Kidō Butai

Kidō Butai
機動部隊
Naval Ensign of Japan.svg
Bandera del Sol Naciente (旭日旗 Kyokujitsu-ki).
Activa 1941- 1942
País Imperio de Japón
Fidelidad Emperador de Japón ( Hirohito)
Tipo Flota Aérea Naval
Comandantes
Comandantes
notables
Chūichi Nagumo
Insignias
Símbolo de
identificación
Roundel of Japan.svg
[ editar datos en Wikidata]

La Kidō Butai era la flota aérea de la Armada Imperial Japonesa en la Segunda Guerra Mundial.[1] La flota se creó el 10 de abril de 1941 y estaba al mando del vicealmirante Nagumo.

Historia

La Kidō Butai (機動部隊 fuerza/unidad movil) fue la Flota Combinada (聯合艦隊 Rengō Kantai) como designación táctica para un grupo de portaaviones.[2]

Al comienzo de la guerra del Pacífico la flota estaba compuesta por seis portaaviones - Akagi, Kaga, Sōryū, Hiryū, Shōkaku y Zuikaku- y dos portaaviones ligeros - Ryūjō y Zuihō-.

Ataque a Pearl Harbor

Fue la encargada de preparar y ejecutar el ataque a Pearl Harbor de 1941, bajo las ordenes de Chūichi Nagumo.[3] En él, la flota estaba compuesta por seis portaaviones, 414 aviones, dos acorazados, tres cruceros, nueve destructores, ocho petroleros y 27 submarinos (cuatro de ellos de menor tamaño).

En el ataque, los japoneses lograron causarle un gran daño material y moral a los Estados Unidos.

Batalla del Mar del Coral

La denominada Operación Mo tenía como objetivo principal el desembarco de tropas para la invasión de Port Moresby, bajo las ordenes del vicealmirante Shigeyoshi Inoue. En esta ocasión los japoneses no lograron llevar a cabo su objetivo, en la cual perdieron al portaaviones ligero Shōhō, y tanto el Shōkaku como el Zuikaku resultaron dañados (uno por averías y el otro por pérdidas humanas y de aparatos).

Esta batalla fue una victoria táctica pero no total para el Japón, pues habían hundido al Lexington y creyeron que habían hundido al otro portaaviones americano; el Yorktown.

Batalla de Midway

El almirante Isoroku Yamamoto planeó atraer y destruir los portaaviones estadounidenses, lanzando un ataque sobre Midway en 1942. Los japoneses no fueron conscientes de que habían descifrado su código naval, y, cuando llegaron al atolón, los americanos ya estaban en la zona cuando éstos atacaron.

Debido a las malas decisiones tomadas por el vicealmirante Nagumo, los bombarderos estadounidenses pudieron destruir tres portaaviones japoneses ( Akagi, Kaga y Sōryū). Los americanos sorprendieron a los japoneses cuando estos se disponían a lanzar un nuevo ataque. El Hiryū logró sobrevivir al ataque y el contraalmirante Tamon Yamaguchi ordenó lanzar un ataque contra el Yorktown, dejándolo maltrecho pero todavía a flote (más tarde hundido por un submarino). Nuevamente, los americanos volvieron a lanzar un nuevo ataque y finalmente el Hiryū se hundió.

Esta batalla le costó un gran número de recursos y marineros experimentados al Japón, y sería un «punto de inflexión» para la contienda del Pacífico.

Other Languages