Líquido
English: Liquid

Formación de una gota esferoidal en la superficie del agua líquida, la forma esférica minimiza la superficie, que es el resultado natural de la tensión superficial de los líquidos.

El líquido es un estado de agregación de la materia en forma de fluido altamente incompresible, lo que significa que su volumen es casi constante en un rango grande de presión.[4]​dando lugar a fenómenos humectantes.

Descripción de los líquidos

El estado líquido es un estado de agregación de la materia intermedio entre el estado sólido y el estado de gas. Las moléculas de los líquidos no están tan próximas como las de los sólidos, pero están menos separadas que las de los gases. Las moléculas en el estado líquido ocupan posiciones al azar que varían con el tiempo. Las distancias íntermoleculares son constantes dentro de un estrecho margen. En algunos líquidos, las moléculas tienen una orientación preferente, lo que hace que el líquido presente propiedades anisótropas (propiedades, como el índice de refracción, que varían según la dirección dentro del material).

Los líquidos presentan tensión superficial y capilaridad, generalmente se dilatan cuando se incrementa su temperatura y pierden volumen cuando se enfrían, aunque sometidos a compresión su volumen es muy poco variable a diferencia de lo que sucede con otros fluidos como los gases. Los objetos inmersos en algún líquido están sujetos a un fenómeno conocido como flotabilidad.

Líquidos

Su forma es esférica si sobre él no actúa ninguna fuerza externa. Por ejemplo, una gota de agua en caída libre toma la forma esférica.[5]

Como fluido sujeto a la fuerza de la gravedad, la forma de un líquido queda definida por su contenedor. En un líquido en reposo sujeto a la gravedad, en cualquier punto de su seno existe una presión de igual magnitud hacia todos los lados, tal como establece el principio de Pascal. Si un líquido se encuentra en reposo, la presión hidrostática en cualquier punto del mismo viene dada por:

Donde es la densidad del líquido, es la gravedad (9,8 m/s) y es la distancia del punto considerado a la superficie libre del líquido en reposo. En un fluido en movimiento la presión no necesariamente es isótropa, porque a la presión hidrostática se suma la presión hidrodinámica que depende de la velocidad del fluido en cada punto.

Cambios de estado

Un diagrama de cambio de fase típico: la línea punteada muestra el comportamiento anómalo del agua. Las líneas verdes muestran como el punto de congelación puede variar con la presión, y la línea azul muestra el punto de ebullición puede variar con la presión. La línea roja muestra la frontera de condiciones de presión y temperatura en la que puede ocurrir la sublimación o deposición sólida.

En condiciones apropiadas de temperatura y presión, la mayoría de las sustancias pueden existir en estado líquido. Cuando un líquido sobrepasa su punto de ebullición cambia su estado a gaseoso, y cuando alcanza su punto de congelación cambia a sólido. Aunque a presión atmosférica, sin embargo, algunos sólidos se subliman al calentarse; es decir, pasan directamente del estado sólido al estado gaseoso (véase evaporación). La densidad de los líquidos suele ser algo menor que la densidad de la misma sustancia en estado sólido. Algunas sustancias, como el agua, son más densas en estado líquido.

Por medio de la destilación fraccionada, los líquidos pueden separarse de entre sí al evaporarse cada uno al alcanzar sus respectivos puntos de ebullición. La cohesión entre las moléculas de un líquido no es lo suficientemente fuerte por lo que las moléculas superficiales se pueden evaporar.

Propiedades de los líquidos[6]

Viscosidad

En la animación, el fluido de abajo es más viscoso que el de arriba.

Los líquidos se caracterizan porque las fuerzas internas del mismo no dependen de la deformación total, aunque usualmente sí dependen de la velocidad de deformación, esto es lo que diferencia a los sólidos deformables de los líquidos. Los fluidos reales se caracterizan por poseer una resistencia a fluir llamada viscosidad (que también está presente en los sólidos viscoelásticos). Eso significa que en la práctica para mantener la velocidad en un líquido es necesario aplicar una fuerza o presión, y si dicha fuerza cesa el movimiento del fluido cesa finalmente tras un tiempo finito.

La viscosidad de un líquido crece al aumentar su masa molar y disminuye al crecer la temperatura. La viscosidad también está relacionada con la complejidad de las moléculas que constituyen el líquido: es baja en los gases inertes licuados y alta en los aceites pesados. Es una propiedad característica de todo fluido (líquidos o gases).

La viscosidad es una medida de la resistencia al desplazamiento de un fluido cuando existe una diferencia de presión. Cuando un líquido o un gas fluyen se supone la existencia de una capa estacionaria, de líquido o gas, adherida sobre la superficie del material a través del cual se presenta el flujo. La segunda capa roza con la adherida superficialmente y esta segunda con una tercera y así sucesivamente. Este roce entre las capas sucesivas es el responsable de la oposición al flujo, o sea, el responsable de la viscosidad.

La viscosidad se mide en poises, siendo un poise la viscosidad de un líquido en el que para deslizar una capa de un centímetro cuadrado de área a la velocidad de 1 cm/s respecto a otra estacionaria situado a 1 cm de distancia fuese necesaria la fuerza de una dina.

La viscosidad suele decrecer en los líquidos al aumentar la temperatura, aunque algunos pocos líquidos presentan un aumento de viscosidad cuando se calientan. Para los gases la viscosidad aumenta al aumentar la temperatura.

La viscosidad de un líquido se determina por medio de un viscosímetro entre los cuales el más utilizado es el de Ostwald.[7]​ Este se utiliza para determinar viscosidad relativa, es decir, que conociendo la viscosidad de un líquido patrón, generalmente agua, se obtiene la viscosidad del líquido problema a partir de la ecuación:

Fluidez

La fluidez es una característica de los líquidos o gases que les confiere la habilidad de poder pasar por cualquier orificio o agujero por más pequeño que sea, siempre que esté a un mismo nivel del recipiente en el que se encuentren el líquido a diferencia del restante estado de agregación conocido como sólido.

La fluidez se debe a que un fluido puede adquirir una deformación arbitrariamente grande sin necesidad de ejercer una tensión mecánica. La tensión mecánica o presión en el seno del fluido depende esencialmente de la velocidad de la deformación no de la deformación en sí misma a diferencia de los sólidos que tienen memoria de forma y experimentan tensiones tanto más grandes cuanto más se alejan de la forma original, es decir, en un sólido la tensión está relacionada primordialmente con el grado de deformación.

Presión de vapor

Presión de un vapor en equilibrio con su forma líquida, la llamada presión de vapor, solo depende de la temperatura; su valor a una temperatura dada es una propiedad característica de todos los líquidos.

También lo son el punto de ebullición, el punto de solidificación y el calor de vaporización (esencialmente, el calor necesario para transformar en vapor una determinada cantidad de líquido).

En ciertas condiciones, un líquido puede calentarse por encima de su punto de ebullición; los líquidos en ese estado se denominan supercalentados. También es posible enfriar un líquido por debajo de su punto de congelación y entonces se denomina líquido superenfriado.

Otras propiedades

Los líquidos no tienen forma fija pero sí volumen. Tienen variabilidad de forma y características muy particulares que son:

  1. Cohesión: fuerza de atracción entre moléculas iguales
  2. Adhesión: fuerza de atracción entre moléculas diferentes.
  3. Tensión superficial: fuerza que se manifiesta en la superficie de un líquido, por medio de la cual la capa exterior del líquido tiende a contener el volumen de este dentro de una mínima superficie.
  4. Capilaridad: facilidad que tienen los líquidos para subir por tubos de diámetros pequeñísimos (capilares) donde la fuerza de cohesión es superada por la fuerza de adhesión.

Véase también

Referencias

  1. Márquez, Eduardo J. Martínez (16 de junio de 2009). Química 1: primer semestre. Cengage Learning Editores. ISBN 6074811016. Consultado el 6 de febrero de 2018. 
  2. Atkins, Peter; Jones, Loretta (2006). Principios de química: los caminos del descubrimiento. Ed. Médica Panamericana. ISBN 9789500600804. Consultado el 6 de febrero de 2018. 
  3. Gillespie, Ronald J. (August 1988). Química. Reverte. ISBN 9788429171884. Consultado el 6 de febrero de 2018. 
  4. Aguirre, Gabriela Pérez (2007). Química 1. Un Enfoque Constructivista. Pearson Educación. ISBN 9789702607427. Consultado el 6 de febrero de 2018. 
  5. Física general. Escrito por Santiago Burbano de Ercilla, Carlos Gracía Muñoz. (books.google.es). Página 295.
  6. Khouri, Elías Afif (2004). Apuntes de hidráulica para explotaciones forestales. Universidad de Oviedo. ISBN 9788483174531. Consultado el 6 de febrero de 2018. 
  7. Sánchez, Eva Casado (2012-07). OPERACIONES BÁSICAS LABORATORIO GM 12 CF. Editorial Paraninfo. ISBN 9788497328852. Consultado el 6 de febrero de 2018. 

Bibliografía

  • Física general. Escrito por Santiago Burbano de Ercilla, Carlos Gracía Muñoz. (books.google.es)

Enlaces externos


Other Languages
Afrikaans: Vloeistof
Alemannisch: Flüssigkeit
aragonés: Liquido
العربية: سائل
مصرى: سايل
অসমীয়া: তৰল পদাৰ্থ
asturianu: Llíquidu
azərbaycanca: Maye
تۆرکجه: مایع
башҡортса: Шыйыҡса
беларуская: Вадкасць
беларуская (тарашкевіца)‎: Вадкасьць
български: Течност
বাংলা: তরল
bosanski: Tečnost
буряад: Шэнгэн
català: Líquid
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Ĭk-tā̤
Cebuano: Likido
کوردی: شلە
čeština: Kapalina
Чӑвашла: Шĕвек
Cymraeg: Hylif
dansk: Væske
Deutsch: Flüssigkeit
Ελληνικά: Υγρό
English: Liquid
Esperanto: Likvo
eesti: Vedelik
euskara: Likido
فارسی: مایع
suomi: Neste
Võro: Vedelüs
Na Vosa Vakaviti: Waini
français: Liquide
Gaeilge: Leacht
galego: Líquido
ગુજરાતી: પ્રવાહી
Gaelg: Ushlagh
客家語/Hak-kâ-ngî: Yi̍t-thí
עברית: נוזל
हिन्दी: द्रव
Fiji Hindi: Liquid
hrvatski: Tekućine
Kreyòl ayisyen: Likid
magyar: Folyadék
հայերեն: Հեղուկ
interlingua: Liquido
Bahasa Indonesia: Cairan
Ido: Liquido
íslenska: Vökvi
italiano: Liquido
日本語: 液体
ქართული: სითხე
Taqbaylit: Amazzal
қазақша: Сұйықтық
ಕನ್ನಡ: ದ್ರವ
한국어: 액체
kurdî: Şile
Кыргызча: Суюктук
Latina: Liquidum
Limburgs: Vleujstof
lingála: Bomái
lietuvių: Skystis
latviešu: Šķidrums
македонски: Течност
മലയാളം: ദ്രാവകം
монгол: Шингэн
मराठी: द्रव
Bahasa Melayu: Cecair
မြန်မာဘာသာ: အရည်
Plattdüütsch: Fletigkeit
नेपाली: तरल
नेपाल भाषा: ति
Nederlands: Vloeistof
norsk nynorsk: Væske
norsk: Væske
Novial: Liquide
occitan: Liquid
Oromoo: Dhangala'oo
ਪੰਜਾਬੀ: ਤਰਲ
polski: Ciecz
پنجابی: مائع
português: Líquido
Runa Simi: Puriqlla
română: Lichid
русский: Жидкость
sicilianu: Statu liquitu
Scots: Liquid
سنڌي: پاڻياٺ
srpskohrvatski / српскохрватски: Tečno agregatno stanje
සිංහල: ද්‍රව
Simple English: Liquid
slovenčina: Kvapalina
slovenščina: Kapljevina
chiShona: Mutuvi
Soomaaliga: Dareere
shqip: Lëngu
српски / srpski: Течност
Sunda: Cacai
svenska: Vätska
Kiswahili: Kiowevu
தமிழ்: நீர்மம்
тоҷикӣ: Моеъ
Tagalog: Likido
Türkçe: Sıvı
татарча/tatarça: Sıyıqlıq
українська: Рідина
اردو: مائع
oʻzbekcha/ўзбекча: Suyuqlik
vèneto: Lìquido
Tiếng Việt: Chất lỏng
West-Vlams: Vloeistoffe
Winaray: Likido
Wolof: Yolaakon
吴语: 液体
ייִדיש: פליסיקייט
中文: 液体
文言: 液體
Bân-lâm-gú: E̍k-thé
粵語: 液體