La Campana (Colima)

Zona Arqueológica – Cultura Capacha
Pirámide, Zona Arqueológica La Campana
Nombre: Zona arqueológica de La Campana
Tipo Arqueología
Ubicación Municipio de Colima, Estado de Colima
Flag of Mexico.svg México
Localización Mesoamérica ( México)
Coordenadas 19°16′04″N 103°43′33″O / 19.26778, 19°16′04″N 103°43′33″O / -103.72583
Cultura Capacha
Lenguaje
Cronología 100- 1500 d. C.
Período Posclásico
Página INAH Zona Arqueológica La Campana INAH

La Campana es un yacimiento arqueológico considerado en la lista del patrimonio arqueológico mexicano desde 1917. Se localiza en las inmediaciones de la Ciudad de Colima, cerca de los estados de Jalisco y Michoacán. Este sitio fue el núcleo prehispánico de mayor población en el Occidente de México. A través de los estudios de sabe que algunas de las características de este asentamiento están relacionadas con la cultura Teotihuacana durante el periodo Clásico.

En el sitio se han encontrado vestigios de la fase cerámica denominada Capacha, que data del año 1500 a. C.. Destaca la presencia de tumbas de tiro, ofrendas de cerámica, sistemas de drenaje pluvial, avenidas y un centro administrativo y religioso con numerosos monumentos. Los descubrimientos de La Campana fueron expuestos al público por primera vez en 1995. Los españoles descubrieron La Campana en 1524 cuando esta era conocida como Almoloyan, o el lugar entre los dos ríos.[1]

Historia

El sitio tiene su origen en épocas muy tempranas, hay vestigios de la fase cerámica denominada Capacha, del Preclásico Temprano de Mesoamérica. La evidencia arquitectónica en la superficie corresponde al horizonte Clásico ( 100- 1500 a. C.) Su máximo esplendor fue el periodo comprendido entre el 700 y el 900 de nuestra era.[1]

Es importante destacar la presencia de calles, un sistema de drenaje pluvial y de un centro religioso y administrativo, con numerosos monumentos, así como áreas habitacionales, con casas fáciles levantadas sobre plataformas tanto circulares como rectangulares, con paredes de caña y lodo y techumbre de palma respondiendo a las necesidades de la región altamente sísmica.[1]

En la economía y desarrollo de La Campana influyó su situación geográfica en el valle de Colima, pues allí fue donde convergieron tanto mercancías de lujo procedentes de las costas occidentales del centro de México, como productos agrícolas, materias primas de la región y maravillosas obras escultóricas en arcilla para su comercialización. Además cabe destacar el control que durante su apogeo ejerció sobre otros asentamientos de menor tamaño. Es probable que, según los arqueólogos, su decadencia estuviera relacionada con los terremotos que afectaron el centro ceremonial, quedando sólo algunos grupos asentados hasta el momento de contacto con los españoles.

El sitio presenta evidencias de todo el desarrollo arquitectónico prehispánico, y en el subsuelo presenta igual complejidad arquitectónica en estructuras. En las edificaciones se emplearon cantos rodados de diversos tamaños, obtenidos de ríos, algunos de ellos muy lejanos. Para unir las piedras y levantar los muros a diversas alturas, utilizaron arcilla mezclada con restos vegetales, las superficies se cubrieron con enjarres aplanados de lodo, los cuales se sometieron a la acción del fuego para que endureciera y agarrara la calidad requerida. Como efecto de la Conquista, la población perdió mucha información de los orígenes; algunos investigadores señalan que fue un enclave de habla náhuatl, pero se sabe que también se hablaban otras lenguas, algunas pertenecientes a la familia yutonahua, en la que se engloban las siguientes lenguas:

Other Languages