Kapiolani

Kapiʻolani
Reina consorte de Hawái
Queen Kapiolani, photograph by A. A. Montano (PPWD-15-7.024).jpg
Kapiʻolani de Hawái.
Reina consorte de Hawái
12 de febrero de 1874 - 20 de enero de 1891
(16 años)
PredecesorEmalani Kalanikaumakaʻamano Kaleleonālani Naʻea
SucesorJohn Owen Dominis
Información personal
Nombre secularKapiʻolani Napelakapuokakaʻe
Otros títulosReina viuda de Hawái
(1891 - 1899)
Coronación12 de febrero de 1883
Nacimiento31 de diciembre de 1834
Hilo, Flag of Hawaii.svg Hawái
Fallecimiento24 de junio de 1899
(64 años)
Waikīkī, Flag of Hawaii.svg Hawái
EntierroMausoleo Real de Hawái
Familia
Casa realCasa de Kauaʻi
PadreGran Jefe Kūhiō Kalanianaʻole de Hilo
MadrePrincesa Kinoiki Kekaulike
de Kauaʻi
Cónyuge

FirmaFirma de Kapiʻolani
Kapiʻolani de Hawái en el trono.
Gran Cruz de la Real Orden de Kapiʻolani.

Kapiʻolani, Reina consorte del Reino de Hawái (n. Hilo, 31 de diciembre de 1834 – † Waikīkī, 24 de junio de 1899). Se casó el 19 de diciembre 1863, siendo ya viuda del Gran Jefe Benjamin Nāmākēhā-o-kalani de Maui, con el futuro Rey David Kalākaua (que entonces era Gran Jefe de Kauaʻi), además de su primo lejano. El matrimonio tuvo lugar en la Iglesia de Kawaiahaʻo. Por ello, Kapiʻolani llegó a ser Reina consorte del Reino de Hawái.[1]

Biografía

Su nombre significa Arco Iris o Arco del Cielo.

Era la nieta de Kaumualiʻi, el último rey de la isla de Kauaʻi antes de que fuera cedida a las unificadas Islas Hawái gobernadas por Kamehameha El Grande. Era también nietastra de la Reina Regente Kaʻahumanu.

De sus padres biológicos, tuvo dos hermanas menores, Virginia y Victoria.

El legado principal de la Reina Kapiʻolani fue la fundación del Hospital Maternal Kapiʻolani para madres nativas hawaianas. Pervive en la actualidad como Centro Médico materno-infantil Kapiʻolani, y fue el lugar de nacimiento de Barack Obama. Uno de los principales parques de Waikīkī lleva su nombre también; el Parque Kapiʻolani fue un obsequio de su segundo esposo, David Kalākaua, en su honor.

Kapiʻolani, como muchos otros miembros de la realeza hawaiana, también destacó como compositora. Entre sus obras, destaca una canción de amor escrita para su marido, David Kalākaua, Ka Ipo Lei Manu, aunque el rey no pudo escucharla porque le sobrevino la muerte antes.

Una de sus mayores preocupaciones eran los pacientes de lepra de Kalaupapa (Molokaʻi). También la perpetuación de la raza hawaiana, por la que luchaba a través de la Sociedad de Beneficiencia Hoʻoulu Lāhui.