La Salida (Venezuela)

La Salida
Protestas en Venezuela de 2014
Fecha23 de enero de 2014-18 de febrero de 2014
LugarVenezuela
Causas
  • Alto costo de la vida
  • Hiperinflación
  • Persecución política
  • Altos índices de inseguridad
  • Desabastecimiento alimenticio
ObjetivosLa salida pacífica, democrática y constitucional del régimen de Nicolás Maduro/Diosdado Cabello
Métodos
Consecuencias
  • Aprehensión de Leopoldo López, Antonio Ledezma, Daniel Ceballos y Enzo Scarano
  • Allanamiento de inmunidad de Maria Corina Machado
  • Inicio de las protestas en Venezuela de 2014
  • Figuras líderes
    Leopoldo López
    Maria Corina Machado
    Antonio Ledezma
    Movimiento Estudiantil Venezolano
    Gaby Arellano
    Villca Férnandez
    Josmir Gutierrez
    Julio César Rivas
    Roderick Navarro
    Eduardo Bittar

    La Salida fue una campaña política opositora emprendida en Venezuela el 23 de enero de 2014 y cuyo objetivo era «encontrar una salida pacífica, democrática y constitucional al gobierno de Nicolás Maduro» y a la Revolución Bolivariana del PSUV. La iniciativa fue tomada por Leopoldo López, Antonio Ledezma y María Corina Machado, líderes de la Unidad Democrática. Y culminó oficialmente el 18 de febrero de 2014 con la aprensión de López, hecho que desencadenó la oleada de protestas de 2014.

    Antecedentes

    Descontento social

    Según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), en 2013 se registraron 4410 protestas.[1]​ Varias semanas antes del inicio de las jornadas del 12 de febrero, se hablaba de acciones de protesta descentralizadas y diarias contra la crisis económica, la escasez y la delincuencia, mientras que se multiplicaban las asambleas opositoras a nivel nacional.[cita requerida]

    Las manifestaciones en contra del gobierno comenzaron en enero de 2014 y continuaron al agravarse los motivos que las causaron, en especial, al agudizarse los problemas económicos como inflación, desabastecimiento y escasez de artículos de primera necesidad.

    Mucho antes de que las protestas empezaran en la ciudad capital de Caracas, las mismas se iniciaron en las ciudades de Mérida y San Cristóbal los días 5 de enero[6]

    López es un líder dentro del movimiento de oposición al gobierno.[10]

    El presidente Maduro dijo que San Cristóbal estaba asediada por «paramilitares de derecha» bajo las órdenes del presidente Álvaro Uribe; Uribe rechazó estas declaraciones diciendo que eran una táctica de distracción. Maduro también dijo que el alcalde de San Cristóbal, Daniel Ceballos (un miembro de Voluntad Popular, el partido de López), pronto se uniría a López «detrás de las barras por fomentar la violencia». Maduro dijo que era cuestión de tiempo para que lo tengan en la misma celda.[11]​ y a la fecha continúa en la cárcel.

    Percepción de corrupción

    En una encuesta realizada por Gallup en 2014, casi el 75 % de los venezolanos consideraban que la corrupción era prevalente en su gobierno.[12]

    Leopoldo López ha dicho que «Estamos luchando contra un gobierno muy corrupto y autoritario que usa todo el poder, todo el dinero, todos los medios de comunicación y todas las leyes para mantener el control».[18]

    Crisis económica

    Según las cifras del Banco Central de Venezuela (BCV) en el 2013 se registró la inflación más alta del mundo, siendo el único país con inflación superior al 50 % ese año. Esta altísima inflación de las divisas internacionales originó la paralización de la empresa Toyota.[22]​ alegada por la prensa escrita, también originó el apoyo de los medios impresos, si bien el gobierno acusó a la prensa escrita de usar la inflación como excusa para apoyar las protestas.

    De acuerdo con Fedecámaras, la deuda en dólares del gobierno con el sector privado de los laboratorios y la industria farmacéutica que espera por el desembolso, es de 2300 millones de dólares.[23]

    El gobierno venezolano afirma que se enfrenta contra una «guerra económica»[29]

    Según el diario estadounidense The New Yorker, el presidente Maduro se ha concentrado en su apoyo político en lugar de atender asuntos prioritarios que economistas han advertido al gobierno venezolano.[31]

    Altos índices de inseguridad

    Para 2013, el Observatorio Venezolano de Violencia afirmó que en Caracas hay 79 muertes por cada 100 000 habitantes, casi 25 000 venezolanos muertos por violencia en un año, mientras el Ministerio de Interior reconoce 39 por cada 100 000 habitantes.[33]

    Según la revista estadounidense Quartz, en los primeros dos meses de 2014 casi 3000 personas fueron asesinadas ―un 10 % más que en el año anterior y un 500 % más que cuando Hugo Chávez asumió la presidencia―.[36]

    Luego de que la actriz y ex Miss Venezuela Mónica Spear y su esposo, un ciudadano británico, murieran en un robo en la carretera en la presencia de su hija de cinco años, quien también recibió un disparo en la pierna,[38]

    La oposición dice que los altos niveles de criminalidad son culpa del gobierno por ser suave con el crimen, politizar y corromper las instituciones como el poder judicial y por glorificar la violencia en sus discursos, mientras que el gobierno insiste que los culpables son los males capitalistas.[39]

    Elecciones presidenciales de 2013

    Fila de personas típica en Venezuela, para adquisición de productos de primera necesidad, en este caso papel higiénico.

    El 14 de abril de 2013, Nicolás Maduro ganó la elección presidencial con 50,6 % de los votos, por delante del 49,1 % de Henrique Capriles Radonski. Los resultados fueron sorprendentes[48]

    Luego de que el gobierno se rehusara a realizar un recuento de todos los votos, hubo protestas en contra de Maduro. Los manifestantes eventualmente fueron dispersados por miembros de la Guardia Nacional utilizando gas lacrimógeno y balas de plástico.[52]

    El 12 de junio de 2013 se anunciaron los resultados de la auditoría parcial. El CNE ratificó los resultados iniciales y confirmó la victoria electoral de Maduro.[55]​ mientras que los candidatos de la oposición fueron ignorados o insultados.

    Other Languages