Karl Marx
English: Karl Marx

Karl Marx
Karl Marx 001.jpg
Marx en 1875.
Información personal
Nombre de nacimientoKarl Marx[nota 1]
Nacimiento5 de mayo de 1818
Tréveris (Reino de Prusia)
Fallecimiento14 de marzo de 1883 (64 años)
Londres (Reino Unido)
Causa de la muerteBronquitis y pleuritis
Lugar de sepulturaCementerio de Highgate
ResidenciaLondres, Tréveris, Berlín, París y Bruselas Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadApátrida y prusiana
Lengua maternaAlemán Ver y modificar los datos en Wikidata
EtniaAsquenazí
ReligiónNinguna (ateo)
Familia
Padres
CónyugeJenny von Westphalen
Pareja
HijosJenny Longuet (1844-1883)
Laura Marx (1845-1911)
Edgar (1847-1855)
Herny Eduard (1849-1850)
Fraziska (1851-1852)
Frederick Lewis Demuth (1851-1929)[a]
Jenny Julia Eleanor (1855-1898)
Varón sin nombre (1857)
FamiliaresSophie, Hermann, Henriette, Louise, Emillie y Karoline (hermanos)
Isaac Heymans Pressburg (abuelo materno)
Nanette Salomons Cohen (abuela materna)
Marx Levy Mordechai (abuelo paterno)
Eva Lwow (abuela paterna)
Ludwig von Westphalen (suegro)
Jean Longuet (nieto)
Lion Philips (tío)
Educación
EducaciónPh.D. Ver y modificar los datos en Wikidata
Educado en
Supervisor doctoralBruno Bauer Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
OcupaciónFilósofo, , historiador, economista, político y periodista
Conocido porDesarrollar el socialismo científico, el comunismo moderno y el marxismo (con Engels), la teoría marxista de la alienación, sus contribuciones a la teoría del valor-trabajo, a la idea del plusvalor, a la teoría de la lucha de clases y a la concepción materialista de la historia
Empleador
SeudónimoGlückskind Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notablesManuscritos económicos y filosóficos, Manifiesto del Partido Comunista, El capital
Miembro de
FirmaKarl Marx Signature.svg
Notas
  1. hijo ilegítimo no reconocido

Karl Heinrich Marx[nota 1]​ (en español a veces traducido como Carlos Enrique Marx; Tréveris, 5 de mayo de 1818-Londres, 14 de marzo de 1883) fue un filósofo, economista, , periodista, intelectual y militante comunista prusiano. En su vasta e influyente obra abarca diferentes campos del pensamiento en la filosofía, la historia, la ciencia política, la sociología y la economía; aunque no limitó su trabajo solamente a la investigación, pues además incursionó en la práctica del periodismo y la política, proponiendo siempre en su pensamiento una unión entre teoría y práctica. Junto a Friedrich Engels, es el padre del socialismo científico, del comunismo moderno, del marxismo y del materialismo histórico. Sus escritos más conocidos son el Manifiesto del Partido Comunista (en coautoría con Engels), El capital y El dieciocho Brumario de Luis Bonaparte.

Marx es normalmente citado, junto a Émile Durkheim y a Max Weber, como uno de los tres principales arquitectos de la ciencia social moderna,[4]

Nacido en una familia de clase media acomodada en la ciudad renana de Tréveris —entonces recientemente incorporada al reino de Prusia—, fue a estudiar a la Universidad de Bonn y en la Universidad Humboldt de Berlín, donde se interesó en las ideas filosóficas de los jóvenes hegelianos. En 1836, se comprometió con Jenny von Westphalen, casándose con ella en 1843. Tras la finalización de sus estudios, escribió para un diario radical, la Gaceta Renana (Rheinische Zeitung), donde comenzó a utilizar conceptos hegelianos de la dialéctica para influir en sus ideas sobre el socialismo. Se trasladó a París en 1843 y comenzó a colaborar con otros periódicos radicales, como los Anales Franco-Alemanes (Deutsch-französische Jahrbücher) y Adelante! (Vorwärts!), así como una serie de libros, algunos de ellos coescritos con Engels. Estuvo exiliado en Bruselas-Bélgica en 1845, donde se convirtió en una figura importante de la Liga de los Comunistas, antes de regresar a Colonia, donde fundó su propio periódico, la Nueva Gaceta Renana (Neue Rheinische Zeitung). Se exilió una vez más, en 1849 se trasladó a Londres junto con su esposa Jenny y sus hijos. En Londres, la familia se redujo a la pobreza, pero Marx siguió escribiendo y formulando sus teorías sobre la naturaleza de la sociedad y cómo creía que podría mejorarse, así como una campaña por el socialismo, convirtiéndose en una figura destacada de la Primera Internacional.

Las teorías de Marx sobre la sociedad, la economía y la política, que se conocen colectivamente como el marxismo, sostienen que todas las sociedades avanzan a través de la dialéctica de la lucha de clases. Fue muy crítico de la forma socioeconómica vigente de la sociedad, el capitalismo, al que llamó la "dictadura de la burguesía", afirmando que se llevaba a cabo por las acaudaladas clases dueñas de los medios de producción para su propio beneficio. Teorizó que, como en los anteriores sistemas socioeconómicos, inevitablemente se producirían tensiones internas, producidas por las leyes dialécticas, que lo llevarían a su reemplazo por un nuevo sistema a cargo de una nueva clase social, el proletariado.[9]

Aunque Marx se mantuvo como una figura relativamente desconocida durante su vida, sus ideas y la ideología del marxismo comenzaron a ejercer una gran influencia sobre los movimientos socialistas poco después de su muerte. Lenin fue el primer teórico-práctico que intentó desarrollar el pensamiento de Marx en la práctica. Los llamados gobiernos revolucionarios socialistas tomaron el poder en una variedad de países a lo largo del siglo XX, llevando a la formación de Estados como la Unión Soviética en 1922 y la República Popular China en 1949, con diversas variantes teóricas desarrolladas, tales como el leninismo y el maoísmo.

Biografía

Primeros años

Karl Marx nació el 5 de mayo de 1818 en la casa número 664 de la calle Brückengasse (hoy Brückengasse número 10) en Tréveris, una ciudad situada en la provincia del Rin del antiguo Reino de Prusia.[17]

La casa donde nació Karl Marx, en Tréveris, que ahora es un museo dedicado a él.

Poco se sabe sobre la infancia de Karl Marx. Era el tercero de nueve hermanos. Al morir su hermano, Moritz, en 1819, se convirtió en el mayor. Fue bautizado, como el resto de sus hermanos, Sophie, Hermann, Henriette, Loussie, Emille y Karoline en la iglesia luterana.[23]

Hegelianismo y activismo temprano

En 1836, Marx se comprometió con Jenny von Westphalen, una baronesa de la clase dirigente prusiana que rompió su compromiso con un joven alférez aristocrático para estar con él.[26]

Marx se interesó de una forma crítica por la obra del filósofo alemán G. W. F. Hegel (1770-1831), cuyas ideas fueron ampliamente debatidas entre los círculos filosóficos europeos de la época.[13]

Marx también escribió para su propio disfrute obras tanto de ficción como de no ficción. En 1837, completó una novela corta titulada Escorpión y Félix; un drama titulado Oulanem; y algunos poemas, de los cuales ninguno fue publicado.[31]

Estaba profundamente comprometido en escribir su tesis doctoral, Diferencia de la filosofía de la naturaleza en Demócrito y Epicuro, que terminó en 1841. En ella defendía en especial el ateísmo de Epicuro, un filósofo de la antigüedad y franco oponente de la creencia en un dios,[33]

De considerar una carrera académica, Marx se volcó al periodismo,[38]

En 1843, Marx publicó la obra Sobre la cuestión judía, en la que hizo una distinción entre la emancipación política y la humana. También examinó el papel de la práctica religiosa en la sociedad.[39]

El periodo de París

Tras el cierre impuesto por el gobierno de la Gaceta Renana, Marx se involucró con un nuevo periódico radical, los Anuarios franco-alemanes (Deutsch-französische Jahrbücher), que hasta entonces era llevado adelante por Arnold Ruge, otro revolucionario socialista alemán.[43]

Fue en París donde, el 28 de agosto de 1844, Marx conoció al socialista alemán Friedrich Engels en el Café de la Régence luego de haberse interesado en las ideas que Marx había expresado en los artículos escritos para la Gaceta Renana y los Anales franco-alemanes. A pesar de que tuvieron una breve reunión en las oficinas de la Gaceta Renana en 1842, fue aquí en París, que comenzaron su amistad que duraría el resto de sus vidas.[48]

En 1844 Marx escribió Manuscritos económicos y filosóficos, una obra que abarca numerosos temas y explicó con detalle su concepto del trabajo alienado.[49]

Después de la caída de los Anuarios franco-alemanes, Marx siguió viviendo en la Rue Vaneau, y comenzó a escribir para lo que entonces era el único periódico alemán radical sin censura en Europa, el Vorwärts!.[54]

El periodo de Bruselas y El Manifiesto

La historia de toda sociedad hasta nuestros días no ha sido sino la historia de las luchas de clase. Hombres libres y esclavos, patricios y plebeyos, nobles y siervos, maestros artesanos y jornaleros, en una palabra, opresores y oprimidos, en lucha constante, mantuvieron una guerra ininterrumpida, ya abierta, ya disimulada; una guerra que terminó siempre, bien por una transformación revolucionaria de la sociedad, bien por la destrucción de las dos clases antagónicas.
C. Marx y F. Engels: Manifiesto comunista (1848)[55]
La primera edición del Manifiesto del Partido Comunista, publicada en alemán en 1848.

Impedido de permanecer en Francia o trasladarse a Alemania, Marx decide emigrar a Bruselas en Bélgica, donde tuvo que prometer no publicar nada sobre la política contemporánea para poder entrar.[58]

Estos libros sentaron las bases de la obra más famosa de Marx y Engels, un panfleto político que desde entonces ha sido conocido como el Manifiesto del Partido Comunista, que se publicó por primera vez el 21 de febrero de 1848. Este estableció las bases de la Liga de los Comunistas, un grupo que había comenzado a ser muy influenciada por Marx y Engels, quienes argumentaron que la Liga debía hacer sus objetivos e intenciones claras para el público en general en lugar de ocultarles como anteriormente lo había venido haciendo.[61]

A finales de ese año, Europa experimentó una serie de protestas, rebeliones y levantamientos en algunos casos violentos, denominados las revoluciones de 1848.[68]

El periodo de Colonia

Estableciéndose temporalmente en París, trasladó la sede de la Liga de los Comunistas a la ciudad y también creó el Club de obreros alemanes con varios socialistas alemanes que residían allí.[73]

Mientras fue el editor del periódico, Marx y los otros revolucionarios socialistas fueron hostigados regularmente por la policía, y también fue llevado a juicio en varias ocasiones, enfrentando varias acusaciones, incluyendo un insulto al fiscal general, un supuesto delito menor de prensa y una incitación a la rebelión armada a través del boicot de impuestos,[79]

El periodo de Londres y El Capital

Karl Marx en 1861.

Marx se trasladó a Londres en mayo de 1849 y permanecería en la ciudad para el resto de su vida. Fue aquí donde fundó la nueva sede de la Liga de los comunistas, además, estaba fuertemente involucrado con la Sociedad Londinense de Instrucción de los Obreros Alemanes, que realizaba sus reuniones en la calle Great-Windmill, en Soho, el distrito de entretenimiento del centro de Londres.[84]

Desde diciembre de 1851 hasta marzo de 1852, Marx escribió El 18 brumario de Luis Bonaparte, una obra que trata sobre la Revolución francesa de 1848, en ella expandió sus conceptos del materialismo histórico, la lucha de clases y la dictadura del proletariado, avanzando el razonamiento de que el proletariado triunfante tiene que destruir el Estado burgués.[85]

La década de 1850 y 1860 también marca la línea entre lo que algunos estudiosos ven como el Marx joven, idealista y hegeliano, del Marx maduro, con una mayor mentalidad científica en sus escritos del período posterior.[90]

En 1864, Marx se involucró en la Asociación Internacional de Trabajadores (también conocida como Primera Internacional).[93]

Marx en 1882

Teniendo en cuenta los repetidos fracasos y frustraciones de las revoluciones y de los movimientos de obreros, Marx también intentó entender el capitalismo y pasó mucho tiempo en la sala del Museo Británico, estudiando y reflexionando sobre las obras de los economistas políticos y sobre datos económicos.[83]

Durante la última década de su vida, la salud de Marx declinó y fue incapaz de prolongar el esfuerzo que había caracterizado su trabajo anterior.[100]

En una carta enviada a Vera Zasulich que data del 8 de marzo de 1881, Marx incluso contempló la posibilidad de que Rusia pasara por alto la etapa de desarrollo capitalista y que construyera el comunismo sobre la base de la propiedad común de la tierra, algo característico de la comunidad mir.[102]

Vida personal

Familia

Friedrich Engels y Karl Marx, con sus hijas Laura, Eleanor y Jenny (en junio de 1864).

Karl Marx se casó con Jenny von Westphalen, hermana del ministro de Interior prusiano, amiga de infancia con la que se comprometió siendo ya estudiante, pero solo consiguió casarse con ella tras la muerte de los padres de esta, que se oponían a la relación, y tras conseguir una cierta estabilidad económica (eventual) como director de los "Anales franco-alemanes". Vivieron con fuertes penurias económicas debido a la irregularidad de los ingresos de Marx, a la persecución política (que censuraba y clausuraba las revistas que publicaba) y a tener que mudarse constantemente de país.

Marx tuvo con Jenny von Westphalen 7 hijos. Su hija mayor nació en 1844 y llevó por nombre Jenny Caroline, quien se casaría con el socialista francés Charles Longuet,[103]​ y moriría con 38 años (1883), probablemente de cáncer. Poco después vendría Jenny Laura Marx (1845), quien se casaría con el dirigente socialista hispano-francés Paul Lafargue, y se suicidaría junto a él en 1911. Después vinieron tres que murieron en un breve plazo: Guido (1847-1855), Edgar (1849-1850) y Franziska (1851-1852) (convulsiones, bronquitis y tuberculosis serían las causas). La pequeña de sus hijas, Eleonor Marx (1855) formaría parte del movimiento feminista y también se suicidaría en 1898. En 1857 nacería el último de sus vástagos, un varón que falleció horas después de venir al mundo.

Con ellos vivía Helene (Lenchen) Demuth, una criada que había servido a la familia de Jenny,[104]

Marx tuvo una vida personal dedicada de forma exhaustiva al estudio de las diferentes disciplinas del pensamiento y en especial a la filosofía e historia, y nunca tuvo estabilidad económica; sin embargo, contó siempre con el apoyo fiel e incondicional de su amigo Engels.

Muerte

La tumba de Karl Marx, en el cementerio de Highgate, Londres.

Tras la muerte de su esposa Jenny en diciembre de 1881, Marx desarrolló una fuerte gripe que lo mantuvo con un mal estado de salud durante los últimos 15 meses de su vida. Con el tiempo, contrajo bronquitis y pleuresía que lo condujeron a su muerte el 14 de marzo de 1883 en Londres. Murió como apátrida;[111]​ Varios de sus amigos más cercanos hablaron en él, entre ellos Wilhelm Liebknecht y Friedrich Engels, que dijo en su discurso:

El 14 de marzo, a las tres menos cuarto de la tarde, dejó de pensar el más grande pensador de nuestros días. Apenas le dejamos dos minutos solo, y cuando volvimos, le encontramos dormido suavemente en su sillón, pero para siempre.[112]

Su hija Eleonora, además de Charles Longuet y Paul Lafargue, yernos de Marx y militantes socialistas, también estuvieron presentes.[111]

La lápida de Marx lleva el mensaje grabado: "¡Proletarios de todos los países, uníos!", presente en la última línea del Manifiesto Comunista y la frase de la Tesis XI sobre Feuerbach (editada por Engels): "Los filósofos solo han interpretado el mundo de distintos modos, pero de lo que se trata es de transformarlo".[115]

El historiador marxista Eric Hobsbawm más tarde comentó que "uno no puede decir que Marx murió fracasado" porque, aunque no había logrado un gran seguimiento de discípulos en Gran Bretaña, sus escritos ya habían comenzado a impactar en los movimientos izquierdistas de Alemania y Rusia. Al cabo de 25 años de su muerte, los partidos socialistas de Europa continental reconocieron que la influencia de Marx en su política estaba obteniendo entre el 15 y el 47% de los votos en los países con elecciones democráticas representativas.[116]

Pensamiento

Testigo y víctima de la primera gran crisis del capitalismo (década de 1830) y de las revoluciones de 1848, Marx se propuso desarrollar una teoría económica capaz de aportar explicaciones a la crisis, pero a la vez de interpelar al proletariado a participar en ella activamente para producir un cambio revolucionario.

La obra de Marx ha sido leída de distintas formas. En ella se incluyen obras de teoría y crítica económica, polémicas filosóficas, manifiestos de organizaciones políticas, cuadernos de trabajo y artículos periodísticos sobre la actualidad del siglo XIX. Muchas de sus obras las escribió junto con Engels. Los principales temas sobre los que trabajó Marx fueron la crítica filosófica, la crítica política y la crítica de la economía política.

Algunos autores pretendieron integrar la obra de Marx y Engels en un sistema filosófico, el marxismo, articulado en torno a un método filosófico llamado materialismo dialéctico. Los principios del análisis marxista de la realidad también han sido sistematizados en el llamado materialismo histórico y la economía marxista. Del materialismo histórico, que sitúa la lucha de clases en el centro del análisis, se han servido numerosos científicos sociales del siglo XX: historiadores, sociólogos, antropólogos, teóricos del arte, etc. También ha sido muy influyente su teoría de la alienación.

Otros autores, entre los que destaca Louis Althusser, argumentan que los escritos de Marx no forman un todo coherente, sino que el propio autor, al desarrollar sus reflexiones críticas sobre la economía política durante la década de 1850, se desembarazó de su propia conciencia filosófica anterior y comenzó a trabajar científicamente. Desde esta perspectiva no existiría una ciencia marxista, sino un científico, Karl Marx, que fue un pionero en la comprensión de los mecanismos fundamentales que rigen el funcionamiento de la sociedad moderna, en especial con su reelaboración de la teoría del valor, y cuya obra cumbre fue El capital.

Las obras de Marx han inspirado a numerosas organizaciones políticas comprometidas en superar el capitalismo. Por una parte, habría que señalar la interpretación que han realizado los leninistas, partidarios de que una vanguardia del proletariado, organizada en un partido revolucionario preparado si es necesario para trabajar en la clandestinidad, empuje a la clase obrera a hacerse con el poder mediante la fuerza insurreccional de las masas, para así derrocar a sus antiguas clases opresoras y dominantes, la burguesía y la aristocracia, expropiándolas de su control sobre el aparato del Estado y los medios de producción, y procediendo a la construcción de un Estado obrero que, además de instituir a aquella como clase dominante, le permita avanzar hacia el socialismo —sociedad altamente igualitaria y solidaria, sobre la base de la democracia obrera y la propiedad social sobre los medios de producción, y un fuerte desarrollo productivo y cultural, con una economía planificada capaz de suplir holgadamente las principales necesidades mayoritarias— y la desaparición de la división de la sociedad en clases, hasta llegar al comunismo —sociedad sin clases sociales y sin Estado, basada en un altísimo nivel de civilización—.

Por otra, la que realiza la socialdemocracia, en sus orígenes contraria a la táctica revolucionaria y partidaria de avanzar hacia el socialismo a través de progresivas reformas parlamentarias (hay que decir que la mayoría de partidos socialdemócratas han ido poco a poco reformando sus planteamientos, hasta aceptar la economía de mercado). Otros teóricos, como los del comunismo consejista son partidarios de la toma del poder por parte de la clase obrera autoorganizada y no por parte de un partido.

Ideas filosóficas

Durante su juventud, y mientras se formaba en filosofía, Marx recibió la influencia del filósofo alemán predominante en Alemania en aquel tiempo, Hegel. De este autor tomó el método del pensamiento dialéctico, al que, según sus propias palabras, pondría sobre sus pies; significando el paso del idealismo dialéctico del espíritu como totalidad a una "dialéctica del devenir constante" donde la síntesis, a diferencia de Hegel, no había sido realizada. Además, sigue utilizando el método dialéctico para analizar las contradicciones en la historia de la humanidad y, específicamente, aquella entre el capital y el trabajo.

Una interpretación sobre el desarrollo de la obra de Marx, proveniente del francés Louis Althusser, considera que los escritos de Marx se dividen en dos vertientes. Esta interpretación es relevante en la exegética marxista, pero a la vez es muy polémica y pocos autores la mantienen al día de hoy. Althusser encuentra dos etapas:

Marx joven (hasta 1845)

Joven Karl Marx (1836).

Período en el que estudia la alienación (o enajenación) y la ideología, desde una perspectiva cercana al humanismo influida en gran parte por la filosofía de Ludwig Feuerbach. Marx se pregunta y contesta en sus Manuscritos de 1844:

¿En qué consiste, entonces, la enajenación del trabajo?Primeramente en que el trabajo es externo al trabajador, es decir, no pertenece a su ser; en que en su trabajo, el trabajador no se afirma, sino que se niega; no se siente feliz, sino desgraciado; no desarrolla una libre energía física y espiritual, sino que mortifica su cuerpo y arruina su espíritu. Por eso el trabajador sólo se siente en sí fuera del trabajo, y en el trabajo fuera de sí. Está en lo suyo cuando no trabaja y cuando trabaja no está en lo suyo. Su trabajo no es, así, voluntario, sino forzado, trabajo forzado. Por eso no es la satisfacción de una necesidad, sino solamente un medio para satisfacer las necesidades fuera del trabajo. Su carácter extraño se evidencia claramente en el hecho de que tan pronto como no existe una coacción física o de cualquier otro tipo se huye del trabajo como de la peste. El trabajo externo, el trabajo en que el hombre se enajena, es un trabajo de autosacrificio, de ascetismo. En último término, para el trabajador se muestra la exterioridad del trabajo en que éste no es suyo, sino de otro, que no le pertenece; en que cuando está en él no se pertenece a sí mismo, sino a otro. (...) Pertenece a otro, es la pérdida de sí mismo. [4]

Paralelamente a estas ideas describe al hombre con diversas concepciones: lo considera un ser real de carne y hueso; es únicamente el resultado de la historia económica, un predicado de la producción de la misma historia.

Piensa que el hombre se realiza modificando la naturaleza para satisfacer sus necesidades en un proceso dialéctico en que la transformación de agente y paciente es transformación mutua. La autogeneración del hombre es un proceso real, histórico – dialéctico, entendiéndose la dialéctica como proceso y movimiento a través de la superación sintética de las contradicciones.

Cuando Marx habla de 'realidad' hace referencia al contexto histórico social y al mundo del hombre. Asegura que el hombre es sus relaciones sociales.

Para Marx, lo que el hombre es no puede determinarse a partir del espíritu ni de la idea sino a partir del hombre mismo, de lo que este es concretamente, el hombre real, corpóreo, en pie sobre la tierra firme. El hombre no es un ser abstracto, fuera del mundo sino que el hombre es en el mundo, esto es el Estado y la sociedad.

La libertad, la capacidad de actuar eligiendo, está limitada a las determinaciones históricas, pero es, al mismo tiempo, el motor de aquellas cuando las relaciones sociales y técnicas entran en crisis.

Dios, la Filosofía y el Estado constituyen alienaciones en el pensamiento, alienaciones dependientes de la alienación económica, considerada para Marx única enajenación real.

En líneas generales, Marx defiende la idea de que la alienación empobrece al hombre sociohistórico negándole la posibilidad de modificar aspectos de los ámbitos en los que se ve involucrado, provocándole una conciencia falsa de su realidad. Sin embargo, este es un hecho que puede suprimirse.

Políticamente, el pensador alemán aboga por una sociedad comunista. Entre el hombre alienado (aquel que no coincide consigo mismo) y el hombre comunista (aquel que finalmente es igual a hombre) se coloca el proceso transformador. Sólo en la sociedad comunista habrá desaparecido toda alienación.

Marx maduro (1845-1875)

Memorial de Marx en Chemnitz.

Según Althusser, 1845, el año de La ideología alemana y las Tesis sobre Feuerbach, marca la ruptura epistemológica (concepto tomado de Gaston Bachelard). A partir de la cual Marx rompe con su etapa anterior, ideológica y filosófica, e inaugura un período científico en el cual desarrolla estudios económicos e históricos usando el método del materialismo histórico. Como diría Althusser, Marx inaugura el continente historia.

Este es, eminentemente, el período de su magna obra: El capital. Crítica de la economía política. No hay que olvidar, por otro lado, los textos de los que esta obra surge: la Contribución a la crítica de la economía política (que dará material para el primer capítulo de El capital) o los Grundrisse, cuyo tardío descubrimiento dio mucho que hablar sobre las continuidades de Marx con su primera etapa, y proporcionó argumentos a los críticos de la ruptura epistemológica. Durante su etapa de madurez, la obra de Marx se vuelve más sistemática y surgen sus conceptos económicos más destacados: la teoría del valor, la explotación como apropiación de plusvalía, o la teoría explicativa sobre las crisis capitalistas.

Sin embargo otros autores, incluido Erich Fromm, niegan la "ruptura epistemológica" y sostienen que la idea de enajenación es la fundamental durante todo el pensamiento de Karl Marx. Más cercanos al humanismo, no consideran que haya un joven y un viejo Marx y reivindican la continuidad de su obra alrededor de un concepto del hombre y su enajenación en el capitalismo.

Ideas sobre el crimen

Al entender Marx al derecho como fruto del poder de las clases dominantes, es decir los burgueses dueños de los medios de producción, entiende que estos definen de manera arbitraria, lo legal e ilegal, castigando todo tipo de conductas que atenten contra sus intereses, así para Marx el crimen "no es algo objetivo propio de la necesidad sino, la mera definición burguesa de acciones que atentan contra la propiedad o el sistema económico."[117]

De esta manera el mismo Marx sostiene que "las violaciones de la ley son generalmente el estallido de factores económicos que están fuera del control del legislador, pero, como lo testimonia el funcionamiento de la ley sobre delincuentes juveniles, depende en cierta medida de la sociedad oficial el catalogar ciertas violaciones de sus reglas como crímenes y otras como meras faltas. Esta diferencia de nomenclatura, lejos de ser indiferente, decide el destino de miles de hombres, y el tono moral de la sociedad. La ley misma puede no sólo castigar el delito, sino también improvisarlo."[118]

El pensamiento de Marx sobre la criminalidad influirá directamente a Steven Spitzer[120]

Legado

Estatua de Karl Marx en Tréveris, Alemania

El legado del pensamiento de Marx se ha disputado entre numerosas tendencias, cada una de las cuales se ve a sí misma como el intérprete más preciso de Marx. Estas tendencias incluyen el leninismo, el marxismo-leninismo, el trotskismo, el maoísmo, el luxemburguismo y el marxismo libertario. Varias corrientes también se han desarrollado en el marxismo académico, a menudo bajo la influencia de otros puntos de vista: marxismo estructuralista, marxismo histórico, marxismo fenomenológico, marxismo analítico, marxismo humanista y marxismo hegeliano.

Desde una perspectiva académica, el trabajo de Marx contribuyó al nacimiento de la sociología moderna junto con Émile Durkheim y Max Weber.[126]

Políticamente, el legado de Marx es más complejo. A lo largo del siglo XX, las revoluciones en docenas de países se autodenominaron "marxistas", especialmente la revolución rusa, que condujo a la fundación de la Unión Soviética. Principales líderes mundiales, incluidos Vladimir Lenin,[140]

Marx sigue siendo relevante y controvertido. En mayo de 2018, para conmemorar el bicentenario de su nacimiento, una estatua de 4,5 m de él realizada por el destacado escultor chino Wu Weishan y donada por el gobierno chino fue presentada en su lugar de nacimiento de Tréveris. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, defendió la memoria de Marx, diciendo que hoy Marx "representa cosas de las que no es responsable y que no causó porque muchas de las cosas que escribió fueron redactadas en sentido contrario".[141]​En 2008 se hizo Marx Reloaded, un documental que examina de qué modo las ideas de Marx pueden ayudarnos a entender la crisis económica, escrito y dirigido por Jason Barker y protagonizada por Slavoj Zizek, Jacques Rancière, Antonio Negri y Michael Hardt.

En 2017, se conmemoró el segundo centenario con la obra teatral Young Marx en el Bridge Theatre de Londres[142]​ y con la película El joven Karl Marx, donde Marx, su esposa Jenny Marx y su colaborador Friedrich Engels, entre otros revolucionarios e intelectuales anteriores a las revoluciones de 1848 crean un nuevo movimiento político para reformar y unir a los trabajadores empobrecidos, creando la Liga Comunista y publicando El Manifiesto Comunista. Recibió buenas críticas tanto por su precisión histórica como por su brío en el trato con la vida intelectual.

Críticos de Marx

Caricatura de Marx, "El Profeta", por Carlos Latuff.

La importancia de Karl Marx en el panorama intelectual y político del siglo XIX, y de su legado en el siglo XX, han provocado numerosas críticas a su obra y su persona. En el siglo XIX, las principales críticas provenían de intelectuales y organizaciones del movimiento obrero que sostenían posturas políticas distintas a las de Marx. Entre otros, Bakunin, anarquista y rival en la inspiración de La Internacional, consideraba que el objetivo de los marxistas era «un poderoso estado centralizado.»[143]

Durante el último tercio del siglo XIX y, sobre todo durante el siglo XX, la fuerza del marxismo en los ambientes intelectuales y organizaciones políticas de todo el mundo hizo que numerosos pensadores conservadores y liberales intentasen refutarlo. Algunas críticas se centran en elementos concretos de la obra de Marx, mientras otras se oponen a alguna de las versiones del canon marxista elaborado por las organizaciones políticas y los intelectuales socialistas o comunistas.

Poco después de la muerte de Marx, el economista austríaco Böhm-Bawerk publicó varios ensayos sobre el subjetivismo del valor, entre ellos Karl Marx and the Close of His System, de 1896, donde propuso refutar El capital y la teoría del valor-trabajo marxista, en tanto que teorías del campo de la economía. Ya en el siglo XX, Karl Popper, en La sociedad abierta y sus enemigos analizó lo que llama ‘profecías marxistas’, según su opinión desmentidas por la historia. Popper escribió también un ensayo crítico con las ‘pretensiones’ del marxismo como ciencia de la historia, considerando que incurre en lo que llama ‘historicismo’.[126]

El ensayo de Marx Sobre la cuestión judía de 1843 se ha interpretado como antisemitismo.[150]

Obras

Portada de El Capital, la obra principal de Karl Marx.

Obras escritas por Karl Marx

Obras escritas por Marx y Engels

Véase también

Notas

  1. a b El nombre "Karl Heinrich Marx" se basa en un error. Su certificado de nacimiento dice "Carl Marx", y en otros documentos se utiliza "Karl Marx". Solo en su colección de poesía y en la transcripción de su disertación se utiliza "K. H. Marx"; ya que Marx quería honorar a su padre, que murió en 1898, se nombró a sí mismo "Karl Heinrich" en tres documentos. El artículo "Marx, Karl Heinrich", escrito por Engels en el Handwörterbuch der Staatswissenschaften (Jena, 1892, columna 1130 a 1133, ver MEW Volumen 22, pp. 337-345) no justifica asignar este nombre a Marx. Ver Karl Marx. Grundlagen zu Leben und Werk. NCO-Verlag, Trier 1973, p. 214 y 354, respectivamente.

Referencias

  1. Attali, Jacques (2007). «Capíttulo 1. El filósofo alemán (1818-1843)». Karl Marx o el espíritu del mundo (Víctor A. Goldstein, trad.). Buenos Aires, Argentina: Fondo de Cultura Económica. p. 53. ISBN 978-950-557-708-8. 
  2. Kim, Sung Ho (24 de agosto de 2007). Edward N. Zalta, ed. «Max Weber». Stanford Encyclopaedia of Philosophy. Consultado el 31 de octubre de 2013. 
  3. «Marx the millennium's 'greatest thinker'». BBC News World Online. 1 de octubre de 1999. Consultado el 23 de noviembre de 2010. 
  4. Hart, Michael H. (2000). The 100: A Ranking of the Most Influential Persons in History. Nueva York: Citadel. ISBN 0-89104-175-3. 
  5. a b Baird, Forrest E.; Walter Kaufmann (2008). From Plato to Derrida. Upper Saddle River, Nueva Jersey: Pearson Prentice Hall. ISBN 9780131585911. 
  6. Karl Marx: Crítica al Programa de Gotha (Tomado de C. Marx, Crítica al Programa de Gotha, Ediciones en Lenguas Extranjeras, Pekín (Beijing), República Popular China, 1979.)
  7. En Carta a Joseph Weydemeyer (C. Marx y F. Engels, Obras escogidas, en 3 tomos; tomo 1.)
  8. Craig J. Calhoun (2002). Classical sociological theory. Wiley-Blackwell. pp. 23-24. ISBN 9780631213482. Consultado el 5 de marzo de 2011. 
  9. Wheen, Francis (2002). Karl Marx: A Life. Nueva York: Norton. Introducción. 
  10. Wheen 2001 p. 8 y p. 12
  11. Wheen 2001. pp. 07-09, 12.
  12. a b Kenneth Allan; Kenneth D. Allan (2 de noviembre de 2005). Explorations in Classical Sociological Theory: Seeing the Social Worl. Pine Forge Press. p. 68. ISBN 9781412905725. 
  13. a b c d e f g h i j «Karl Marx – Stanford Encyclopaedia of Philosophy». . Accesado el 4 de marzo de 2011.
  14. Wheen 2001. p. 11.
  15. Wheen 2001. p. 10.
  16. Wheen 2001. p. 12.
  17. Francis Wheen, Karl Marx, (Editorial Debate, 2000), ISBN 978-84-8306-327-9
  18. Heinrch Gemkow, Carlos Marx, Biografía completa (Editorial Cartago, 1975) p. 3.
  19. Wheen 2001. p. 14.
  20. Wheen 2001. p. 15.
  21. Wheen 2001. p. 16.
  22. Wheen 2001. pp. 16–17.
  23. a b c Appelrouth, Scott; Laura Desfor Edles (2007). Classical and Contemporary Sociological Theory: Text and Readings. Pine Forge Press. p. 23. ISBN 9780761927938. 
  24. Tristram Hunt (3 de agosto de 2010). Marx's General: The Revolutionary Life of Friedrich Engels. Macmillan. pp. 59-61. ISBN 9780805092486. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  25. Wheen 2001. pp. 17–21, 33.
  26. Wheen 2001. pp. 52–53.
  27. Wheen 2001. pp. 21–22.
  28. Lewis S. Feuer; Irving Horowitz (1 de junio de 2010). Ideology and the Ideologists. Transaction Publishers. p. 76. ISBN 9781412814423. Consultado el 5 de marzo de 2011. 
  29. Heinrch Gemkow, Carlos Marx, Biografía completa (Editorial Cartago, 1975) p. 9.
  30. Stanley Edgar Hyman (marzo de 1974). The tangled bank: Darwin, Marx, Frazer and Freud as imaginative writers. Atheneum. p. 86. Consultado el 6 de marzo de 2011. 
  31. Wheen 2001. pp. 25–26.
  32. Heinrch Gemkow, Carlos Marx, Biografía completa (Editorial Cartago, 1975) p. 10.
  33. Wheen 2001. p. 33.
  34. Calhoun 2002. p. 19.
  35. Wheen 2001. pp. 34–36.
  36. Wheen 2001. pp. 42–44.
  37. Wheen 2001. pp. 47–48.
  38. Wheen 2001. p. 36.
  39. Kenneth L. Morrison (21 de julio de 2006). Marx, Durkheim, Weber: formations of modern social thought. SAGE. p. 35. ISBN 9780761970569. Consultado el 5 de marzo de 2011. 
  40. Wheen 2001. p. 48.
  41. Wheen 2001. pp. 62–66.
  42. Wheen 2001. pp. 64–65.
  43. Wheen 2001. p. 65.
  44. Wheen 2001. p. 75.
  45. Mansel, Philip: Paris Between Empires, p.390 (St. Martin Press, NY) 2001
  46. T. B. Bottomore (1991). A Dictionary of Marxist thought. Wiley-Blackwell. pp. 108-. ISBN 9780631180821. Consultado el 5 de marzo de 2011. 
  47. Wheen 2001. pp. 85–86.
  48. Varios autores han aclarado esto por lo crucial y a su vez olvidado durante mucho tiempo en el desarrollo teórico Marx, como Ernie Thomson en The Discovery of the Materialist Conception of History in the Writings of the Young Karl Marx, Nueva York, The Edwin Mellen Press, 2004.
  49. Doug Lorimer, en Friedrich Engels (1999). Socialism: utopian and scientific. Resistance Books. pp. 34-36. ISBN 9780909196868. Consultado el 7 de marzo de 2011. 
  50. Wheen 2001. pp. 66–67.
  51. Wheen 2001. p. 112.
  52. Charles Capper; Cristina Giorcelli; Lester K. Little (9 de noviembre de 2007). Margaret Fuller: transatlantic crossings in a revolutionary age. Univ of Wisconsin Press. p. 18. ISBN 9780299223403. Consultado el 5 de marzo de 2011. 
  53. ref name="Wheen 2001. p. 90">Wheen 2001. p. 90.
  54. a b c Wheen 2001. p. 90.
  55. Artola, Miguel (1982). Textos fundamentales para la Historia (Séptima edición). Madrid: Alianza Universidad. p. 632. ISBN 84-206-8009-5. 
  56. Wheen 2001. p. 92.
  57. Wheen 2001. p. 93.
  58. Wheen 2001. p. 107.
  59. Wheen 2001. p. 115.
  60. Friedrich Engels, Karl Marx. Manifiesto comunista. 
  61. Marx and Engels 1848.
  62. a b Wheen 2001. p. 125.
  63. a b Maltsev; Yuri N. Requiem for Marx. Ludwig von Mises Institute. pp. 93-94. ISBN 9781610161169. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  64. Saul Kussiel Padover, Karl Marx, an intimate biography, McGraw-Hill, 1978, página 205
  65. a b Wheen 2001. pp. 126–127.
  66. Wheen 2001. pp. 126-127.
  67. David McLellan 1973 Karl Marx: His life and Thought. Nueva York: Harper and Row. pp. 189–190
  68. Felix, David (1982). «Heute Deutschland! Marx as Provincial Politician». Central European History (Cambridge University Press) 15 (4): 332-350. 10.1017/S0008938900010621. 
  69. Wheen 2001. p. 128.
  70. Wheen 2001. p. 129.
  71. Wheen 2001. pp. 130-132.
  72. Seigel, p. 50
  73. a b Introduccción. Doug Lorimer. En Karl Marx. La Lucha de Clases en Francia: De la Revolución de Febrero a la Comuna de París. Resistance Books. p. 6. ISBN 9781876646196. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  74. a b Wheen 2001. pp. 136-137.
  75. a b c Boris Nicolaievsky (15 de marzo de 2007). Karl Marx – Man and Fighter. READ BOOKS. pp. 192-. ISBN 9781406727036. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  76. Slavko Splichal (2002). Principles of publicity and press freedom. Rowman & Littlefield. p. 115. ISBN 9780742516151. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  77. a b Franz Mehring (24 de septiembre de 2003). Karl Marx: The Story of His Life. Psychology Press. pp. 19-20. ISBN 9780415313339. Consultado el 9 de marzo de 2011 2011. 
  78. Wheen 2001. pp. 137-146.
  79. Peter Watson (22 de junio de 2010). The German Genius: Europe's Third Renaissance, the Second Scientific Revolution, and the Twentieth Century. HarperCollins. pp. 250-. ISBN 9780060760229. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  80. Wheen 2001. pp. 151-155.
  81. Phil Harriss (1 de septiembre de 2006). London Markets, 4th. New Holland Publishers. p. 20. ISBN 9781860113062. Consultado el 23 de abril de 2011. 
  82. Enrique D. Dussel; Fred Moseley (2001). Towards an unknown Marx: a commentary on the manuscripts of 1861-63. Psychology Press. pp. 33-. ISBN 9780415215459. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  83. a b c d e f g h i «Karl Heinrich Marx – Biography». Egs.edu. Archivado desde el original el 11 de junio de 2011. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  84. Karl, Marx (2007). James Ledbetter, ed. Dispatches for the New York Tribune: Selected Journalism of Karl Marx. Penguin Books. ISBN 9780141441924. 
  85. Karl Marx (30 de marzo de 2008). The 18th Brumaire of Louis Bonaparte. Wildside Press LLC. p. 141. ISBN 9781434463746. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  86. John Cunningham Wood. Karl Marx's economics : critical assessments. Psychology Press. p. 346. ISBN 9780415065580. Consultado el 16 de marzo de 2011. 
  87. John Cunningham Wood (1993). Karl Marx's economics: critical assessments : second series. Taylor & Francis. p. 232. ISBN 9780415087117. Consultado el 16 de marzo de 2011. 
  88. a b Sidney Hook (febrero de 1994). From Hegel to Marx: studies in the intellectual development of Karl Marx. Columbia University Press. pp. 24-25. ISBN 9780231096652. Consultado el 16 de marzo de 2011. 
  89. a b Ronald John Johnston (2000). The dictionary of human geography. Wiley-Blackwell. p. 795. ISBN 9780631205616. Consultado el 16 de marzo de 2011. 
  90. Richard T. De George; James Patrick Scanlan (31 de diciembre de 1975). Marxism and religion in Eastern Europe: papers presented at the Banff International Slavic Conference, September 4–7, 1974. Springer. p. 20. ISBN 9789027706362. Consultado el 16 de marzo de 2011. 
  91. Boris Nicolaievsky (15 de marzo de 2007). Karl Marx – Man and Fighter. READ BOOKS. pp. 269-. ISBN 9781406727036. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  92. Bob Jessop; Russell Wheatley (1999). Karl Marx's social and political thought. Taylor & Francis US. p. 526. ISBN 9780415193276. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  93. Michael Curtis (1997). Marxism: the inner dialogues. Transaction Publishers. p. 291. ISBN 9781560009450. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  94. Craig J. Calhoun (2002). Classical sociological theory. Wiley-Blackwell. p. 20. ISBN 9780631213482. Consultado el 5 de marzo de 2011. 
  95. Mab Segrest (27 de junio de 2002). Born to belonging: writings on spirit and justice. Rutgers University Press. p. 232. ISBN 9780813531014. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  96. Tom Rockmore (2002). Marx after Marxism: the philosophy of Karl Marx. John Wiley and Sons. p. 128. ISBN 9780631231899. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  97. “Karl Marx”. Francis Wheen. Editorial Debate. Madrid 2000. ver pág 271
  98. Anthony Brewer; Karl Marx (1984). A guide to Marx's Capital. CUP Archive. p. 15. ISBN 9780521257305. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  99. Craig J. Calhoun (2002). Classical sociological theory. Wiley-Blackwell. p. 23. ISBN 9780631213482. Consultado el 5 de marzo de 2011. 
  100. Marx, Karl (1875). «Parte I». Crítica del Programa de Gotha. Consultado el 15 de julio de 2008. 
  101. Karl Marx and Frederick Engels, Collected Works Volume 46 (International Publishers: New York, 1992) p. 71.
  102. a b c Karl Marx and Frederick Engels, Collected Works Volume 46 (International Publishers: New York, 1992) p. 72.
  103. Alsina, Homero (1992). Una enciclopedia de datos inútiles (Tercera edición). Buenos Aires, Argentina: Ediciones de la flor. ISBN 950-515-529-8. 
  104. a b c d Engels, Friedrich (1890). «Helena Demuth obituary» (en inglés). Consultado el 28 de agosto de 2016. 
  105. a b c d Wheen, Francis (1999). Karl Marx : a life (1st American ed. edición). New York: Norton. ISBN 978-0393049237. 
  106. Scott, Werner Blumenberg ; translated by Douglas (1998). Portrait of Marx : an illustrated biography (Rev. ed. edición). London: Verso. ISBN 978-1859847053. 
  107. Carver, Terrell (1990). Friedrich Engels : his life and thought (1. publ. in the United States of America. edición). New York: St. Martin's Press. ISBN 978-0-312-04501-2. 
  108. McLellan 1973, p.541
  109. Wheen, Francis (2000). Karl Marx. Editorial Debate. p. 1. ISBN 9780393321579. 
  110. Wheen 2001. p. 382.
  111. a b c d e f g Stephen Jay Gould; Paul McGarr; Steven Peter Russell Rose (24 de abril de 2007). The richness of life: the essential Stephen Jay Gould. W. W. Norton & Company. pp. 167-168. ISBN 9780393064988. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  112. «1883: Discurso ante la tumba de Marx». Marxists.org. Consultado el 17 de julio de 2011. 
  113. a b Wheen, Francis (2000). Karl Marx. Editorial Debate. Introducción. 
  114. "Tomb raiders' failed attack on Marx grave", Camden New Journal
  115. El monumento aparece en la película Morgan (1966). Donde Morgan Delt, (David Warner) a menudo se encuentra meditando en el mismo. En la década de 1970 el monumento fue un lugar de peregrinaje popular para grupos de estudiantes chinos, con uniformes azules unisex, de la República Popular de China (中國大陸).
  116. Hobsbawm 2011. pp. 03-04.
  117. Caro, M. A. (2017). El pensamiento de Aristóteles, Hobbes y Marx en las teorías criminalísticas contemporáneas. Cadernos de Dereito Actual, (8), 257-266. p. 263.
  118. Marx, K. (2008) Elogio del crimen. Ed. Sequitur, p. 40.
  119. Spitzer, S. (1975). Toward a Marxian theory of deviance. Social problems, 22(5), 638-651.
  120. Caro, M. A. (2017). El pensamiento de Aristóteles, Hobbes y Marx en las teorías criminalísticas contemporáneas. Cadernos de Dereito Actual, (8), 257-266.
  121. Kim, Sung Ho (2017). Zalta, Edward N., ed. The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Winter 2017 edición). Metaphysics Research Lab, Stanford University. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  122. Ricoeur, Paul; Homans, Peter; Browning, Don S. (1978-10). «FREUD AND PHILOSOPHY: AN ESSAY ON INTERPRETATION; THEOLOGY AFTER FREUD: AN INTERPRETIVE INQUIRY; GENERATIVE MAN: PSYCHOANALYTIC PERSPECTIVES». Religious Studies Review 4 (4): 246-254. 0319-485X. 10.1111/j.1748-0922.1978.tb00023.x. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  123. Filosofía&Co (19 de marzo de 2018). «Marx, Nietzsche y Freud: los filósofos de la sospecha». Filosofía & co. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  124. Bertrand, Russell. HISTORIA DE LA FILOSOFÍA OCCIDENTAL. Espasa Libros, S.L. ISBN 978-84-239-6632-5. 
  125. Colp, Ralph (1974). «The Contacts Between Karl Marx and Charles Darwin». Journal of the History of Ideas 35 (2): 329-338. 0022-5037. 10.2307/2708767. Consultado el 23 de noviembre de 2019. 
  126. a b Rejón, Manuel Ruiz (21 de agosto de 2018). «Dos gigantes enfrentados: marxismo y darwinismo». OpenMind. Consultado el 23 de noviembre de 2019. 
  127. «V. I. Lenin: The Tasks of the Proletariat in the Present Revolution (a.k.a. the April Theses)». www.marxists.org. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  128. «Glossary of People: Ma». www.marxists.org. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  129. «The Nature of Cuban Socialism». www.marxists.org. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  130. «Salvador Allende: First speech to the Chilean parliament after his election». www.marxists.org. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  131. «Historical Development in the World Will Move Towards the Strengthening of Socialism». www.marxists.org. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  132. «African Socialism Revisited by Kwame Nkrumah 1967». www.marxists.org. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  133. Venkatasubbiah, H. (27 de mayo de 2017). «Nehru’s economic philosophy». The Hindu (en en-IN). 0971-751X. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  134. «Nelson Mandela’s Living Legacy | Preparing for Defiance 1949-1952». The South African (en inglés estadounidense). 11 de junio de 2013. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  135. a b Churm, Philip Andrew (4 de mayo de 2018). «Juncker opens exhibition to Karl Marx». euronews (en inglés). Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  136. a b «EU president Juncker defends Karl Marx’s legacy». The Independent (en inglés). 4 de mayo de 2018. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  137. Jeffries, Stuart (4 de julio de 2012). «Why Marxism is on the rise again». The Guardian (en inglés británico). 0261-3077. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  138. «Opinion». The Telegraph (en inglés británico). 16 de marzo de 2016. 0307-1235. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  139. «USSR: Capitalist or Socialist?». www.marxists.org. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  140. «Between Marx, Marxism, and Marxisms – Ways of Reading Marx’s Theory». web.archive.org. 8 de enero de 2015. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  141. «Chinese Marx statue adds to German angst» (en inglés británico). 5 de mayo de 2018. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  142. Billington, Michael (26 de octubre de 2017). «Young Marx review – farce, family and finances but not quite the full Marx». The Guardian (en inglés británico). 0261-3077. Consultado el 23 de noviembre de 2019. 
  143. Escritos de filosofía política [1]
  144. The poverty of historicism [2]
  145. The poverty of historicism [3]
  146. «Sir Karl Popper "Science as Falsification," 1963». www.stephenjaygould.org. Consultado el 23 de noviembre de 2019. 
  147. Bertrand, Russell. HISTORIA DE LA FILOSOFÍA OCCIDENTAL. Espasa Libros, S.L. p. 782. ISBN 978-84-239-6632-5. 
  148. «Essays in Self-Criticism». www.faculty.umb.edu. Consultado el 23 de noviembre de 2019. 
  149. Flannery, Edward H. ((2004 printing)). The anguish of the Jews : twenty-three centuries of antisemitism (Rev. and updated ed edición). Paulist Press. ISBN 0-8091-4324-0. 57366369. Consultado el 23 de noviembre de 2019. 
  150. «Abram Leon: The Jewish Question (1. Scientific study of Jewish history)». www.marxists.de. Consultado el 23 de noviembre de 2019. 

Bibliografía

Obras completas

Biografías

  • Gemkow, Henrich (1975). Carlos Marx. Buenos Aires: Cartago. 
  • Fernández Buey, Francisco (2004). Marx (sin ismos). Barcelona: El Viejo Topo. 
  • Berlín, Isaiah (2000). Karl Marx: Su vida y su entorno. Madrid: Alianza. 
  • Blumenberg, Werner (2000). Karl Marx: An Illustrated History (en inglés). Verso. 
  • Reiss, Edward (1997). Una guía para entender a Marx. Madrid: Siglo XXI de España Editores. 

Obras sobre el pensamiento de Karl Marx

  • Althusser, Louis, La revolución teórica de Marx y Para leer el capital, ambos editados por Siglo XXI.
  • Arendt, Hannah, Karl Marx y la tradición del pensamiento político occidental, editado por Editorial Encuentro.
  • Camus, Albert, "Le terrorisme d'État et la terreur rationnelle" en "L'homme révolté", París, Gallimard, 1951.
  • Harnecker, Marta, Los conceptos elementales del materialismo histórico. Siglo XXI. Libro introductorio a la teoría de Marx.
  • Lenin, V. I., Carlos Marx. Texto breve, de estilo divulgativo.
  • Lenin, V. I., El Estado y la revolución. Un trabajo sistemático de lectura en torno a los textos marxistas sobre el Estado, define teóricamente la idea del Estado socialista o dictadura del proletariado como fase transicional hacia la extinción del Estado o sociedad comunista.
  • Lenin, V. I., Las tres fuentes y las tres partes integrantes del marxista. Esas fuentes serían el materialismo del siglo XVIII y la filosofía alemana; la economía política clásica británica, y el socialismo utópico francés.
  • Lenin, V. I., El imperialismo, etapa superior del capitalismo. En esta obra, Lenin declara: "El imperialismo es el capitalismo en la fase de desarrollo en que ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero, ha adquirido señalada importancia la exportación de capitales, ha empezado el reparto del mundo por los trusts internacionales y ha terminado el reparto de toda la Tierra entre los países capitalistas más importantes.
  • Martínez Marzoa, Felipe., La filosofía de El Capital de Marx, Taurus, 1981.
  • Negri, Antonio, Marx más allá de Marx. Cuaderno de trabajo sobre los Grundrisse. Madrid: Akal, 2001.
  • Ricoeur, Paul (1999), Freud: una interpretación de la cultura, México, Siglo XXI. Primera edición de 1970. Formula la célebre comparación entre Marx, Nietzsche y Freud, por ser los tres grandes autores del siglo XIX que superan el racionalismo y a quienes denomina maestros de la sospecha.
  • Rubel, M., El Estado visto por Karl Marx
  • Rubel, M: Karl Marx. Ensayo de biografía intelectual, Paidós, 1970.
  • Shanin, T.: El Marx tardío y la vía rusa: Marx y la periferia del capitalismo, Madrid: Revolución, 1990
  • Schmidt, Alfred (2011), El concepto de naturaleza en Marx, Madrid, Siglo XXI de España. Primera edición de 1976.

Enlaces externos

Other Languages
Afrikaans: Karl Marx
Alemannisch: Karl Marx
aragonés: Karl Marx
Ænglisc: Karl Marx
العربية: كارل ماركس
asturianu: Karl Marx
Aymar aru: Karl Marx
azərbaycanca: Karl Marks
تۆرکجه: کارل مارکس
башҡортса: Карл Маркс
Boarisch: Karl Marx
žemaitėška: Karls Marksos
Bikol Central: Karl Marx
беларуская: Карл Маркс
беларуская (тарашкевіца)‎: Карл Маркс
български: Карл Маркс
বিষ্ণুপ্রিয়া মণিপুরী: কার্ল মার্ক্স্
brezhoneg: Karl Marx
bosanski: Karl Marx
буряад: Карл Маркс
català: Karl Marx
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Karl Marx
нохчийн: Маркс, Карл
Cebuano: Karl Marx
ᏣᎳᎩ: ᎧᎵ ᎹᎩᏏ
corsu: Karl Marx
čeština: Karl Marx
Чӑвашла: Карл Маркс
Cymraeg: Karl Marx
dansk: Karl Marx
Deutsch: Karl Marx
Zazaki: Karl Marx
dolnoserbski: Karl Marx
Ελληνικά: Καρλ Μαρξ
English: Karl Marx
Esperanto: Karl Marx
eesti: Karl Marx
euskara: Karl Marx
estremeñu: Karl Marx
suomi: Karl Marx
Võro: Marxi Karl
føroyskt: Karl Marx
français: Karl Marx
Nordfriisk: Karl Marx
Frysk: Karl Marx
Gaeilge: Karl Marx
贛語: 馬克思
kriyòl gwiyannen: Karl Marx
Gàidhlig: Karl Marx
galego: Karl Marx
Hausa: Karl Marx
客家語/Hak-kâ-ngî: Karl Marx
עברית: קרל מרקס
Fiji Hindi: Karl Marx
hrvatski: Karl Marx
hornjoserbsce: Karl Marx
Kreyòl ayisyen: Karl Marx
magyar: Karl Marx
հայերեն: Կարլ Մարքս
interlingua: Karl Marx
Bahasa Indonesia: Karl Marx
Ilokano: Karl Marx
íslenska: Karl Marx
italiano: Karl Marx
Patois: Karl Marx
la .lojban.: karl. marks
Jawa: Karl Marx
ქართული: კარლ მარქსი
Qaraqalpaqsha: Karl Marx
Taqbaylit: Karl Marx
Kabɩyɛ: Karl Marx
қазақша: Карл Маркс
kurdî: Karl Marx
kernowek: Karl Marx
Кыргызча: Карл Маркс
Latina: Carolus Marx
Ladino: Karl Marx
Lëtzebuergesch: Karl Marx
Lingua Franca Nova: Karl Marx
Limburgs: Karl Marx
Ligure: Karl Marx
lumbaart: Karl Marx
lietuvių: Karl Marx
latviešu: Kārlis Markss
Malagasy: Karl Marx
македонски: Карл Маркс
монгол: Карл Маркс
Bahasa Melayu: Karl Marx
Malti: Karl Marx
Mirandés: Karl Marx
မြန်မာဘာသာ: ကားလ် မာ့ခ်
эрзянь: Карл Маркс
مازِرونی: کارل مارکس
Nāhuatl: Karl Marx
Plattdüütsch: Karl Marx
Nedersaksies: Karl Marx
Nederlands: Karl Marx
norsk nynorsk: Karl Marx
norsk: Karl Marx
Novial: Karl Marx
occitan: Karl Marx
Livvinkarjala: Karl Marx
ਪੰਜਾਬੀ: ਕਾਰਲ ਮਾਰਕਸ
polski: Karl Marx
Piemontèis: Karl Marx
پنجابی: کارل مارکس
Ποντιακά: Καρλ Μαρξ
português: Karl Marx
Runa Simi: Karl Marx
rumantsch: Karl Marx
română: Karl Marx
русский: Маркс, Карл
русиньскый: Карл Маркс
संस्कृतम्: कार्ल मार्क्स
саха тыла: Карл Маркс
ᱥᱟᱱᱛᱟᱲᱤ: ᱠᱟᱨᱞ ᱢᱟᱨᱠᱥ
sardu: Karl Marx
sicilianu: Karl Marx
Scots: Karl Marx
srpskohrvatski / српскохрватски: Karl Marx
ၽႃႇသႃႇတႆး : ၵႃးမၢၵ်ႈ
Simple English: Karl Marx
slovenčina: Karl Marx
slovenščina: Karl Marx
Soomaaliga: Karl Marx
shqip: Karl Marx
српски / srpski: Карл Маркс
Sesotho: Karl Marx
Sunda: Karl Marx
svenska: Karl Marx
Kiswahili: Karl Marx
ślůnski: Karl Marx
тоҷикӣ: Карл Маркс
Türkmençe: Karl Marks
Tagalog: Karl Marx
Türkçe: Karl Marx
татарча/tatarça: Карл Маркс
ئۇيغۇرچە / Uyghurche: كارل ماركىس
українська: Карл Маркс
oʻzbekcha/ўзбекча: Karl Marx
vèneto: Karl Marx
vepsän kel’: Marks Karl
Tiếng Việt: Karl Marx
Volapük: Karl Marx
walon: Karl Marx
Winaray: Karl Marx
მარგალური: კარლ მარქსი
ייִדיש: קארל מארקס
Yorùbá: Karl Marx
Vahcuengh: Karl Marx
Zeêuws: Karl Marx
文言: 馬克思
Bân-lâm-gú: Karl Marx
粵語: 馬克思