Línea 3 del Metro de Santiago

Línea 3
Santiago de Chile L3.svg
Linea 3 Metro de Santiago mapa.png
Recorrido de la línea 3 del Metro de Santiago
Lugar
Área abastecidaQuilicura
Conchalí
Independencia
Santiago
Ñuñoa
La Reina
Descripción
TipoMetro
SistemaMetro de Santiago
Inauguración22 de enero de 2019[2]
InicioLos Libertadores
Plaza de Quilicura (desde 2022)
FinFernando Castillo Velasco
Características técnicas
Longitud22 km[nota 1]
Vías2
Estaciones18 (+3 en construcción)[5]
Electrificación750 VCC (catenaria)
CaracterísticasSubterráneo
Explotación
FlotaCAF-Thales AS-2014
OperadorMetro S.A.
Mapa
Línea 3 del Metro de Santiago.svg
Esquema ¿?

uextKACCa
Plaza de Quilicura
uextHSTACC
Lo Cruzat
uextHSTACC
EFE Quilicura Tren Santiago-Batuco
uHSTACC
Los Libertadores
uHSTACC
Cardenal Caro
uHSTACC
Vivaceta
uHSTACC
Conchalí
uHSTACC
Plaza Chacabuco
uHSTACC
Hospitales
Santiago de Chile L2.svg Santiago de Chile L7.svg
uINTACC
Puente Cal y Canto
Santiago de Chile L5.svg
uINTACC
Plaza de Armas
Santiago de Chile L1.svg
uINTACC
Universidad de Chile
uHSTACC
Parque Almagro
Santiago de Chile L9.svg
uHSTACC
Matta
Santiago de Chile L5.svg
uINTACC
Irarrázaval
uHSTACC
Monseñor Eyzaguirre
Santiago de Chile L6.svg
uINTACC
Ñuñoa
Santiago de Chile L8.svg
uHSTACC
Chile España
uHSTACC
Villa Frei
Santiago de Chile L4.svg
uINTACC
Plaza Egaña
uKACCe
Fernando Castillo Velasco
Líneas relacionadas

Santiago de Chile L1.svg Santiago de Chile L2.svg Santiago de Chile L4.svg Santiago de Chile L4A.svg Santiago de Chile L5.svg Santiago de Chile L6.svg Santiago de Chile L7.svg Santiago de Chile L8.svg Santiago de Chile L9.svg

La Línea 3 es una de las siete líneas que conforman actualmente el Metro de Santiago de Chile. Une las comunas de Quilicura, Conchalí e Independencia en el norte de Santiago con el centro y luego con Ñuñoa y La Reina por el oriente. Su primera etapa fue inaugurada el 22 de enero de 2019, mientras que su etapa final lo hará en 2022.[8]​ Es la segunda línea totalmente automática tras la Línea 6.

Combina con la Línea 2 en la estación Puente Cal y Canto, con la Línea 1 en la estación Universidad de Chile; se conecta con la Línea 5 en Plaza de Armas e Irarrázaval; con la Línea 6 en la estación Ñuñoa y con la Línea 4 en la estación Plaza Egaña. Además combinará con las futuras líneas 7, 8 y 9 en las estaciones Puente Cal y Canto, Chile España y Matta, respectivamente, a partir de 2026 y 2027.[9]​ El color distintivo es el café.

Inicialmente fue diseñada para ser construida tras las líneas 1 y 2, pero el terremoto de Algarrobo de 1985 impidió que las obras se iniciaran ya que el dinero fue destinado a la reconstrucción tras la emergencia.[10]​ Cuando se decidió expandir el Metro de Santiago durante los años 1990, las prioridades demográficas en la ciudad cambiaron, siendo continuamente pospuesta hasta reactivarse el proyecto en 2010.

Historia

Proyecto original

Mapa proyectando la línea 3 para 1987.

En mayo de 1968 es presentado el "Estudio del Sistema de Transporte Metropolitano de Santiago" realizado por BCEOM-SOFRETU-CADE.[11]​ El gobierno, basado en este proyecto aprobó el Plan Regulador de Transporte de Santiago, con el fin de dar una solución integral de largo plazo al problema de transporte en la ciudad. Este plan consistía en 5 líneas. La línea 3 comenzaba en la Estación Mapocho hasta el centro de Ñuñoa, por las calles Puente, Ahumada, Arturo Prat (en sentido norte-sur) y luego doblando hacia el oriente por Avenida Matta e Irarrázaval, y estaría disponible antes de 1980. En 1984 se presentó el “Anteproyecto Técnico para la Línea 3” que contenía importantes modificaciones al plan original de 5 líneas de metro en el cual la línea 3 subía por Avenida Recoleta. La Línea 3 serviría principalmente a la población del sector norte de Santiago, iniciándose en la intersección de las avenidas Avenida Dorsal e Independencia, continuando por esta última hasta cruzar el río Mapocho (combinando en Cal y Canto con la Línea 2), llegando a la Plaza de Armas y continuando hacia el sur por calle Arturo Prat, hasta llegar a la Avenida Matta. Por ella, se dirigiría hacia el oriente hasta cruzar Vicuña Mackenna, continuando por Irarrázaval hasta terminar en la Plaza Egaña. La Línea 3 tendría una extensión de 16 km y 20 estaciones; su construcción se realizaría progresivamente, iniciándose con el recorrido entre la Plaza Chacabuco y la Plaza Ñuñoa, con una extensión de 12,3 km, dejando los sectores restantes para futuras extensiones.

Sin embargo, el plan finalmente no vería la luz. Los fondos destinados a su realización fueron trasladados a la reconstrucción de las zonas devastadas por el terremoto del 3 de marzo de 1985 que destruyó gran parte de la zona central de Chile y parte importante del casco histórico de la capital. El día 11 de marzo, menos de una semana después del evento sísmico, fue anunciada la suspensión de la Línea 3.[13]​ (andenes), o que la estación Universidad de Chile posea dos niveles de mesaninas, una de las cuales (la inferior) corresponde a la zona de combinación y el andén de la inacabada vía. De hecho, es posible notar un corte deliberado en la losa de esta superficie, el cual corresponde al borde del mencionado andén.

Durante los años posteriores, la gran explosión urbana en las comunas del sector suroriente de Santiago, principalmente en las comunas de La Florida y Puente Alto, provocaron que el proyecto fuera nuevamente postergado, construyéndose las líneas 4, 4A y 5 durante las décadas de 1990 y 2000, en vez de la Línea 3.

Reactivación del proyecto

Construcción subterréanea de la Línea 3 bajo la Bolsa de Comercio de Santiago.

Hacia finales de 2009 y del mandato de la presidenta Michelle Bachelet, se especuló sobre el anuncio de una nueva línea de metro. El presidente de Metro S.A. Clemente Pérez aseguró que existían 15 propuestas presentadas por SECTRA y que era necesaria una definición temprana pues evitaría “perder la experiencia del equipo de contratistas que hacen posible sacar adelante las tareas de Metro”. Dentro de los planes, reflotar la Línea 3 era la más mencionada, al igual que versiones de ésta con sus tramos de Independencia y Matta-Irarrázaval separados y una extensión de la Línea 4 al Parque Bicentenario de Vitacura.[15]

En los días de campaña previo a su elección en segunda vuelta, Sebastián Piñera aseguró a vecinos de Conchalí que el proyecto de la Línea 3 era viable y que se realizaría bajo su mandato, poniendo en entredicho la construcción de la Línea 6 en caso de ganar. Días después, la SECTRA dijo que era posible una construcción conjunta de ambas líneas, siempre y cuando se fuera realizando por etapas. El terremoto del 27 de febrero de 2010, sin embargo, cambiaría las prioridades del nuevo gobierno y la posibilidad de expansión del Metro de Santiago estuvo en peligro tal como en 1985.

En julio de 2011, el diseño definitivo de ambos proyectos fue publicado. La Línea 3 se mantendría básicamente igual a su planificación original a mediados de los años 1980, aunque extendiéndose al norte hasta Américo Vespucio y al oriente más allá de Plaza Egaña hasta llegar a avenida Tobalaba. En total, la nueva Línea 3 tendría un costo de 1722 millones de dólares para un recorrido de 22 kilómetros con 11 estaciones que serían inauguradas entre 2018 y 2019.

Extensión a Quilicura y La Reina

Presentación oficial de las extensiones de las líneas 2 y 3. La extensión de la línea 3 irá hacia Quilicura.

En la presentación oficial de esa línea y la 6, el Presidente Sebastián Piñera solicitó al Metro estudiar la extensión del proyecto en 1,6 kilómetros hacia el Hospital Militar de La Reina. "De esa forma estaríamos dándole un mejor servicio a La Reina y acercándonos más a Peñalolén", señaló Piñera. Beneficiaría, además del Hospital, a la Villa La Reina, al Aeródromo Tobalaba, al Barrio Industrial de La Reina, al Barrio Ossandón, a La Reina Alta, y a Peñalolén Alto.[20]

El segundo gobierno de la presidenta Michelle Bachelet asumió en marzo de 2014. En su campaña presidencial, la Presidenta Bachelet anunció que estudiaría la factibilidad técnica de extender la Línea 3 hasta la comuna de Quilicura.[24]

El 9 de diciembre de 2018 la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana aprobó por 376 millones de dólares la extensión de la Línea 3,[26]

Controversia por estación en Independencia

En 2013 el alcalde de la comuna de Independencia, Gonzalo Durán, realizó una solicitud para que se construyera una nueva estación en Avenida Independencia con Echeverría, ya que entre la estación Puente Cal y Canto y Hospitales existía una distancia de 2 km, la mayor distancia de toda la red, mientras que el promedio de distancia entre estaciones de toda la red es de 1,4 km. En la Municipalidad estiman que en el barrio aumentó en 10 500 gracias a las personas que llegaron a los nuevos edificios que se levantan a esa altura de la avenida Independencia, lo que sumado a la restauración de la Cervecería Ebner, donde se construyó un centro comercial y un museo dedicado a la cerveza, justificarían la inversión.[27]​ Finalmente la estación no fue construida, transformándose en otra estación fantasma de la red.

Inicio de operaciones

El 27 de noviembre de 2018 inicia el término de la marcha blanca de la línea del metro,[1]