Línea 6 del Metro de Santiago

Línea 6
Santiago de Chile L6.svg
Lugar
Área abastecidaCerrillos
Pedro Aguirre Cerda
San Miguel
San Joaquín
Santiago
Ñuñoa
Providencia
Descripción
TipoMetro
SistemaMetro de Santiago
Inauguración2 de noviembre de 2017[1]
InicioCerrillos
FinLos Leones Santiago de Chile L1.svg
Características técnicas
Longitud15,3 km[2]
Vías2
Estaciones10[2]
CaracterísticasSubterráneo
Explotación
FlotaCAF-Thales AS-2014
OperadorMetro de Santiago S.A.
Mapa
Línea 6 - Metro de Santiago.svg
Esquema ¿?

utKBHFa
Cerrillos
utHST
Lo Valledor Metrotren (Chile)
utHST
Presidente Pedro Aguirre Cerda
Santiago de Chile L2.svg
utINT
Franklin
Santiago de Chile L9.svg
utHST
Bío Bío
Santiago de Chile L5.svg
utINT
Ñuble
utHST
Estadio Nacional
Santiago de Chile L3.svg
utHST
Ñuñoa
utHST
Inés de Suárez
Santiago de Chile L1.svg Santiago de Chile L8.svg
utINT
Los Leones
Santiago de Chile L7.svg
uextKINTe
Isidora Goyenechea
Líneas relacionadas

Santiago de Chile L1.svg Santiago de Chile L2.svg Santiago de Chile L3.svg Santiago de Chile L4.svg Santiago de Chile L4A.svg Santiago de Chile L5.svg Santiago de Chile L7.svg Santiago de Chile L8.svg Santiago de Chile L9.svg

La Línea 6 es una de las seis líneas que conforman actualmente el Metro de Santiago en Chile. Posee diez estaciones[3]​ con la Línea 8 en Los Leones y finalmente con la Línea 9 en Bío Bío (combinando con estas dos últimas líneas a partir de 2026). El color distintivo es el morado.

Fue anunciada por la presidenta Michelle Bachelet el 29 de diciembre de 2009, iniciando su construcción hacia el año 2014, y su inauguración fue el 2 de noviembre de 2017.[1]​Es la segunda línea de metro más pequeña de la red, antecedida por la Línea 4A, y su principal función es articular la red de metro generando nuevas combinaciones y alternativas de traslados.

Es la primera línea de la red en utilizar trenes sin conductor y puertas de andén, siendo además completamente automatizada. Posee similitud, en cuanto a operación, con la Línea 4 del Metro de São Paulo y la Línea 14 del Metro de París.

Historia

Primer proyecto

El proyecto original contempló la estación terminal en las cercanías del antiguo Aeropuerto de Los Cerrillos, la cual fue inaugurada en 2017.

Bachelet anunció el 29 de diciembre de 2009 la construcción de una línea recientemente diseñada y que había arremetido con fuerza en los últimos meses de investigación.[4]

La Línea 6 comenzó en Tobalaba, junto al complejo inmobiliario Costanera Center, para conectar con la estación Pedro de Valdivia (L1) hacia el poniente, virando luego hacia al sur hasta el Estadio Nacional y de allí al poniente usando el recorrido sur del Ferrocarril de Circunvalación, activo en el siglo XX (cruzando las líneas 5 y 2 en las estaciones Ñuble y Rondizzoni, respectivamente), hasta conectar con la futura Ciudad Parque Bicentenario en Cerrillos. Este recorrido, que beneficiaría a las comunas de Cerrillos, Estación Central, Pedro Aguirre Cerda, Santiago, San Miguel, San Joaquín, Ñuñoa, Providencia y Las Condes, tendría una inversión estimada inicialmente en 900 millones de dólares para estar operativa en 2014.[4]

Críticas iniciales

Esta línea ha sido objeto de cuestionamientos de parte de grupos políticos de derecha. Sebastián Piñera, presidente de Chile, criticó fuertemente su implementación antes de la elección presidencial, y tras ella planteó tanto su reestructuración como su cancelación, de manera de favorecer a la construcción de la postergada Línea 3.[8]​ mientras que el ex edil de Independencia Antonio Garrido alegó por haber preferido un nuevo trayecto a construir la Línea 3, basándose en que su comuna "posee más hospitales que las otras comunas". El alcalde de Providencia de aquel entonces, Cristián Labbé indicó que la línea 6 no debe descartarse pero que sí se debe estudiar de mejor manera su implementación técnica como ha sido tradicional en Metro de Santiago, donde las líneas nuevas son estudiadas tanto por la empresa, autoridades gubernamentales y consultores externos tanto nacionales como extranjeros en un proceso que puede demorar algunos años y no como la línea 6, cuyo proyecto fue elaborado tan sólo en 35 días.[cita requerida]

Los estudios técnicos han sido la contraparte a estas críticas; la Facultad de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile le da amplia ventaja a la Línea 6 por sobre la 3, debido a la mayor captación de pasajeros y precios, la mayor descarga de la Línea 1, la rentabilidad social, y el mejoramiento urbano que lleva a zonas deterioradas de la ciudad.[9]

Cambios al proyecto original

Sebastián Piñera anuncia el cambio de diseño.
Michelle Bachelet visita instalaciones del Taller Cerrillos.

En los días de campaña previo a su elección en segunda vuelta, Sebastián Piñera aseguró a vecinos de Conchalí que el proyecto de la Línea 3 era viable y que se realizaría bajo su mandato, poniendo en entredicho la construcción de la Línea 6 en caso de ganar. Días después, la SECTRA dijo que era posible una construcción conjunta de ambas líneas, siempre y cuando se fuera realizando por etapas. Finalmente la Línea 3 del Metro de Santiago comenzó su construcción de forma paralela a la Línea 6 y se espera que sea inaugurada una primera etapa en 2018 y la otra en 2019. En julio de 2011, el diseño definitivo de ambos proyectos fue publicado.

En tanto, la Línea 6 presentó varios cambios: en el tramo final se dejó una única combinación con L1 en Los Leones (eliminando así las estaciones en Pedro de Valdivia y Tobalaba) y la estación Maestranza (originalmente llamada San Eugenio) fue movida unos metros para calzar con la combinación del servicio de trenes a Rancagua. La Línea 6, que estaría operativa en 2016, tendría un costo final de 1.036 millones de dólares. El proyecto también presentó varios cambios para los nuevos trenes, que contarían con aire acondicionado, cámaras de seguridad y conducción automatizada.[10]

Un nuevo cambio vivió el proyecto de la Línea 6, cuando en enero de 2012 fue anunciado que las estaciones Club Hípico y Maestranza serían movidas 400 metros al sur, alejándose del eje del zanjón de la Aguada y quedando a lo largo de la Avenida Carlos Valdovinos. Este cambio benefició directamente a los vecinos de la comuna de Pedro Aguirre Cerda, mejorando la plusvalía del área e incrementando el número de proyectos inmobiliarios y comerciales. El costo de dicho cambio fue estimado en 6 millones de dólares. Asimismo, se modificaron algunos nombres de las estaciones: Pedro Aguirre Cerda pasó a llamarse Cerrillos, Club Hípico pasó a llamarse Presidente Pedro Aguirre Cerda, mientras Maestranza cambió nuevamente de nombre y quedó como Lo Valledor.[11]

La confirmación en 2013 de la realización del postergado proyecto Melitrén, que uniría por tren a Melipilla, Talagante y el sur de Maipú con el centro de Santiago hacia 2017, fue el principal factor para revaluar el trazado de la Línea 6. Así, en febrero de 2014 fue anunciada la construcción de la estación Lo Errázuriz —la cual aún no ha sido confirmada oficialmente por parte de Metro—, en la intersección de las avenidas Salvador Allende y Lo Errázuriz en la comuna de Cerrillos.[13]

Controversia por estación Eliodoro Yáñez

En un principio la estación estaba considerada en el diseño y fue blanco de críticas de parte del alcalde de Providencia Cristián Labbé, quien señaló que la Línea 6 no era una mala idea pero que adolecía de algunos problemas de diseño ya que por ejemplo contemplaba la estación Eliodoro Yáñez, que habría estado ubicada en la intersección de las avenidas Pedro de Valdivia y Eliodoro Yáñez pero no considera que sus 4 esquinas están ocupadas por edificios, cuya eventual expropiación y demolición hubiera sido compleja por lo demorosa, el alto valor económico y las complicaciones técnicas, todo ello sin considerar que la eventual estación Eliodoro Yáñez estaría ubicada a muy poca distancia de la estación Pedro de Valdivia.

El rediseño de la línea eliminó esta estación. En febrero de 2013, la nueva alcaldesa de Providencia Josefa Errázuriz solicitó la reposición de la estación Eliodoro Yáñez y realizó protestas junto a vecinos del sector quienes apoyaron la construcción de la estación.[17]​ Sin embargo, la estación fue descartada como parte del proyecto a ser inaugurado en 2017, dejando en suspenso su futura construcción.

Marcha blanca e inicio de operaciones

Viaje inaugural de la Línea 6 del Metro de Santiago.

A contar del 4 de julio de 2017 se inicia con el proceso de marcha blanca, la cual tiene como objetivo verificar el correcto funcionamiento de los elementos que constituyen ésta línea. La ceremonia, realizada en la estación Bío Bío, estuvo encabezada por la presidenta de la República, Michelle Bachelet, la ministra de Transportes, Paola Tapia, y Ricardo Azócar, presidente de Metro.[18]​ En la ocasión, Bachelet recorrió las instalaciones de la estación Bío Bío y realizó un viaje de prueba hasta la estación Estadio Nacional.

Se esperaba que la Línea 6 estuviese en operaciones durante el mes de septiembre de 2017, sin embargo, posteriormente se anunció que estaría operativa durante los primeros días de octubre, lo cual fue nuevamente aplazado para finales del mismo mes, y posteriormente a noviembre, debido a retrasos en la entrega por parte de Metro y a posibles fallas encontradas durante la marcha blanca.[19]

El 23 de octubre se confirmó la fecha oficial de inauguración de la red, el día 2 de noviembre del 2017.[22]​ A las 16:20 horas de ese día la Línea 6 fue abierta al público.

Propuestas de extensión

Producto del anuncio de la construcción de la nueva Línea 7, se anuncia el alargue en un kilómetro de la Línea 6 desde la estación Los Leones hasta la futura estación Isidora Goyenechea, con lo cual ambas líneas quedarán conectadas en la comuna de Las Condes para el año 2026.[23]

La confirmación en 2013 de la realización del postergado proyecto Melitrén, que uniría por tren a Melipilla, Talagante y el sur de Maipú con el centro de Santiago proyectada en principio para el año 2017, fue el principal factor para revaluar el trazado de la Línea 6. Así, en febrero de 2014 fue anunciada la construcción de la estación Lo Errázuriz, en la intersección de las avenidas Salvador Allende y Lo Errázuriz en la comuna de Cerrillos. Esta nueva estación terminal agregaría un kilómetro al recorrido de la Línea 6 y permitirá que parte importante de los 30 millones de pasajeros al año que espera transporte el tren puedan combinar con el metro. De esta forma, aquellos viajeros que se dirijan al sector oriente de Santiago no tendrán que llegar al centro de la ciudad y así se podrá descongestionar la Línea 1.[12]

Además de la estación Lo Errázuriz, se ha planteado la extensión de la misma hacia Maipú, por Avenida Salvador Allende o Pedro Aguirre Cerda (si no se construye la estación Lo Errázuriz), luego por Avenida 5 de Abril y Avenida Camino a Rinconada, hasta Avenida 3 Poniente o 4 Poniente, en una zona densamente poblada de Maipú.[25]