Julio Montt Salamanca

Julio Montt Salamanca.

Julio Montt Salamanca ( Valparaíso, Chile, 29 de septiembre de 1861 - Concepción, Perú, 9 de julio de 1882) fue un militar chileno. Subteniente de la 5.ª compañía del Regimiento «Chacabuco», héroe de la batalla de La Concepción.

Biografía

Fue hijo de Manuel Montt Goyenechea, cuñado y primo del ex presidente de Chile Manuel Montt, y de Leonarda Salamanca Menares,[1] naciendo junto a su hermano gemelo César. Cuando su hermano se enlistó en el regimiento Yungay, Julio le siguió los pasos y se enroló en el regimiento Curicó durante la guerra.

Físicamente era un niño de hermosa y casi artística cabeza, cual se deja ver en su retrato, de ojos profundamente azules y melancólicos y de una contextura frágil y enfermiza, a tal punto que un tenaz mal de garganta le tralla desde la niñez luchando con la muerte ( Benjamín Vicuña Mackenna).

Hizo carrera en las batallas de San Juan y Miraflores, ascendiendo al grado de subteniente.

Fue trasladado durante la Campaña de la Sierra a la 4.ª compañía del batallón Chacabuco, al mando del capitán Ignacio Carrera Pinto, y allí se encontraba cuando ocurrió la batalla de La Concepción.

Las fuerzas peruanas dirigidas por el general de brigada EP Andrés Avelino Cáceres hicieron un ataque a la aldea de Concepción, que era guarnecida por 77 hombres de la 4.ª compañía del regimiento Chacabuco.

El día domingo 9 de julio, la vanguardia de Cáceres, que poseía aproximadamente 300 soldados regulares y un número indeterminado de guerrilleros locales, descendió al pueblo. Carrera Pinto y el resto de los jefes de la 4.ª compañía, Arturo Pérez Canto, Julio Montt Salamanca y Luis Cruz Martínez, cerraron las entradas a la plaza y se defendieron en ella, aunque caída la tarde se tuvieron que replegar al cuartel.

La lucha fue encarnizada durante toda esa noche, pues los invasores, no se rendián, temerosos de morir a manos de la turba local. Esa misma noche murió el subteniente Julio Montt Salamanca, atravesado por las balas adversarias.

"Concluida la operación de los forados por varias partes y viendo los enemigos que el peligro era inminente, izaron un pañuelo blanco, símbolo de paz; creyendo los nuestros que ya se redirían, avanzaron sin hacer fuego, hasta medio patio, donde fueron recibidos con una lluvia de balas, no sin causarnos numerosas bajas... En el acto se abalanzaron 50 hombres al recinto de los enemigos, como una jauría de tigres, y ultimaron á éstos después de una resistencia verdaderamente horrible. El capitán Carrera Pinto, subteniente Cruz y 9 soldados sacados de trinchera, fueron fusilados en la plaza; los subtenientes Pérez Canto y Montt sucumbieron en el fragor de la lucha dentro de aquella [...] [F]ueron muertas también dos mujeres de los soldados, de tanto coraje, que en lo más recio del combate, animaban á los suyos en alta voz que continuasen peleando. Ha sido encontrada muerta entre los montones de cadáveres una criatura recién nacida y otra fue salvada viva por don Dámaso Peña; una de las mujeres había dado a luz días antes del combate dos criaturas gemelas"

Parte Oficial del Combate de Concepción de Ambrosio Salazar y Márquez. Concepción, 10 de julio de 1882.

Other Languages