Líneas Aéreas del Estado

Líneas Aéreas del Estado
La Patagonia Argentina unida por LADE
FAA Saab340.jpg
Saab 340 en Aeroparque Jorge Newbery
IATA
5U
OACI
LDE
Indicativo
LADE
Fundación 23 de octubre de 1944
Aeropuerto principal
Aeropuerto secundario Aeropuerto Internacional Comandante Armando Tola, El Calafate, Santa Cruz
Sede central Buenos Aires, Argentina Bandera de Argentina
Flota 28
Destinos 11
Compañía Fuerza Aérea Argentina
Página web www.lade.com.ar
[ editar datos en Wikidata]

La Dirección General de Líneas Aéreas del Estado (LADE) es la única aerolínea de fomento de Argentina con sede en Buenos Aires y compone una de las siete Direcciones Generales de la Subjefatura del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina.

Se trata de una empresa de capital público operada por la Fuerza Aérea Argentina, con material y personal militar y civil de la misma, jerárquicamente dependiente del Subjefe del Estado Mayor General de la Fuerza. Proporciona vuelos regulares de carácter doméstico. Tiene el nivel de Dirección General dentro de la Fuerza.

El aeropuerto de Comodoro Rivadavia, General Enrique Mosconi, en la provincia del Chubut es la cabecera más importante de la Patagonia, desde allí enlaza pueblos del interior patagónico.

Historia

En 1940 el gobierno argentino crea Líneas Aéreas del Sudoeste (LASO). Su finalidad era ofrecer comunicaciones regulares con las localidades más alejadas del país, prestando servicios de transporte de carga, pasajeros y correo. El 4 de septiembre de ese año se realizó el primer vuelo en un avión Junker JU-52, trimotor, piloteado por el Teniente Primero Juan Francisco Fabri,[3]

Posteriormente se crean las Líneas Aéreas del Noreste (LANE), cubriendo la ruta entre Buenos Aires y Cataratas del Iguazú. El vuelo inaugural tuvo lugar el 6 de enero de 1944.

El 23 de octubre de 1944, ambas líneas se unificaron bajo la denominación Líneas Aéreas del Estado (LADE). En su apogeo, LADE llegó a operar hasta 30 destinos en Argentina, incluyendo las islas Malvinas.[4]

LADE fue hasta 2006 una de las dos aerolíneas en el mundo que aún operaban Boeing 707 en el servicio de pasajeros, en los vuelos hacia Río Gallegos y Comodoro Rivadavia desde la Base El Palomar de la Fuerza Aérea, cerca de Buenos Aires. (La otra compañía aérea era Saha Air Lines de Irán, propiedad de la Fuerza Aérea Iraní). El 707 ya no se utiliza más en los servicios regulares de pasajeros. Fue utilizado para rutas largas, como AEP-USH y CRD-USH y USH-BRC.

En agosto de 2013, durante el 103° aniversario de la Fuerza Aérea Argentina, el Ministerio de Defensa anunció que LADE incorporará en formato wet-lease dos aeronaves Embraer ERJ 135 de origen brasileño para reemplazar las operaciones de los F-28 Mk1000.[4]

En mayo de 2016, se especuló con transferir LADE al Ministerio de Transporte de la Nación, perdiendo su pertenencia a la Fuerza Aérea y, además, comenzar a utilizar aeronaves alquiladas de la empresa Avianca. [5]

LADE en Malvinas

La «casa Britannia»Britannia house»), es un edificio de techo amarillo y paredes negras, que se encuentra a 75 metros de la costa marina, a 300 m de la residencia del gobernador, y a 1700 m al oeste del muelle principal de la localidad. Fue construido en 1981 por el estado argentino, sirviendo como residencia del comodoro del aire argentino que representaba a LADE. Después de la guerra, fue sede de los comandantes de las fuerzas británicas hasta la inauguración de la Base Aérea de Monte Agradable y desde 1989 hasta 2014 fue la sede del Museo de las islas Malvinas.[6]

LADE fue la única línea aérea argentina que mantuvo en forma permanente por más de una década una sucursal en la capital y una línea regular entre Puerto Argentino/Stanley en las Islas Malvinas y Comodoro Rivadavia en la provincia del Chubut entre 1972 y 1982. Los vuelos se iniciaron por convenios internacionales y fueron interrumpidos por el conflicto del Atlántico Sur. Dichos vuelos rompieron el aislamiento aéreo de las islas, siendo la única conexión aérea con el continente.[11]

El 25 de mayo de 1970 en una nota publicada en el diario Clarín al entonces responsable de las operaciones de LADE, Brigadier Carlos Washington Pastor, manifestaba que se evaluaba la posibilidad de iniciar un servicio entre Río Gallegos y Puerto Stanley, pretendiendo llevar a cabo un «efecto flexibilizador» de la postura de los isleños. Mientras Argentina y Reino Unido negociaban, se realizaron estudios de factibilidad. Estos decían que la explotación de dichos vuelos sería deficitaria por un período de tres años y que se contemplaba la construcción de un aeropuerto en Puerto Argentino/Stanley para la operación de aeronaves con capacidad para 18 a 20 pasajeros, con una inversión de un millón de pesos argentinos (valores de la época). También se estipulaba que los vuelos desde Río Gallegos serían realizados semanalmente con aviones de compañías argentinas «autorizadas para explotar el cabotaje nacional».[12]

Un Grumman HU-16 Albatross en la costa de Puerto Argentino, esta aeronave fue la primera en realizar un vuelo regular de LADE a las islas.

El 15 de febrero de 1971, un hidroavión Grumman BS-03 Albatross argentino acuatizó en la rada de Puerto Argentino/Stanley desde Comodoro Rivadavia para enviar a un marino a Buenos Aires donde debía ser operado. En ese vuelo se transportaron algunas piezas postales. En abril de 1971 Argentina compró la pista de aluminio a la empresa estadounidense Harvey Alluminium Co. El costo fue de 700.000 dólares.[12]

La pista de planchas de aluminio en la zona de punta Rompientes. El vuelo inaugural fue el 15 de noviembre de 1972, con este vuelo se incorpora la escala Puerto Stanley (Puerto Argentino) y se implanta el servicio LD 200/1 Comodoro Rivadavia-Malvinas y regreso, con una frecuencia semanal, en Fokker F-27. LADE se hace cargo de la administración y los vuelos.

En junio, debido a recomendaciones de las Naciones Unidas, en Buenos Aires reuniones entre funcionarios argentinos y británicos. El 1 de julio se suscribió la Declaración Conjunta de Buenos Aires, donde se acordó crear una Comisión Especial, para el otorgamiento de un documento para ingresar y transitar dentro del territorio continental, franquicias impositivas para los viajeros, la atención del servicio postal, telegráfico y telefónico, el establecimiento de un servicio marítimo regular por parte del Reino Unido y de una línea aérea por parte de Argentina. La Fuerza Aérea Argentina tomó la responsabilidad de cumplir este último punto del acuerdo y ordenó la operación con aviones anfibios Grumman HU-16B Albatross hasta que se construyera una pista adecuada para aviones terrestres. De hecho, el acuerdo estipuló la construcción de un aeropuerto y la implementación de todo tipo de facilidades para su operación.[13]

El primer servicio de forma iregular fue el 3 de julio cuando un hidroavión desde Comodoro Rivadavia (previas escalas en Río Gallegos y Tandil) transportó hacia las islas a los firmantes del tratado (tanto argentinos como isleños), retornando con pasajeros y correo. Este vuelo fue seguido por otros cinco durante el mismo año realizados con los BS-02 y BS-01. El 16 de noviembre, viajó una comisión especial técnica de la Royal Air Force, que evaluaría las construcción del aeropuerto.[12]

El primer vuelo regular entre Comodoro Rivadavia y Puerto Stanley se inició el 12 de enero de 1972 con hidroaviones ( Grumman HU-16 Albatross) que podían operar en tierra, nieve y agua con una frecuencia de dos servicios mensuales (segundo y cuarto martes de cada mes).[12]

El primer vuelo regular, con aviones turbohélice Fokker F-27 y reactores Fokker F-28, se realizó el 15 de noviembre de 1972, luego que la Fuerza Aérea Argentina construyera una pista provisoria con planchas metálicas de aluminio, donde se encuentra el actual Aeropuerto de Puerto Argentino/Stanley. A partir de allí, los servicios fueron semanales.[9]

En 1973, al cumplirse el primer aniversario de la habilitación de la pista de aluminio, el Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea Argentina, Brigadier Roberto Donato Bortot, fue recibido por el gobernador de las Islas, Ernest Gordon Lewis, al descender del Fokker F-27 T-44 de LADE. En octubre de 1974 a bordo de un vuelo de LADE llegó a las islas un Citroën 2CV de fabricación argentina afectado a tareas de apoyo en la agencia de Puerto Stanley.[14]

En 1975, el Congreso Nacional Argentino sancionó la Ley N° 20887, solicitando la ampliación de la pista provisoria que la Fuerza Aérea Argentina construyera en Puerto Stanley, para darle una extensión de 1200 metros (ya que era de 700). El costo de la obra se estimó en 2.300.000 dólares y concluyó en octubre de 1976. Allí trabajaron personal de Fuerza Aérea Argentina, Ejército Argentino y Vialidad Nacional. A partir de entonces se realizaron vuelos de carga con aviones Hércules C-130. Esto permitió instalar las plantas de Gas del Estado y de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF). Además, se realizaron investigaciones por parte de la Sociedad Científica Argentina y hasta se designaron dos maestras para la enseñanza del idioma español en las escuelas de la isla.[12]

En esos años, el representante de Gas del Estado en las islas, también era agente de LADE y delegado del Ministerio de Relaciones Exteriores argentino.[15]

La pista provisoria se mantuvo hasta 1976, cuando una tormenta destrozó grandes áreas, quedando inutilizable. El aeropuerto se inauguró al año siguiente, siendo construido por el gobierno británico.[18]

Entre el 23 y el 24 de marzo de 1982, días antes del inicio de la guerra, el Reino Unido pidió el retiro de LADE en las islas por la presencia argentina en Puerto Leith en el marco de la Operación Georgias.[17]

A lo largo de las operaciones de la Fuerza Aérea Argentina en las islas antes de la guerra, hubo distintos vuelos con otro tipo de aeronaves, como el Lockheed C-130, Lear Jet y FMA IA50 Guaraní. Los números totales del servicio de LADE fueron 1.515 vuelos realizados (con un total de 3533 horas de vuelo), transportando 21.597 pasajeros y 465.763 kilogramos de carga.[12]

LADE en la Antártida

En julio de 2016, el Ministerio de Defensa argentino anunció las intenciones de realizar vuelos turísticos hacia la Base Marambio a partir del verano austral de 2018. Para ello, se acondicionará el aeropuerto de dicha base para poder recibir vuelos civiles. Dichos vuelos serán operados por LADE mediante nuevas aeronaves de transporte turbohélice. Habrá un cupo de 20 turistas por semana, que además deberán respetar el protocolo de seguridad antártico.[20]

Other Languages