Kirishitan

Cristianos japoneses ataviados con vestiduras portuguesas.

Kirishitan (en katakana キリシタン, en kanji por escritura fonética 吉利支丹 o 切支丹) significa cristiano(s) en japonés y hoy es usado como un término historiográfico en los textos japoneses para los cristianos en Japón en los siglos XVI y XVII. La palabra kirishitan proviene del portugués cristão (cristiano). Además, los misioneros eran conocidos en Japón como bateren, pateren (ambos provenientes de padre) o iruman (de irmão, hermano). La ortografía moderna para el cristianismo en Japón es kirisuto kyo キリスト教.

El artículo Historia del catolicismo en Japón trata sobre el cristianismo en el Japón de esa época. Las actividades misioneras católicas en Japón comenzaron en 1549 desempeñadas exclusivamente por los jesuitas auspiciados por los portugueses hasta que las órdenes mendicantes auspiciadas por los españoles lograron entrar a Japón en el período de los Reinos Combatientes. El cristianismo fue perseguido en numerosas partes del país, ocurriendo matanzas; los cristianos eran considerados una secta y celebraban sus ritos en cuevas y sitios ocultos. El cristianismo dejó de existir públicamente en la Era Tokugawa en el siglo XVII.

Historia

Los misioneros cristianos católicos eran conocidos como bateren (de la palabra portuguesa padre)[1] o iruman (del portugués irmão, "hermano"). Ambas transcripciones 切支丹 y 鬼利死丹 entraron en uso durante el período Edo cuando el cristianismo era una religión prohibida. El kanji usado para la transcripción tiene connotaciones negativas.

Barcos portugueses comenzaron a llegar a Japón en 1543,[6] El catolicismo fue posteriormente perseguido en varias partes del país y dejó de existir públicamente en el siglo XVII.

Other Languages
English: Kirishitan
فارسی: کیریشیتان
français: Kirishitan
עברית: קירישיטן
日本語: キリシタン
한국어: 기리시탄
中文: 吉利支丹