La caza del Octubre Rojo

La caza del Octubre Rojo es una película de 1990, basada en el superventas del mismo nombre y protagonizada por el personaje de ficción Jack Ryan creado por el novelista Tom Clancy. Fue la primera adaptación cinematográfica del Dr. Jack Ryan, interpretado por Alec Baldwin, cuyo papel protagonista se ve eclipsado por la interpretación por parte de Sean Connery como Ramius.

Argumento

Marko Ramius es el capitán del submarino nuclear más moderno de la Unión Soviética, el Octubre Rojo de la clase Typhoon, equipado con un revolucionario sistema silencioso de propulsión magnetohidrodinámica, el cual lo hace invisible a cualquier sonar. Al principio de la película, es mostrado en alta mar con otras unidades de la flota rusa, aparentemente para realizar su primer ejercicio. El capitán Ramius tiene otro plan: navegar con el submarino hasta la costa estadounidense y desertar, en venganza contra el Partido Comunista de la Unión Soviética, a quien hace responsable directo de la muerte de su mujer un año antes a manos de un cirujano ebrio que, por ser hijo de un alto cargo del Partido, no fue sancionado por la grave neglicencia que le costó la vida a la esposa de Ramius, debido a una complicación, provocada por la mala praxis del cirujano, de la apendicitis que sufría.

Para conseguir esto, debe asesinar al comisario político para quedarse a solas con sus oficiales, escogidos por él mismo, y llevar a cabo la deserción. Después de esto lee las nuevas órdenes a su tripulación, que consisten en atacar a los Estados Unidos, para respaldar la nueva ruta, y empezar su largo viaje. En un principio es descubierto y seguido por el submarino de combate estadounidense USS Dallas, pero con la activación del nuevo sistema de propulsión, aparentemente logran eludir su seguimiento y así poder seguir.

Mientras tanto, las autoridades soviéticas reciben una carta enviada por Ramius antes de su partida, anunciando su intención de desertar. El mando de la marina soviética se pone en alerta e inmediatamente manda a la mayor parte de su flota a la caza del Octubre Rojo. El despliegue de la flota soviética provoca un gran revuelo en Washington, ya que las intenciones rusas están poco claras, y desencadena un despliegue recíproco de la flota norteamericana.

En este momento, un analista de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) llamado Jack Ryan, que había estado investigando el submarino como un proyecto, sugiere la posibilidad de que Ramius pudiera estar desertando con el Octubre Rojo. El asesor en seguridad nacional del presidente, Jeffrey Pelt, sugiere que Ryan vaya con la flota del Atlántico Norte y establezca contacto con el submarino de algún modo antes de que los estadounidenses se vean forzados a hundirlo por ser una amenaza. En varios momentos de la película, Pelt sale conversando con el embajador soviético, que pide la ayuda estadounidense primero para localizar el Octubre Rojo, y luego para destruirlo. Falsamente afirma que la carta de Ramius declara su intención de atacar los Estados Unidos bajo su propia autoridad.

Al pasar por una ruta submarina, el Octubre Rojo es víctima de un sabotaje y tienen que parar el sistema de propulsión silencioso, que desemboca en un ataque con torpedos de la aviación naval rusa, donde Ramius demuestra su pericia como capitán. Al salir intactos del ataque y reparar el sistema de propulsión, el submarino "USS Dallas", gracias a los esfuerzos de un operador de sonar, Ronald "Jonesey" Jones, lo localiza otra vez. La llegada de Ryan les fuerza a perder el contacto con el submarino, cuyos oficiales han deducido que han encontrado la forma característica con la que se muestra el nuevo motor de propulsión en el sonar y así poder ubicarlo.

Ryan convence al capitán del submarino estadounidense "USS Dallas", Bart Mancuso, de que establezca contacto con el Octubre Rojo para facilitar la deserción. El plan se realiza de la siguiente manera: Ramius simula una fuga del reactor para forzar a la nave a salir a flote (cosa que Ryan ya predijo) y abandonar el submarino. La fragata norteamericana USS Reuben James de la clase " Oliver Hazard Perry" usa esta oportunidad de enviar un mensaje de advertencia a Ramius de que se abrirá fuego si intenta sumergirse. Ahora, con solamente los oficiales que le son leales, se sumerge en lo que parece ser un acto de sacrificio para impedir que el submarino caiga en manos de los estadounidenses. Siguiendo la farsa, un helicóptero "SH-60 Seahawk" lanzado desde la fragata dispara un torpedo hacia el Octubre Rojo, pero el almirante Greer hace detonar el torpedo antes de que impacte contra el submarino.

Ryan y algunos tripulantes del "USS Dallas", incluyendo al capitán Mancuso y Jonesey, se trasladan al Octubre Rojo con un minisubmarino para ofrecer cualquier ayuda que puedan necesitar. En cuanto Ramius se da cuenta de que puede confiar en ellos, pide asilo político al capitán Mancuso y este acepta la petición.

Submarino clase Alfa idéntico al Konovalov

Todo va bien hasta que se escucha un torpedo soviético en el agua: el submarino de combate soviético V.K. Konavalov, capitaneado por Tupolev y que había estado a las órdenes de Ramius, también ha encontrado al Octubre Rojo. Con un segundo torpedo dirigiéndose hacia ellos, Ramius ordena a Ryan que encare el submarino directamente en la trayectoria del torpedo y se dirija hacia él. El Capitán Mancuso insiste a Ryan para que no lo haga, pero Ryan obedece a Ramius de mala gana. Cuando el torpedo golpea el casco del submarino, se hace pedazos sin detonar, y es cuando se dan cuenta de que era una maniobra táctica para acortar el tiempo de colisión y que el torpedo no tuviese oportunidad de armarse. Un tercer torpedo ruso es disparado; esta vez todos los mecanismos de seguridad están desactivados y está armado desde su lanzamiento.

Simultáneamente, el saboteador colocado por la KGB, un miembro enrolado de la tripulación, aparentemente un cocinero ( Tomas Arana), se revela disparando en el puente de mando y consigue matar al segundo oficial del Octubre Rojo, Vasily Borodin. Ryan y Ramius van en su búsqueda para impedir que pueda destruir el submarino, mientras que Mancuso se queda al mando y debe hacer frente a la amenaza externa. Ryan mata al cocinero, y el "Konavalov" es destruido por su propio torpedo después de una serie de maniobras del "USS Dallas", todavía en la zona, y el Octubre Rojo capitaneado por Mancuso. Al final el submarino encuentra refugio en un río en Maine para evitar ser localizado por los satélites, y Ryan regresa a casa con un gran regalo para su hija.

Other Languages