La Bodeguita del Medio

La Bodeguita del Medio
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad
La Bodeguita del Medio.jpg
La Bodeguita del Medio
Coordenadas 23°08′27″N 82°21′08″O / 23.140774, 23°08′27″N 82°21′08″O / -82.3522156
País Flag of Cuba.svg  Cuba
Tipo Cultural
Criterios iv, v
N.° identificación 204
Región América Latina y el Caribe
Año de inscripción 1982 (VI sesión)
[ editar datos en Wikidata]

La Bodeguita del Medio es un típico restaurante de La Habana en Cuba) (Ubicación: Empedrado No. 307 e/ Cuba y San Ignacio (537) 867 1374) y uno de los grandes lugares turísticos de la ciudad, por donde han pasado numerosos visitantes, desde escritores a políticos. Todos ellos dejan su huella en el local mediante algún recuerdo, fotos, objetos o grafitis en sus paredes. En ellas se pueden encontrar copias de firmas tan insólitas como la de Errol Flynn y algunas originales como la de Salvador Allende. 23°08′27″N 82°21′08″O / 23.140774, 23°08′27″N 82°21′08″O / -82.3522156

En sus salas se puede disfrutar del ambiente típico cubano, con su gastronomía, su tabacos y su música; que recogen toda la esencia de la tradición.

La Bodeguita del Medio en La Habana, Cuba.

Historia

En 1942 Ángel Martínez compra la bodega La Complaciente en la calle Empedrado de La Habana Vieja. Se convertiría en Casa Martínez donde se vendían productos típicos y se daban algunas comidas y la gente acudía con sus amigos. Ese local sería el embrión de la actual Bodeguita. Al poco tiempo de que la bodega se convirtiera en Bodeguita empezaron a acudir personajes relevantes como Gabriela Mistral, Agustín Lara, Pablo Neruda, Ernest Hemingway, Nicolás Guillén, Carlos Mastronardi...

Félix Ayón era el director de una editora habanera que va a vivir al lado de Casa Martínez, donde empieza a realizar comidas con sus clientes y amigos. Las comidas tienen éxito, era la típica comida criolla, y en 1948 el establecimiento da paso a la actual Bodeguita del Medio.

La ubicación de las sedes ministeriales en La Habana Vieja hacía que hubiera demanda de establecimientos de comidas y aunque la Casa Martínez normalmente no las servía acabó por hacerlo.

En 1949 entra como cocinera Silvia Torres, "la china", que convertiría su arte de cocinar en un negocio de éxito. El 26 de abril de 1950 se inaugura oficialmente la Bodeguita del Medio.

Después de 1959 la Bodeguita del Medio fue cerrada en medio de una ofensiva revolucionaria y sus paredes pintadas, por lo que se perdieron las firmas originales que las personas estampaban en ellas. También se perdieron algunas de las fotografías que allí colgaban. Gracias a Salvador Allende, quien fuera años más tarde presidente de Chile, se reabrió el local. Por algunas fotos recuperadas, y por otras donadas, se pudo reconstruir el ambiente de su época, y dibujar las firmas perdidas.

En septiembre del 1997 una bomba estallaría en La Bodeguita, dentro de una oleada radical en contra de locales de lujo turísticos, varias docenas de personas resultarían heridas. El mercenario salvadoreño Ernesto Cruz seria convicto por el acto.

En la actualidad hay establecimientos con el mismo nombre en otros lugares del mundo tales como Argentina, Costa Rica, Bolivia, México, Colombia, Venezuela, Alemania, Inglaterra y Gijón en España.

  • Ernest Hemingway escribió en inglés en una de las parederes de La Bodeguita del Medio: My mojito in La Bodeguita, My daiquiri in El Floridita es decir "Mi mojito en la Bodeguita... y mi daiquirí en el Floridita".[1]
  • Nicolás Guillén le dedicó estos versos haciendo referencia a las características y el simbolismo de este singular restaurante:

La Bodeguita es ya la bodegona,
que en triunfo al aire su estandarte agita,
más sea bodegona o bodeguita
La Habana de ella con razón blasona.
Hártase bien allí quien bien abona
plata, guano, parné, pastora, guita.
Mas si no tiene un kilo y de hambre grita.
No faltara cuidado a su persona.
La copa en alto, mientras Puebla entona
su canción, y Martínez precipita.
Marejadas de añejo, de otra zona.
Brindo porque la historia se repita,
y porque es ya la bodegona,
nunca deje de ser La bodeguita.

Origen del nombre

En Cuba, casi todas las fondas (restaurantes modestos) y bodegas (pequeños mercados de vecindario) se hallaban estratégicamente situados en las esquinas o extremos de una calle.

Originalmente, y antes de ser sólo un restaurante, este local había sido una bodega que, a diferencia del resto, estaba a mitad de una calle. Así, pues, no se trataba de una bodega cualquiera, sino de la bodeguita que estaba en el medio de una calle. Cuando el local pasó a ser restaurante, su dueño decidió conservar el nombre con el que los clientes ya habían bautizado su negocio.

Other Languages