Línea clara

La línea clara (del francés ligne claire) es un estilo de historieta de origen franco-belga, que se caracteriza, como indica su propio nombre, por la definición exacta de la línea, así como por el cultivo de la narrativa clásica y el cómic de género.[1] En literatura, el poeta Luis Alberto de Cuenca ha utilizado la expresión "línea clara" para referirse a una cierta tendencia en la poesía española a partir de los años ochenta, que puede relacionarse con la poesía de la experiencia y en la que podría encuadrarse su propia obra.

Características

Desde el punto de vista de Hergé, el término "línea clara" no es sólo un estilo gráfico, sino que también hace referencia al guion, de tal forma que todos los elementos del cómic (gráfismo, encuadres, diálogos, rótulos) contribuyan a lograr la máxima comprensión de la historia. En general, suelen predominar los siguientes rasgos:

  • Delimitación de las figuras mediante una línea continua y depurada.
  • Ausencia de tonos intermedios, manchas de negro y efectos de sombra y luz.
  • Aplicación del efecto máscara, es decir la combinación de unos personajes gráficamente caricaturescos con un entorno realista, como también sucede en el manga clásico heredero de Osamu Tezuka.[2]
  • Respeto a la narrativa clásica, aunque no excesivamente encorsetada en el montaje de los planos ( viñetas).[1]
  • Amor a la Historieta de Género,[3]
Other Languages
Afrikaans: Ligne claire
brezhoneg: Linenn sklaer
català: Línia clara
Deutsch: Ligne claire
English: Ligne claire
français: Ligne claire
Bahasa Indonesia: Ligne claire
italiano: Linea chiara
Nederlands: Klare lijn
norsk bokmål: Ligne claire
português: Ligne claire
svenska: Klara linjen
Türkçe: Ligne claire