La balada de Narayama

La balada de Narayama (楢山節考: Narayama Bushiko) es un largometraje que ganó la Palma de oro en 1983. Fue dirigido por Shohei Imamura, y en él se da vida a una sociedad campesina, agraria y rudimentaria del Japón de hace apenas uno o dos siglos.

Esta película de 1983 está basada en la novela homónima, escrita por Shichirō Fukazawa y publicada en 1956, y en su adaptación cinematográfica de 1958, dirigida por Keisuke Kinoshita.[1]

Sinopsis

Orín, la abuela y más anciana de la casa del árbol, es decir, de la casa de la familia que dirige Tatsue (primogénito de ella), va a cumplir los setenta y está en perfecto estado. Pero para despejar camino, pues se trata de una sociedad donde sobrevive por subsistencia muy apurada, y ayudar de algún modo a su familia decide ir arrancándose ella misma los dientes; ya que según la creencia, los viejos que ya no tienen dientes han de ser dejados en la cima del monte Narayama, pues así lo desea el Dios de la montaña. A Tatsue no le queda otra que, al final, trasladar a su madre al monte, donde esta perecerá. El dilema que se le plantea a Orín es que si no se va, Kesaian -o Tatsue- no podrán tener otro hijo, otra mano fuerte de ayuda en el campo, y la posible complicación de la sucesión hereditaria.

Other Languages