La bruja (zarzuela)

La bruja
La bruja
Paseo de Chapí. Monumento a Ruperto Chapí. La Bruja.JPG
Grupo escultórico inspirado en la zarzuela La Bruja, parte del Monumento a Ruperto Chapí de Villena ( Alicante).
Género Zarzuela grande
Actos 3 actos
Idioma Español
Música
Compositor Ruperto Chapí
Puesta en escena
Lugar de estreno Teatro de la Zarzuela
Madrid
Fecha de estreno 10 de diciembre de 1887
Personajes
  • Blanca, la bruja ( mezzosoprano)
  • Leonardo, labrador ( tenor lírico)
  • Rosalía ( soprano ligera)
  • Tomillo, pastor enamorado de Rosalía ( tenor ligero)
  • Magdalena, madrastra de Leonardo y madre de Rosalía ( contralto)
  • el Inquisidor ( bajo)
  • el Cura (bajo)
  • la Madre superiora (contralto)
  • Campesinos, soldados y religiosas[1]
Libretista Miguel Ramos Carrión y Vital Aza
[ editar datos en Wikidata]

La bruja es una zarzuela grande en tres actos, divididos en cinco cuadros, compuesta por Ruperto Chapí, con libreto en español de Miguel Ramos Carrión, hay una cierta polémica en la cual se comenta que el tercer acto se debe a Vital Aza. Se estrenó en Madrid en el Teatro de la Zarzuela el 10 de diciembre de 1887.

Se trata de una zarzuela mucho más operística que las propias óperas del autor. Destacan: el magnífico preludio, la sobresaliente instrumetación en los fragmentos folclóricos (como el pasacalle y la jota), así como el talento del autor para el drama y la trama teatral.

Esta obra rara vez se representa en la actualidad; en las estadísticas de Operabase aparece con sólo 4 representaciones en el período 2005-2010.

Argumento

La acción se desarrolla en el valle del Roncal y Pamplona, a finales del reinado de Carlos II.

Acto primero

Cuadro primero

En la cocina de la casa de Leonardo; Tomillo, Magdalena y Rosalía comentan la existencia de una bruja en la comarca. Unos creen, otros dudan y todos escuchan el relato de Tomillo que afirma haber ayudado a la mujer a cruzar el río, acción por la cual recibió un doblón de oro que enseña a los presentes. Magdalena, sabedora del interés recíproco de Tomillo y Rosalía, indica al mozo que autorizará la boda cuando él consiga cien monedas como la que acaba de mostrar.

Quedan solos Leonardo y Tomillo y el hidalgo se sincera con el mozo: está desconsolado porque se ha enamorado de una joven a la que vio bañándose en el río, pero a la que no ha podido acercarse; la bruja le ha asegurado que será su esposa. Leonardo sabe que tocando tres veces un cuerno de caza, la bruja se hace visible dispuesta a socorrer a quien le necesite. Tomillo hace sonar el instrumento y recibe de la bruja el dinero que precisa. Al mismo tiempo, la anciana cuenta su historia a Leonardo: es una joven encantada que sólo podrá recuperar su apariencia anterior cuando un hombre consiga para ella fama y fortuna. Leonardo promete ser él quien la libere del hechizo. La boda de Tomillo y Rosalía se celebra y durante la fiesta Leonardo anuncia su partida hacia Italia.

Acto segundo

Cuadro segundo

Ha pasado el tiempo. En la Plaza del pueblo, se celebran las fiestas del pueblo, con la llegada de los pelotaris. Tomillo y Rosalia son ahora un feliz matrimonio, prospero gracias a la ayuda de la Bruja y han tenido muchos hijos, que han llevado a presentar a la virgen.

Durante las fiesta, llega Leonardo, convertido en capitán de los Tercios de Italia, se encuentra con Tomillo y Rosalía, les anuncia que va en busca de la bruja para librarla del hechizo. Al pueblo llega el Inquisidor que se propone prender a la bruja. Leonardo corre a avisar a Blanca

Cuadro tercero

Ante la explanada de un castillo abandonado, llega Leonardo, toca su cuerno para llamar a la Bruja. Se presenta y le cuenta sobre la llegada de la inquisición para prenderla, ésta, en lugar de huir, tranquiliza a Leonardo, convenciéndole de que ella misma será capaz de defenderse.

Cuando llega el Inquisidor, la bruja aparece radiante de belleza y esplendor, presentándose como Blanca de Acevedo, hija del dueño del castillo; a pesar de lo cual se entrega a la justicia.

Acto tercero

Cuadro cuarto

En una sala baja, en la ciudadela de Pamplona, Los soldados se encuentran bebiendo y riendo. Doña Blanca ha sido recluida en un convento en espera de que un sacerdote “le saque los demonios del cuerpo”.

Cuadro quinto

En el claustro del convento, las educandas y las monjas rezan, esperando la llegada del padre para realizar el exorcismo a Doña Blanca, comentando sobre los demonios que puede atraer. El exorcista llega –no es otro que Leonardo– con tres ayudantes –Tomillo, Rosalía y Magdalena–. Los cuatro preparan la fuga de la joven ante la sorpresa y estupor de las monjas del convento.

La obra termina con la noticia de la muerte de Carlos II “El Hechizado”, con lo que las supersticiones comenzarán a desaparecer de España. Eso, al menos, afirma Leonardo.

Other Languages
català: La bruja
français: La bruja