Julius Schnorr von Carolsfeld

Julius Schnorr von Carolsfeld, dibujo de Hugo Bürkner.

Julius Schnorr von Carolsfeld ( Leipzig, 26 de marzo de 1794 - Dresde, 24 de mayo de 1872) fue un pintor romántico alemán, perteneciente al movimiento de los nazarenos.

Vida

Sus primeras enseñanzas las recibió de su padre, Johann Veit Schnorr (1764-1841), que era pintor, grabador y dibujante. También lo fue su hermano mayor, Ludwig Ferdinand Schnorr von Carolsfeld (1789-1853).

En 1811, con diecisiete años, ingresa en la Academia de Bellas Artes de Viena. Entra a formar parte del círculo de Ferdinand Johann von Olivier. Se trata de un grupo de artistas próximos a los nazarenos ( Johann Friedrich Overbeck y otros), que se habían rebelado contra el estilo convencional de la Academia y habían sido expulsados el año anterior.

Hermandad de san Lucas

En marzo de 1817 es aceptado en la " Lukasbund", la unión artística de este movimiento. En verano de ese año viaja a Salzburgo con los hermanos Ferdinand y Friedrich Olivier; esta tierra resultaría decisiva para el desarrollo de su talento como pintor de paisajes. En octubre marcha con el escritor Wilhelm Müller a Italia.

Después de visitar Venecia y Florencia, llega a Roma a principios del año 1818. Se unió a la comunidad de los nazarenos. Este grupo estudiaba y trabajaba el arte religioso, rechazando las tendencias modernas y regresando a principios y técnicas primitivas, como las recuperación del fresco y el arte monumental.

En 1817 el marqués Carlo Massimo encargó al grupo la decoración de su pabellón en el jardín, el Casino Massimo, en Letrán. Schnorr probó sus capacidades en esta técnica encargándose de ilustrar temas del “ Orlando Furioso” de Ariosto, junto a Cornelius, Overbeck y Veit.

Carrera posterior

Rut en el campo de Booz, 1828, National Gallery, Londres.

En 1825 se traslada a Múnich, para enseñar en la Academia. Allí entró al servicio del rey Luis I de Baviera. Trasplantó a Alemania el arte mural que había aprendido en Italia. Se mostró como un cualificado pintor y poeta en la corte de Baviera; organizó un grupo de ejecutantes entrenados. El rey Luis I le pide que decore la Residenz (Nuevo Palacio) de dicha ciudad con temas de la historia legendaria de Alemania, como el Cantar de los Nibelungos. Otros apartamentos los decoró con escenas de historias de Carlomagno, Federico Barbarroja y Rodolfo I de Habsburgo. Estas interminables composiciones son creativas, de correcta composición, dibujo magistral, pero de pensamiento exagerado y estilo extravagante.

En 1842 es distinguido con la medalla Pour le Mérite.

En 1846 fue nombrado director de la Galería de Pinturas y de la Academia de Dresde. De esta tercera parte de su vida es la realización de ilustraciones bíblicas. Para entonces ya había alcanzado cierto renombre, y le llegaron encargos de Gran Bretaña. Schnorr diseñó unas vidrieras, realizadas en la Real Fábrica de Múnich, para la catedral de Glasgow y la Catedral de San Pablo en Londres. Este cristal muniqués provocó controversias entre los que pensaban que les faltaba lustre y resultaban demasiado apagadas y quienes las aplaudían por el severo y excelente dibujo semejante al de los primeros pintores florentinos con el colorido propio de las vidrieras de la segunda mitad del siglo XVI.

Julius Schnorr está enterrado en Alter Annenfriedhof de Dresde, junto a su hijo, el tenor Ludwig Schnorr von Carolsfeld, el primer Tristán de la historia.

Other Languages