La Casera

La Casera
El refresco mediterráneo
Tapon la casera.jpg
Tipo Sociedad anónima
Industria Alimentación
Fundación 1949
Sede central Madrid, España
Productos Refrescos
Sitio web http://www.lacasera.es
[ editar datos en Wikidata]

La Casera es una marca de refrescos española. Fue fundada en 1949 y perteneció a la familia Duffo hasta 1996. En la actualidad es propiedad de la empresa Orangina Schweppes, que a su vez es, desde 2009, propiedad del grupo japonés Suntory.

Comercializa bebidas gaseosas: gaseosa, refrescos de limón, refrescos de naranja, refrescos de cola y tinto de verano (una mezcla de vino y gaseosa).

Historia

Los orígenes de la marca se deben a don Francisco Duffo Foix, nacido en Saint Laurent de Nest, Francia, en 1873, emigró de joven a Argentina donde empezó a trabajar representando a diversas marcas internacionales. En un viaje a San Sebastián, España, conoce a la que sería su esposa, Victoria González, con la que tendrá cinco hijos.[1]

La familia se traslada a París. Ahí el señor Duffo se hace con la representación de la empresa British Siphon, los sifones se convierten en uno de los productos estrella entre la gran cantidad de productos que vende a todo el mundo.

En 1914, con la Primera Guerra Mundial, interrumpe su actividad y regresa a España. Primero se instala en San Sebastián y más tarde en Barcelona, donde comienza a fabricar él mismo los sifones, vendiéndolos bajo la marca El Rayo. Por esas fechas, en los años 20, tras reunirse en París con los directivos de la empresa Coca Cola, obtiene la primera concesión para España de la marca americana, que embotella y comercializa con éxito hasta la Guerra Civil.[2] Años más tarde, sus hijos serían los responsables de traer y popularizar en España otra bebida extranjera, la tónica, al convertirse en 1957 en los concesionarios de Schweppes para España.

La guerra supone un paréntesis para sus negocios debido a la falta de materia prima y la posguerra trae una grave crisis. En aquella época existían un sinfín de marcas de gaseosa, eran marcas muy locales elaboradas artesanalmente. Su hijo Félix Duffo tiene la idea de fabricar gaseosas a otro nivel, conseguir una bebida suave y agradable, con un formato estandarizado que pueda ser vendida masivamente en todo el país. Los hermanos Duffo estaban dispuestos a poner cada uno su granito de arena en el ambicioso proyecto: Francisco hijo, la distribución por toda España; Víctor -fabricante de esencias y jarabes-, el olfato; y Félix, la coordinación.

El 31 de mayo de 1949, se constituye La Casera S.L.. El 23 de agosto se pagan 2.300 pesetas para la licencia de apertura de un local de 371 metros en Madrid.

En abril de 1950 aparecen en el mercado las primeras 1.417 botellas de La Casera, que se vendieron por 1.700,40 pesetas. Se vendían botellas de un litro, sustituyéndose el tradicional cierre de corcho con una cuerda, por un cierre mecánico con un tapón de porcelana, como el del agua oxigenada, dando así la imagen de algo moderno e higiénico. En junio, se fabricaron 25.000 y al final del año se habían vendido 380.090 litros, lo que supuso unos ingresos de casi medio millón de pesetas. Para que las amas de casa conocieran el producto, un repartidor en bicicleta de tres ruedas regalaba por los barrios las botellas. El ama de casa se quedaba con el casco y si quería una nueva tendría que pagar 1,20 pesetas, un lujo para aquella época.[ cita requerida]

En cada lugar en que La Casera se quería implantar se compraba la fábrica de gaseosa más fuerte o se firmaba un acuerdo de colaboración. En este periodo se crea una red de distribución propia para llegar a todos los rincones de una España de posguerra muy mal comunicada, lo que dio lugar a curiosas anécdotas. Las tortuosas y empinadas calles de Jerez de los Caballeros fueron recorridas durante años por 10 burros que salían juntos de la fábrica y hacían el reparto sin más compañía que su instinto. Cada burro realizaba su itinerario, parándose sin error en la puerta de sus clientes, que recogían la mercancía y dejaban en su lugar los cascos vacíos. Otro caso curioso era el de Navalvillar de Pela: el reparto se hacía en el coche fúnebre, y el día que había entierro no había gaseosa.[ cita requerida]

En los 60 se crean nuevos sabores, aparecen La Casera Limón y La Casera Naranja. Todo crece año tras año hasta llegar en 1971 a una producción de 300.000 litros a la hora, se convierte en el refresco familiar por excelencia y el complemento típico del vino de mesa.

En 1986 La Revoltosa es condenada judicialmente a pagar 1 millón de pesetas a La Casera por utilizar los mismos envases.[3]

No obstante, se fue producidendo una pérdida progresiva de la cuota de mercado de un 19,1% en 1990 a un 12,3% en 1995.[4]

En diciembre de 1995 el número de trabajadores de La Casera se había reducido a 935 y la marca presentó un plan de viabilidad que incluía despidos de más de 400 personas y el cierre de varias fábricas.[9]

En febrero de 1999 el fondo de inversiones francés Paribas compró un 13% de las acciones de La Casera al grupo Bavaria.[11]

En diciembre de 1998 Coca-Cola acuerda adquirir las marcas de Cadbury Schweppes. Este acuerdo inicialmente excluía a Estados Unidos, Francia y Sudáfrica.[15]

En mayo de 1999 IBG adquirió el 65% del grupo Kalise La Menorquina por 29600 millones de pesetas. El grupo Kalise La Menorquina estaba en poder del grupo norteamericano TLC Beatrice International.[17]

En 2001 el grupo británico Cadbury Schweppes compró La Casera por 19.467 millones de pesetas.[19]

En noviembre de 2005 Cadbury Schweppes llegó a un acuerdo con los fondos de inversión Lion Capital y Blackstone para venderles sus bebidas en Europa continental por 1850 millones. Entre esas marcas estaban La Casera y Trina.[20]

En 2001 Cadbury Schweppes había comprado la marca Orangina y en 2008 pasó a llamarse Orangina Schweppes. En 2009 el grupo japonés Suntory adquirió la empresa Orangina Schweppes, que a su vez era propietaria de La Casera.[22]

La tradicional botella de cristal de La Casera con el tapón de porcelana se vende en páginas web como eBay como objeto de colección. En 1999, con motivo del 50 aniversario de la marca, salió al mercado una edición conmemorativa de su famosa botella de cristal. Se fabricaron más de 1 millón de botellas para la ocasión, réplicas exactas de las que dejaron de venderse en los 70.

Other Languages
English: La Casera
euskara: La Casera
italiano: La Casera