La abadía del crimen

La abadía del crimen es un videojuego desarrollado inicialmente de forma freelance y publicado por la Academia Míster Chip[6]

A pesar de tener un discreto éxito comercial, el juego terminó convirtiéndose en un clásico de culto de la era de los 8 bits, tratándose por ejemplo del único videojuego español sobre el que se ha publicado hasta la fecha un libro comercial: Obsequium, lanzado en 2014 por la editorial Ocho Quilates.[7]​ Este seguimiento ha llevado al título a ser recreado y actualizado a nivel amateur numerosas veces. Finalmente, en 2016 se publicó La abadía del crimen Extensum; una versión extendida que incluye ciertas mejoras, cambios y rediseños desarrollada por Manuel Pazos (autor junto a Antonio Giner de varias de las recreaciones) y Daniel Celemín a cargo del grafismo.

Entre numerosos homenajes destaca por su importancia histórica la emisión de un sello conmemorativo por parte de Correos España con motivo de su trigésimo aniversario, promovido por la Asociación de Usuarios de Informática Clásica, y cuyo diseño ha corrido a cargo de Juan Delcán.[8]

Versiones oficiales

Fue desarrollado para diversas plataformas de la época: MSX, Spectrum, Amstrad CPC y PC. La versión de Spectrum solo fue programada para el Spectrum 128, siendo considerado uno de los diez mejores juegos para dicha plataforma por la revista británica Retro Gamer.[9]

Para Amstrad se realizaron dos versiones diferentes, una en disquete para el CPC 6128, que es de hecho la primera versión de todas las plataformas, a partir de la cual se realizaron las distintas versiones, y otra para el CPC 664 (en disquete) y el CPC 464 (en casete), similar a la versión 6128, pero con una gran parte del mapa eliminado (sobre todo pasillos sin influencia en la trama) y menos detalles gráficos (sin cruces en los ventanales de la abadía), para adaptar el juego del CPC 6128, con 128 kB de memoria RAM, a los modelos inferiores con 64 kB.

En la versión de CPC, el videojuego lleva incorporado internamente un depurador que debió utilizar el autor para poder probar el juego en el momento de su desarrollo y que no fue eliminado en la versión comercial aunque no se puede acceder a él directamente.

El juego incluía la música del álbum Anna Magdalena y la Sonata para flauta BWV 1033 de Bach así como Crystal Palace de Gwendal. La versión de PC también incluía una pequeña versión del Ave María de Schubert que sonaba durante las misas.

Existía un huevo de pascua en la versión de PC consistente en un ingenioso sistema antipiratería. Si se hacía una mala copia del juego, en vez de cantar el Ave María en misa, sonaba una voz que decía «¡pirata! ¡pirata! ¡pirata!», lo que causaba que poco después la computadora se apagara sola.[10]

Other Languages