Kazuya Sakai

Kazuya Sakai ( 1927 - † 2001) fue un artista plástico, diseñador, locutor de radio, traductor, crítico y editor de origen japonés nacido en Buenos Aire, Argentina el 1 de octubre de 1927. Fue parte de la comunidad intelectual y artística de Argentina y Estados Unidos, así como de la de México, donde trabajó al lado de Octavio Paz en la .

Biografía

En 1934, sus padres, ciudadanos japoneses, lo llevaron a estudiar a Japón, donde cursó hasta la universidad, licenciándose en Filosofía y Letras en la Universidad Waseda, en Tokio. En 1951 regresó a Argentina, donde radicó por once años. En su país de nacimiento fundó, en 1956, el Instituto Argentino Japonés de Cultura; dos años antes había curado la exposición Estampas japonesas. Su participación en la escena artística se dio, además de como curador y creador, como figura promotor, ya que en 1955 fundó la Asociación Arte Nuevo, que agrupaba a artistas concretos independientes y abstractos libres. En 1958 ingresa como profesor a la Universidad de Buenos Aires, además de recibir una de las medallas de oro en la Exposición Internacional de Bruselas.

Ya con una trayectoria sólida en el país sudamericano, decide emigrar por una breve temporada a Estods Unidos, para después trasladarse a México en 1966, donde vivió hasta 1977; su llegada a este país es resultado de una invitación para ser profesor del Colegio de México. Durante esta etapa, Kasai trabaja como editor en jefe y director artístico de la revista Plural, proyecto dirigido por el Premio Nobel de Literatura, Octavio Paz. Asimismo fue programador y locutor de radio en programas especializados en jazz; diseñador de escenografías, vestuarios y portadas de discos, y curador y crítico de arte.

Tras su estancia mexicana decide mudarse a Estados Unidos, específicamente a Dallas, Texas, donde muere en 2001.[4]

Su carácter nómada y la influencia que estas mudanzas tuvo en su obra fueron resumidos en 1981 por Alberto Espinosa en la revista Vuelta en los siguientes términos[5] :

[...] hombre marcado de nacimiento con el signo de movimiento, la mutación y el cambio: por el oriente su ascendencia y herencia cultural nipona, por occidente el español de esa otra provincia europea: Argentina; y las dos constelaciones vistas en los cielos de Nueva York y de Buenos Aires. Cuatro polos de una esfera ideal definida por un ritmo cuaternario y una figura centrípeta que encuentra en nuestro país [México], antigua estancia del artista que se prolongaría 14 años, punto medio de las confluencias. Destino labrado en los centros vertiginosos de una cultura sin centro que en su ruta periférica nos habla de su necesidad de pureza y originariedad. La línea recta del viajero echa alas en el camino por volververse curva, atajo.

Other Languages