Julio Casares

Julio Casares Sánchez ( Granada, 26 de septiembre de 1877 - Madrid, 1 de julio de 1964), , lexicógrafo, lexicólogo, diplomático, violinista y crítico literario español. Fue miembro de la Real Academia Española y autor del Diccionario ideológico de la lengua española.

Biografía

Fue bautizado en la parroquia de San Gil de Granada, y en esta ciudad realizó sus primeros estudios. Desde joven se reveló como un virtuoso del violín y a los nueve años daba un concierto en el Teatro Principal de su ciudad natal. Estudió luego Derecho y la carrera de violín en Madrid con José del Hierro e ingresó en la Orquesta del Teatro Real en 1896, que abandonó para cursar la carrera diplomática al ingresar por oposición en el Ministerio de Estado, en la oficina de interpretación de lenguas, de la que fue muchos años jefe indiscutible no sólo por su situación en el escalafón, sino por su pericia como políglota. Comenzó aprendiendo el alemán y terminó dominando las lenguas eslavas. El francés llegó a ser tan natural para él como su lengua de nacimiento. Manejaba hasta dieciocho idiomas, e incluso el japonés, que aprendió en París.

En 1915 asciende a intérprete de primera clase, siendo jefe de interpretación de lenguas del Ministerio de Estado. Alfonso XIII, con fecha 13 de noviembre de 1919 al reorganizarse por decreto la plantilla de la carrera de intérpretes del Ministerio de Estado lo ascendió a la 1.ª categoría de Jefe de Administración de 1.ª clase. Fue nombrado agregado de la Delegación española en Tokio. El 23 de agosto de 1934 el presidente de la República (Niceto Alcalá-Zamora y Torres) lo nombra delegado suplente de España en la decimoquinta Asamblea de la Sociedad de Naciones de Ginebra. Tras la Guerra Civil, el 20 de junio de 1939, el Tribunal Seleccionador declara que es "admitido directamente al servicio activo" y le consolida en el cargo de Traductor Jefe de la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores. Francisco Franco, en el Decreto de 1944, a propuesta del Ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Gómez-Jordana y Sousa, le concedió la gran cruz de la Orden de Isabel la Católica. Francisco Franco, en decreto de 10 de octubre de 1947 le declara jubilado, por haber cumplido la edad reglamentaria de acuerdo con el Estatuto de las clases pasivas del Estado, y le designa traductor-jefe honorario de interpretaciòn de lengua.

Ingresó en la Real Academia Española en 1919 versando su discurso de ingreso sobre el tema "Nuevo Concepto del Diccionario de la Lengua".[1] Posteriormente fue secretario perpetuo de la RAE. La réplica fue realizada por Antonio Maura

Don Julio Casares fue un políglota total. Además de hablar y traducir dieciocho idiomas, conocía algunos tan perfectamente que pudo realizar y publicar diccionarios en lenguas extranjeras, y componer numerosas gramáticas entre ellas la inglesa. Representó a España como políglota en la Sociedad de Naciones y en el departamento español de relaciones culturales. En Ginebra fue nombrado director de la revista Revue Pedagogique que editaba en esa ciudad la Sociedad de Naciones.

Tras el éxito de su libro Crítica profunda: Valle-Inclán, Azorín, Ricardo León se convirtió en un reconocido crítico literario y numerosas revistas y periódicos nacionales solicitaron su colaboración. En el diario ABC hizo la crítica de libros durante largo tiempo.

Aunque con su entrada en la Administración debió de dejar a un lado su afición musical, no la abandonó del todo y así hizo estudios sobre música japonesa, que fueron inicialmente publicados en la revista francesa Anales de Alianza Científica.

Tras repetidos intentos de que la Academia cambiase sus criterios lexicográficos, defendiendo la abolición del sistema alfabético por el de afinidad conceptual de las palabras, compuso durante cinco lustros un Diccionario ideológico sin parangón en la lexicografía española. Aparecido por primera vez en 1942, fue revisado a fondo por el autor en una nueva edición ya que el manuscrito, y su meticuloso fichero, había sufrido algunos desperfectos al haber permanecido en la imprenta durante la guerra civil española. Aprovechó también para añadir nuevas entradas relativas a neologismos, tecnicismos y cientifismos.

Con el Diccionario ideológico, Julio Casares recogía la tradición lexicográfica de intentos anteriores en ese sentido iniciada por filólogos como José Ruiz León y Eduardo Benot. También fueron importantes sus libros de crítica literaria como Crítica profana (1914), donde, entre otros temas como la obra de Ricardo León y Azorín, denunciaba los plagios de Valle-Inclán. Colaboró asiduamente en prensa, con artículos de divulgación, que cultivó asiduamente a lo largo de toda su existencia.

Other Languages