Junta vecinal

Junta Vecinal es el nombre que legalmente reciben en la Comunidad Autónoma de Cantabria las Entidades de ámbito territorial inferiores al municipio.

La Ley 6/1994, de 19 de mayo, reguladora de las Entidades Locales Menores, es la que estableció esta forma de organización de estas entidades.[1]

Atribuciones de la Junta Vecinal

La Junta Vecinal está formada por un presidente y cuatro vocales. Las atribuciones y competencias de las Juntas Vecinales son:

  • El impulso, control y fiscalización de los actos del Presidente.
  • La aprobación y modificación del presupuesto anual y ordenanzas; la censura de cuentas y el reconocimiento de créditos siempre que no exista consignación presupuestaria.
  • La administración y conservación de bienes y derechos propios de la entidad y la regulación del aprovechamiento de los bienes comunales.
  • El ejercicio de acciones judiciales y administrativas.
  • La adopción de acuerdos sobre disposición de bienes, operaciones de crédito y expropiación forzosa, que deberán ser ratificadas por el Ayuntamiento respectivo.
  • La aceptación de la delegación de competencias municipales.
  • La adquisición de bienes y derechos y la transacción sobre los mismos.
  • La contratación de obras, servicios y suministros y la aprobación de los proyectos de obra.
  • En general, cuantas atribuciones se asignaran por Ley al Ayuntamiento Pleno con respecto al gobierno y administración del municipio, en el ámbito de la Entidad.
Other Languages