Kit car

Fiberfab FT Bonito, un coche kit sobre un chasis VW Beetle.

Se llama kit car, coche kit, coche de kit o coche de equipamiento a aquel automóvil disponible en forma de kit, un paquete de construcciones, es decir, se compra un conjunto de piezas que deben ensamblarse para construir el vehículo.

Historia

Kit car sobre un chasis de un VW Escarabajo.

Desde los inicios de la industria del automóvil existió la posibilidad de que las personas que podían permitírselo ensamblaran por cuenta propia el «automóvil soñado». Como ejemplo podría citarse el kit car desarrollado por el británico Thomas Hyler White, el cual, al igual que los modelos que le siguieron, era montado por los propios compradores del conjunto de piezas (la revista The English Mechanic publicó, entre otros, dibujos técnicos para la construcción por cuenta propia[1] ).

Los kit car actuales suelen ser réplicas a escala 1:1 de modelos clásicos caros y famosos que casi cualquier persona puede montar en su casa para luego, una vez terminado, circular por la vía pública. Estas copias de diversos automóviles famosos y antiguos suelen adquirirse generalmente como juego de piezas desarmadas, es decir, con chasis y carrocería por separado. Una vez montadas, son muy parecidas al original. En lugar de la típica carrocería metálica, los fabricantes suelen emplear láminas de fibra de vidrio impregnadas con resina de poliéster para la elaboración de estas las piezas.

Desde el punto de vista técnico, el interesado en tales vehículos podrá observar también una marcada desviación con respecto al original. Piezas tales como el motor, la caja de cambios, los ejes de transmisión, etcétera proceden de automóviles de construcción más reciente, generalmente usados, y restaurados antes de su inclusión en el kit car, es decir, revisados para sustituir todas las piezas desgastadas. Los kit cars permiten al aficionado a los autos clásicos la posesión de un vehículo que de otra forma les sería económicamente inaccesible en su versión original, por lo general. Por otra parte, los clásicos auténticos con frecuencia sólo son de una utilidad limitada para el uso cotidiano.

Si se da por sentado que en Inglaterra el concepto de los primeros kit cars ya se puso en práctica a finales del siglo XIX y que los planos técnicos necesarios para el ensamblaje particular podían comprarse, el desconocimiento general sobre este tipo de vehículos resulta bastante extraño, sobre todo si se tiene en cuenta que las versiones del Volkswagen Buggy de los años 1960 y años 1970 fueron lanzadas en tiradas relativamente numerosas.[2] Al oír hablar por primera vez sobre los kit cars, la mayoría de los conductores reacciona con escepticismo. Les aparece técnicamente irrealizable el hecho de construir por su propia cuenta un automóvil en casa y luego poder circular con él por la vía pública. Además, albergan el temor de que el vehículo no pueda cumplir con los requerimientos de la inspección obligatoria en un centro de revisión del organismo de vigilancia técnica para la circulación. En consecuencia, el aficionado a los kit cars debe soportar la estigmatización asociada con esta reserva. Esto demuestra que para el éxito de un producto no basta con ofrecer una buena calidad técnica (incluso con informes de evaluación profesional de los distintos componentes del kit car), sino que también debe ser aceptado socialmente. Por esto el mercado para estos vehículos y la falta de aceptación de los kit cars adquieren una fuerte dimensión social.

Varios constructores actuales de vehículos deportivos como Lotus y TVR empezaron como fabricantes de kit car.

Other Languages
العربية: سيارة تركيب
Deutsch: Kit Car
English: Kit car
français: Kit car
italiano: Kitcar
日本語: キットカー
Nederlands: Kitcar (auto)
polski: Kit car
svenska: Byggsatsbil
中文: 组件汽车