Kagome Higurashi

Kagome Higurashi
日暮かごめ
(Higurashi Kagome)
Sexo Femenino
Edad 15 años [1]
Primera aparición Capítulo 1
''' Inuyasha'''
Nombre real Kagome
Relevancia Personaje primario
Edad 15 años - 18 años (al final del manga y anime)
Altura 1,63 m
Ocupación Estudiante (9º grado), sacerdotisa al final del manga
Procedencia Época actual
Familia Abuelo (materno)
Señora Higurashi (madre)
Sōta Higurashi (hermano menor)
InuYasha (esposo)
Raza Humana
Seiyū Satsuki Yukino
Doblador(es)
  • Bandera de España Carmen Ambrós
  • Flag of Catalonia.svg Genma Ibañez
  • Bandera de México Ana Lobo
  • Bandera de México Leyla Rangel (ep. 61, 79 al 92, 94 al 96 y 150 al 155)
  • Bandera de Venezuela Leisha Medina (Películas)
  • Bandera de Italia Federica de bartoli (1 al 27)
  • Bandera de Italia Maria Letizia Scifoni (el resto)
  • Bandera de Brasil Letícia Quinto
[ editar datos en Wikidata]

Kagome Higurashi (日暮かごめ Higurashi Kagome ?) (renombrada como Ahome en el doblaje mexicano del anime por cuestiones de idioma[2] ) es un personaje de ficción de la serie de anime y manga Inuyasha, creada por Rumiko Takahashi. El personaje titular, Inuyasha, es su interés amoroso.

La versión anime de la serie recibe muchas críticas referentes a la variación en las personalidades originales de Kikyō y Kagome, siendo la primera mostrada en una versión mucho más frívola y cruel; y la segunda más infantil que la mostrada en el manga.

Información del personaje

  • Signo: Sagitario

Su nombre significa perla brillante o perla sagrada ya que el nombre Ka-go-me proviene de la Shikon no Tama, porque cuando la madre de Kagome la tomó en sus brazos vio un brillo en su pecho, tanto como una estrella.

Kagome es la mayor de los hermanos Higurashi. Tiene un hermano menor llamado Sōta. Su abuelo es el dueño de un templo Shinto, cerca de Tokio.

Ella al encontrar el pozo del tiempo, logra hacer kekkei o también conocidos como campos de fuerza, además de sus antiguos ataques como lo son: las flechas purificadoras, y lograr ver los fragmento de la perla de Shikon no Tama (Kagome y Kikyo son las únicas que lo pueden hacer).[2]

Siempre ayuda a las personas incondicionalmente, sanando las heridas del corazón.

En su cumpleaños número 15, un monstruo mitad mujer y mitad ciempiés la arrastra hasta el Japón del período Sengoku, donde conoce a la anciana Kaede, quien le dice que se parece mucho a su hermana Kikyō. Kagome es la reencarnación de Kikyō. Más adelante conoce a Inuyasha, el medio-demonio sellado en el árbol sagrado por Kikyo, el cual al principio intenta asesinarla. Más adelante ambos son atacados por un demonio cuervo y Kagome al intentar recuperar la esfera, esta la destruye en varios fragmentos. Juntos intentan encontrar los pedazos de la desaparecida Joya de las Cuatro Almas ( Shikon no Tama). Más adelante van sintiendo atracción entre ellos.

A medida que van viajando se les unen más compañeros, el primero Shippo un pequeño demonio zorro huérfano que se siente muy unidos a ambos. Después con Miroku un monje budista atractivo y libertino, con el cual comienzan a buscar a Naraku. Finalmente se les une Sango la sobreviviente del clan de los exterminadores de demonios y Kirara un demonio gato enorme, los cuales luchan todos contra Naraku.

En el episodio 519 del manga el sello que impide que los poderes de Kagome se incrementen se fortalece por culpa de Magatsuhi, un espíritu maligno nacido de la perla, haciendo que Kagome pierda incluso los poderes que ya tenía. Kaede cree que para romper el sello deben destruir a Magatsuhi.[3]

Posteriormente, durante la lucha en el interior de Naraku, Inuyasha y Sesshōmaru logran combinar sus fuerzas para destruir a Magatsuhi, provocan que el sello de Kagome se desvanezca y despierte el potencial de sus poderes purificadores, que hacen que la luz vuelva a aparecer en la Shikon no Tama ( Perla de Shikon).[4] Sin el sello los poderes de Kagome llegan a ser casi tan fuertes como los de Kikyo.

Finalmente, tras una ardua lucha, es Kagome quien le da el golpe final a Naraku, atravesando con una de sus flechas la perla de Shikon, pero Naraku, antes de desaparecer, revela que pidió un deseo a la perla, y Kagome es absorbida de repente al Meido (debido al ataque que Byakuya le había asestado previamente), pero Inuyasha la sigue. Esto provoca que el pozo desaparezca, tanto en el presente como en el pasado.[5]

Kagome acaba flotando en la oscuridad sola y con la Shikon no Tama flotando delante de ella, todavía atravesada por su flecha, e Inuyasha acaba dentro de la misma perla, donde ve a Midoriko, los demonios con los que ésta combate y a Naraku, dormido en un profundo sueño. Los youkai revelan que el deseo de la perla (y el del propio Naraku) es que Kagome pida un deseo para que quede atrapada dentro de la perla, luchando contra Naraku eternamente reemplazando de ese modo a Midoriko.[6]

La perla tienta a Kagome para que desee volver a su casa, pero ésta, tras escuchar la voz de Inuyasha, decide no hacerlo, y entonces Inuyasha logra escapar de la perla y reunirse con Kagome en el Meido. Se besan (en el manga sólo se abrazan) y Kagome se llena de valor gracias a Inuyasha y pide un último deseo a la perla de Shikon: que desaparezca para siempre. La perla se purifica y se desvanece,[7] y el pozo devora huesos aparece, devolviendo a cada uno a su respectiva época, aunque luego queda bloqueado. Kagome se da cuenta que es debido a que sus sentimientos no eran del todo claros, pero al desear pasar el resto de su vida con sus amigos, el pozo vuelve a conectar y ella se queda a vivir en la época feudal.

Other Languages