La Emergencia

La Emergencia (en inglés: The Emergency, en irlandés: Ré na Práinne) fue un eufemismo oficial usado por el Gobierno de Irlanda durante la década de 1940 para referirse a su posición durante la Segunda Guerra Mundial. El Estado fue oficialmente neutral durante la II Guerra Mundial, pero declaró un estado de emergencia el 2 de septiembre de 1939, y aprobó el Acta de Poderes de Emergencia al día siguiente. Esto dio nuevos poderes al gobierno durante el periodo que duró "La Emergencia", tales como internamiento, censura de prensa y correspondencia, y el control de la economía por parte del gobierno. El término ha permanecido en uso, por ejemplo, en contextos culturales e históricos en libros de texto. El Acta fue abrogada el 2 de septiembre de 1946. Aunque el estado de emergencia como tal no fue rescindido sino hasta el 1 de septiembre de 1976, ninguna legislación de emergencia fue aprobada después de 1946 para explotar esta anomalía.

Antecedentes

En 1939, los 26 condados del sur de Irlanda eran un dominio, usualmente llamados por el anglicismo de su nombre en Irlandés (Eire). Desde 1932 el partido gobernante fue el republicano Fianna Fáil, dirigido por Éamon de Valera. De Valera consiguió promulgar una nueva constitución en 1938 que distanció a la República de Irlanda del Reino Unido. Él tenía buenas relaciones con el Primer Ministro Británico, Neville Chamberlain y no sólo había sido capaz de ganar aceptación para la nueva constitución, sino que había negociado la entrega de los Treaty Ports (tres puertos irlandeses que habían permanecido bajo jurisdicción británica después del Tratado Anglo-Irlandés y resolvieron diferencias económicas. El mayor desacuerdo entre los dos países era el estatus de Irlanda del Norte, que había permanecido como parte del Reino Unido tras la devolución. Los irlandeses la veían como una parte integral de la nación de Irlanda, mientras que los británicos estaban remientes a dejar a la mayoría unionista en una Irlanda unificada. Dentro de la misma Irlanda, el IRA armado, quien se veía a sí mismo como el "verdadero" gobernante de Irlanda, permaneció y rechazó el acuerdo existente y estaban dispuestos a expulsar a los británicos por la fuerza si fuera necesario.

Other Languages