La Cebada

La Cebada, IV Región, Chile(Al fondo se divisa la Ruta Panamericana. Al costado izquierdo, la quebrada Locayo; al fondo se divisa la quebrada El Teniente.).
Playa de La Cebada.

La Cebada es una comunidad agropecuaria ubicada en la IV Región de Chile, específicamente en el "km 338" de la Panamericana, hoy Ruta 5 Norte. Sus coordenadas geográficas son30°58′8″S 71°38′26″O / -30.96889, 30°58′8″S 71°38′26″O / -71.64056.

La Cebada está contigua a la comuna de Punitaqui y Canela y los poblados más cercanos son Mantos de Hornillo por el sur (10 km), Socos por el norte (40 km) y Peñablanca por el este (16 km). Las ciudades más cercanas son Ovalle por el noreste distante a 110 km y Los Vilos 116 km al sur. Su capital provincial, Coquimbo está a 135 km hacia el norte.

Historia

Esta gran comunidad tiene su origen en una sola gran Merced de tierras entregada por la Corona Española a comienzos del siglo XVII, Al Capitán don Blas Pizarro del Pozo y Gamboa de Astudillo hijo de don Diego Pizarro del pozo y Clavijo de Galvéz, Miembro de una de las familias Terratenientes más ricas e influyentes de la La Serena durante el período colonial, Este latifundio se ubicada a las espaldas del cerro Talinay, alcanzaba en su límite norte hasta la llamada "boca del Río Limarí” equivalente a la actual desembocadura; por su parte en su límite sur llegaba hasta la quebrada llamada El Teniente, al oriente limitaba con el Camino Real y al poniente con el Mar Pacífico.[5]

En el año 1820 es aproximadamente cuando estas tierras conformaban la Hacienda de La Cebada, cuyos dueños eran el capitán español don Agustín de Carvajal y la Criolla María Campos provenientes de la Villa Barraza. Los límites de la hacienda eran por el norte hasta el cerro de Talinay, (km 347) por el sur hasta "Majadas blancas" (km 328 de la Panamericana), por el este hasta la ubicación de la actual Peñablanca y por el Oeste hasta el borde costero.

La hacienda de La Cebada se dedicaba al cultivo de cebada, trigo y frutales y sus descendientes se disperdigaron por los confines de la hacienda por sucesiones y herencias hasta conformar una comunidad de campesinos dedicados a la crianza de caprinos y la pequeña minería. Como muchas otras, la localidad de La Cebada aún vive en estado de subdesarrollo y con un estilo de vida similar a los de sus antepasados.

Other Languages