe Filemón durante la mudanza de los inventos de Bacterio. Mientras el guardia maltrata a Fredy, Nadiusko llega a la frontera en el coche dejando el DDT y el transformador meteorológico en su interior, y llama al Tirano para informarle de que tiene el invento. Fredy consigue escapar del guardia, y trata de huir en el coche con el que vino Nadiusko, pero confunde la palanca de marchas con la del transformador meteorológico, activando viento polar e inmovilizándole de frío, que aun puede salir del coche con el DDT en la mano antes de que el guardia le atrapara, le arrancara el DDT de la mano ignorando su importancia, lanzándolo despreocupadamente hacia atrás y cayendo a una alcantarilla abierta donde acaba hundiéndose para desesperación de Nadiusko. Éste entonces llama de nuevo al dictador tratándole de hacer pasar el transformador meteorológico por el DDT, pero su nerviosismo le delata y el dictador ordena su captura.

Fredy y Nadiusko han sido condenados a muerte y están a punto de ser ejecutados. El Tirano usa el transformador meteorológico creyendo que es el DDT, recibiendo un trueno en la cabeza el verdugo Pototo, quien les iba a ejecutar. Consiguen los dos salir y a Nadiusko se le ocurre intercambiar las camisetas. Al día siguiente, el Tirano y su ayudante Klaus hablan sobre quien debería ser su sucesor, y Klaus le dice que su cuñado Esfínter es el idóneo. Fredy escucha la conversación de casualidad e informa por fax al Súper que pretende hacerse con el puesto de sucesor para así acabar con sus planes de dominar el mundo, recuperar el DDT y llegar el viernes a última hora. Al aparecer Esfínter para entrar en la sala del Tirano, Fredy le deja inconsciente y se hace pasar por él, descubre a Nadiusko e informa a los guardias del paradero de éste, que acaba fusilado, mientras él y el Tirano charlan sobre la sucesión, ya que éste quiere dejar el cargo y le enseña sus pies, que tienen seis dedos. El viernes, Bacterio le enseña al Súper un paquete donde está la camiseta agujereada de Fredy, por lo que, creyéndolo muerto, deciden que Mortadelo debe ser quien se haga pasar por el sucesor. Mortadelo, mostrando su pie descalzo, es fotografiado por Bacterio, quien pone el dedo en el objetivo. Mientras en prisión, Filemón descubre que Mortadelo se ha ido y grita que es agente de la T.I.A., descubriéndolo el maleante Matraca, que casualmente comparte celda con él desde aquella misma mañana, y le pega una paliza.

El Tirano y Fredy charlan sobre sus planes de construcción para conseguir más dinero. Ambos se dirigen a una construcción de una bola de cemento que el Tirano dispara y cae sobre el palacio de Buckingham; además enseña a Fredy la riqueza que tiene. A Fredy se le despierta la codicia y decide que quiere convertirse realmente en el sucesor del Tirano. Mientras siguen conversando, el Tirano recibe un fax con dirección 13 Rue del Percebe de Mortadelo, que por el dedo en el objetivo, parece que tiene seis dedos en los pies. Filemón se encuentra en prisión y descubre que Mickey se dio a la fuga haciendo una grieta en la pared y decide escaparse. Mientras, El Súper y Mortadelo hablan sobre el plan y Bacterio les informa que Filemón había escapado de la prisión. La madre de Filemón entra en su casa y descubre a Fredy en el armario, quien se asusta al verla y se golpea la cabeza. Al despertar, la madre le ayuda a que se reponga, cuando aparece Mortadelo creyendo que estará allí su compañero pero ve que es Fredy. Éste intenta acabar con Mortadelo creyendo que es el auténtico heredero y Mortadelo acaba clavado en la pared con una lámpara. La madre de Filemón golpea y deja inconsciente a Fredy, abre su bolsa y tira por la ventana una bomba que había en su interior, que cae sobre la cabeza de Filemón que salía por la alcantarilla, provocando una explosión que derruye la fachada del 13 Rue del Percebe. Fredy, recuperado, secuestra a la madre de Filemón, le deja una nota clavada en la pared y golpea a Rompetechos, quien seguía creyendo que había comprado una lavadora y traía la Máquina de copiar gente de nuevo a lo que él creía la Oficina de Reclamaciones, dejándole inconsciente y usando la furgoneta para ir a Tirania.

Los dos agentes se dirigen al cuartel general de la T.I.A. y Filemón dice a Mortadelo que se prepare para hacer un viaje para ir a salvar al mundo y a su madre. El Súper le da los billetes para ir a Tirania para los dos agentes y Ofelia. Mientras, en el palacio del Tirano, Fredy será nombrado sucesor. Mientras habla el Tirano, Fredy le escucha que sus cometidos no iban a ser tan propicios; atender pesadísimas reclamaciones y abrir posibles paquetes-bomba. Decide hacer un golpe de Estado, y habla con uno de los trabajadores del palacio y le ordena que cuando salga al balcón le dé al transformador meteorológico. Los agentes llegan al palacio, Filemón descubre a su madre y a Rompetechos en la sala de tortura y mediante la Máquina de convencer ordena a Pototo que se corte la cabeza mientras Mortadelo y Ofelia intentan llegar a la sala del Tirano para que Mortadelo sea nombrado como sucesor. El Tirano se sorprende de que se presente, pero Mortadelo renuncia y nombra a la reina de Inglaterra como sucesora para que Ofelia no sea asesinada por Fredy, que la tiene de rehén. Ofelia se hace pasar por reina y se pone a cantar. El Tirano descubre que Mortadelo es un impostor y le asesina yaciendo en los brazos de Filemón, y el Tirano, al verle los pies a Filemón, ve que tiene seis dedos, y descubre que él es el auténtico sucesor porque su madre, Menchu, y él fueron pareja. Filemón le da a Mortadelo agua de una copa que resulta ser el Santo Grial, salvándole la vida. Menchu y Calimero se van de viaje, pero él es atropellado y ella se queda con el dinero convirtiendo el 13 Rue del Percebe en un párking. Al final, los dos agentes llegan a España siendo alabados por todos, y El Súper les dice que llevarán el peso de la agencia, algo que hacen literalmente al tener que realizar la mudanza de la organización.[14]

Temática de la película

Humor

El humor de la película se centra en la caricatura de la sociedad española.[16]

Alusiones a otras obras

El largometraje no se centra en ninguna historieta en concreto, pero toma ciertos chistes de algunas de ellas que tuvieron fama, y los inserta en su guion;[14]

  • Uso habitual en las historias: el zapatófono y los detalles «de fondo» bastante surrealistas como un esquimal por la calle o un mono con un carro.

A lo largo de la película aparecen personajes de otras series de Ibáñez, Rompetechos y 13, Rue del Percebe, de esta última solo algunos como son el tendero, el ladrón y la portera, y se crearon algunos nuevos como la madre de Filemón.[17]

También son mencionadas otras obras de distintos autores como son Zipi y Zape, de José Escobar, Las hermanas Gilda y Anacleto, agente secreto de Manuel Vázquez.[14]

Otras diferencias entre la película y la historieta original

Existen otras notables diferencias entre la película y la historieta original: algunas partes de la película muestran una idea humanizadora, mientras que Ibáñez únicamente utiliza el humor por el humor. El crítico Antonio Tausiet, también observó que, mientras que utiliza la animosidad penosa de forma habitual (debido a que esta serie comenzó cuando se encontraba vigente el régimen franquista) en su vida, Fesser lo presenta como un exagerado barniz que muestra su decadencia.[14] Otra diferencia importante es relativa al padre de Filemón: en la película, Filemón se ha criado con su madre y no conoce a su progenitor, mientras que en las historietas sí aparece el padre de Filemón junto a su madre, concretamente en Su vida privada (1997) y ¡Misión Triunfo! (2002).

Other Languages