Línea A (Subte de Buenos Aires)

Línea A
Línea A (SBASE).svg
Así es el interior de los nuevos coches de la Linea A de subtes (8534917200).jpg
Lugar
Ubicación Bandera de la Ciudad de Buenos Aires.svg  Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Flag of Argentina.svg  Argentina
Área abastecida Bandera de la Ciudad de Buenos Aires.svg  Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Flag of Argentina.svg  Argentina
Descripción
Tipo Metro
Sistema Subte de Buenos Aires
Inauguración 1° de diciembre de 1913 (103 años)
Inicio Plaza de Mayo
Fin San Pedrito
Intercambiadores Perú Línea D Línea E
Lima Línea C
Plaza Miserere Línea H
Depósitos 2 (Taller Polvorín/Bonifacio y Cochera-Taller San Pedrito)
Características técnicas
Longitud 10,8 km (9,7 km para servicio comercial)
Vías 2
Estaciones 18 (17 por sentido)
Electrificación 1500Vcc por Catenaria
Sistemas de seguridad ATS
Características Subterráneo
Propietario Subterráneos de Buenos Aires
Explotación
Estado En servicio
Pasajeros 35.878.693 anuales (2013)[1]
Flota CITIC-CNR, Fiat Materfer
Operador Metrovías
Esquema
utKACCa
0.0 Plaza de Mayo
utKRW+l utKRWgr BSicon .svg
0.1 Túnel de servicio
utKDSTe utINTACC SUBWAY
0.3 Perú Línea D Línea E
utBHF
0.7 Piedras
BUS utINT SUBWAY
1.0 Lima
Metrobus logo.svg Línea C
utBHF
1.4 Sáenz Peña
utACC
2.0 Congreso
utHST
2.5 Pasco
utHST
2.7 Alberti
BAHN utINTACC SUBWAY
3.2 Línea H
utACC
4.1 Loria
utACC
4.7 Castro Barros
utBHF
5.5 Río de Janeiro
utACC
6.2 Acoyte
BAHN utINTACC BSicon .svg
6.7 Primera Junta FCDFS
BSicon .svg utABZlf uKDSTCCqe
Taller Polvorín
utACC
7.5 Puán
utACC
8,2 Carabobo
BAHN utINTACC BSicon .svg
9,0 San José de Flores FCDFS
utACC
9,7 San Pedrito
utENDEe
10.8 Cochera San Pedrito
[ editar datos en Wikidata]

La línea A es una de las seis líneas del Subte de Buenos Aires, abierta al público el 1° de diciembre de 1913, convirtiéndose así en la primera de toda América Latina, el hemisferio sur y todos los países de habla hispana. Se extiende a lo largo de 9,7 kilómetros entre Plaza de Mayo en el barrio porteño de Monserrat y San Pedrito en el barrio porteño de Flores. Circula por debajo de la totalidad de la Avenida de Mayo y parte de la Avenida Rivadavia, siendo utilizada por alrededor de 250.000 personas al día.

La estación Carabobo hizo de terminal temporaria de la línea desde 2008 hasta el viernes 27 de septiembre de 2013, ya que se encontraban en construcción dos estaciones más que extenderían el recorrido de la línea hacia el oeste: San José de Flores y San Pedrito.[2] La línea mantuvo hasta el viernes 11 de enero de 2013, sus antiguos coches La Brugeoise, de origen belga, construidos por La Brugeoise et Nivelles, durante la década de 1910. El miércoles 6 de marzo de 2013, el servicio se reanudó, con la puesta en funcionamiento de los coches de origen chino, fabricados por la compañía CNR Corporation y adquiridos por el gobierno nacional.

Historia

«Desde la época en que los tranvías a caballo salían de la 'Agencia Central' en la calle Cuyo 34 para terminar su recorrido en la Plaza del Once, sólo han pasado cuarenta y tres años, y, sin embargo, tan grande ha sido el desarrollo de la metrópoli en ese [...] tiempo - insignificante en la vida de un pueblo- que a saltos de gigante hemos pasado de los 24 coches que 'corrían' entre las siete de la mañana y las once de la noche, al grandioso subterráneo que dentro de dos días se inaugura, en los que 'volarán' trenes innumerables cada tres minutos y de los que, en la Estación Congreso y en la Estación Once, se podrá combinar con las múltiples líneas que constituyen la notable red de tranvías a nivel con que ya cuenta Buenos Aires»

Revista Caras y Caretas, 28 de noviembre de 1913.[3]

En la primera década del siglo XX el tráfico vial en Buenos Aires aumentó en forma importante debido al aumento en la población. En 1903 la ciudad tenía 895.381 habitantes, existiendo 4.791 coches y 60 automóviles, mientras que en 1913 vivían 1.457.885 habitantes, existiendo 6.211 coches y 7.438 automóviles.[2] Debido a esto era necesario la creación de nuevas formas de transporte masivo. El Congreso Nacional en 1909 entregó la concesión, mediante la Ley 6.700, al Ferrocarril del Oeste (FCO) para construir un subterráneo de carga de doble vía que uniera la vía principal del Ferrocarril del Oeste (actualmente Ferrocarril Sarmiento) en las cercanías de la calle Sadi Carnot (actualmente Mario Bravo) con el puerto. Pero el 28 de diciembre de ese mismo año la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires entregó una concesión a la Compañía de Tranvías Anglo Argentina (CTAA), que explotaba el 80 % del sistema de tranvías, para construir un subterráneo de pasajeros. El proyecto incluía en su trazado el tramo Plaza de Mayo- Plaza Miserere que había sido concedido al ferrocarril.

Plaza de Mayo
Perú
Piedras
Lima
Sáenz Peña
Congreso
Pasco
Alberti
Plaza Miserere
Color de los frisos en 1913
Construcción de la Línea A.
Antiguo tren clásico de la Línea A detenido en la estación Perú.
Vista del taller Polvorín.
Estación Perú en 2009.

Tras un litigio, se acordó que el Ferrocarril del Oeste construyera la línea para cargas pero de una sola vía y a una profundidad que permitiera el paso de la línea de pasajeros que construiría CTAA en un plano superior. De esta forma el 15 de septiembre de 1911 comenzó la construcción de la Línea Anglo Argentina, a cargo de la contratista Philipp Holzmann & Cía. La construcción de esta línea implicó la contratación de 1.500 obreros y la utilización de 31 millones de ladrillos, 108.000 barras de 170  kg de cemento, 13.000  t de tirantes de hierro y 90 mil m² de capa aisladora. La línea obtendría su actual denominación, Línea A, recién el 17 de febrero de 1939.

El tramo Plaza de Mayo-Plaza Miserere del subterráneo fue inaugurado el 1° de diciembre de 1913. Al día siguiente fue habilitado al público, transportando a 170.000 pasajeros que pudieron disfrutar del primer subte de Sudamérica. Buenos Aires se convertía así en la decimotercera ciudad en contar con este servicio, detrás de Londres, Atenas, Estambul, Viena, Budapest, Glasgow, París, Boston, Berlín, Nueva York, Filadelfia y Hamburgo. Cada estación tenía una longitud de 100 m y poseía frisos de un color determinado para facilitar su identificación, teniendo en cuenta el alto nivel de analfabetismo que existía en la época.

La construcción de la estación de Plaza Miserere fue realizada por las dos compañías, CTAA y FCO. En ese tiempo la estación contaba con dos vías para el ferrocarril, que se encontraban en el centro, y dos pares de vías para el subte, que se encontraban a los laterales. La vía exterior sur del subte fue eliminada en 1926 y se decidió ampliar el andén para que fuera más cómodo el transbordo ferrocarril-subte.

El recorrido se prolongó hasta la estación Río de Janeiro el 1° de abril de 1914, y el 14 de julio de ese año hasta la estación Caballito, rebautizada en 1923 como Primera Junta. Después de la estación Primera Junta se construyó una rampa en el centro de la Avenida Rivadavia, entre las calles Cachimayo y Emilio Mitre. Esta rampa se utilizaba para llevar los trenes a nivel y trasladarlos hasta el taller Polvorín ubicado en la calle Emilio Mitre y José Bonifacio, recorriendo un circuito de superficie compartido con el tráfico tranviario hasta 1963. Ese recorrido de 2 kilómetros es usado desde 1980 por la Asociación Amigos del Tranvía para hacer funcionar el Tramway Histórico de Buenos Aires. La rampa también fue utilizada por el servicio creado en 1915 que continuaba por la superficie hasta la intersección de Avenida Rivadavia y Lacarra, servició que fue cancelado el 31 de diciembre de 1926.

Formación 09 saliendo de la estación San Pedrito, Línea A.

La inversión para construir la Línea fue de m$n 17 millones. Se invirtieron m$n 3 millones en la excavación del túnel, m$n 7 millones en la obra, m$n 2,5 millones en los 50 trenes iniciales y m$n 2 millones por el taller "Polvorín".[4]

Other Languages