Julio César Falcioni

Julio César Falcioni
Falcioni 1986.jpg
Falcioni jugando para el América de Cali en ( 1986)
Datos personales
Nombre completo Julio César Falcioni Capdevila
Apodo(s) El 1, El Facha, El Emperador, El Gato
Nacimiento Buenos Aires20 de julio de 1956 (60 años)
País Argentina
Altura 1,80 m (5 ft 11 in)
Peso 80  kg (176  lb)
Carrera como entrenador
Deporte Fútbol
Equipo Club Atlético Banfield
Debut como entrenador 1999
( Vélez Sarsfield)
Carrera como jugador
Posición Arquero
Debut como jugador 1976
( Vélez Sarsfield)
Retirada deportiva 1992
( Once Caldas)
Part. 3
[ editar datos en Wikidata]

Julio César Falcioni Capdevila[2] ( Buenos Aires, Argentina, 20 de julio de 1956) es un ex futbolista y entrenador argentino. Actualmente dirige al Club Atlético Banfield.

Trayectoria

Como jugador

Falcioni comenzó su trayectoria como arquero en las divisiones inferiores de Velez, equipo en el cual debutó en Primera División, en el Campeonato Metropolitano de 1976. Allí permaneció hasta 1980.

En 1981 fue transferido al club colombiano América de Cali, con el que alcanzó tres finales consecutivas de la Copa Libertadores, entre 1985 y 1987. El equipo perdió las tres finales, contra Argentinos Juniors, River Plate y Peñarol, pero logró el pentacampeonato del Fútbol Profesional Colombiano ganando todos los torneos de 1982 a 1986, lo que lo conviertió en el guardameta extranjero con más títulos del Fútbol Profesional Colombiano, ostentando además la marca de ser el arquero que más goles ha convertido jugando para el equipo escarlata, con cinco anotaciones.[4] regresó a Argentina en 1990, a Gimnasia y Esgrima La Plata. La razón para volver a su patria fue ser convocado a la selección nacional albiceleste en Italia 1990. De hecho, el técnico Carlos Salvador Bilardo lo convocó en marzo de 1989, para un encuentro amistoso ante Colombia efectuado en Barranquilla, en donde pese al resultado adverso 1-0 para los argentinos, Falcioni fue la figura de la cancha. Jugó en Gimnasia entre 1990 y 1991, y estuvo brevemente en Vélez Sarsfield. Luego regresó a Colombia y finalizó su carrera como jugador en el Once Caldas, de Manizales.

Como entrenador

Comenzó a dirigir las divisiones inferiores del Club Atlético Vélez Sarsfield. Fue allí donde debutó como director técnico del equipo de primera división en la última fecha del Apertura 1997, en reemplazo de Osvaldo Piazza y mientras se logró concretar el contrato con Marcelo Bielsa. En el Apertura 1998, de nuevo como interino, dirigió al primer equipo durante los últimos cuatro partidos, entre las conducciones sustituyendo a Eduardo Solari y siendo luego reemplazado por Eduardo Luján Manera. El último interinato de Falcioni en Vélez Sarsfield tuvo lugar sobre el final del Clausura 1999, tras la dimisión de Manera, ya que para el Apertura 1999 fue contratado como Director Técnico de manera definitiva, cargo que mantuvo hasta el Apertura 2000.

Entrenó a Olimpo de Bahía Blanca de 2002 a 2003, consiguiendo 51 puntos (20 en el Apertura y 31 en el Clausura) y aseguró la permanencia del club en primera división. En el Clausura de 2003, Cristian Castillo fue el goleador de los bahienses con 11 tantos (seis menos que Luciano Figueroa, quien fue el máximo anotador de aquel torneo).

Debutó como entrenador del Club Atlético Banfield el 2 de agosto de 2003. En este equipo logró la clasificación para disputar la Copa Libertadores 2005, llegando hasta los cuartos de final, instancia en la que cayó ante River Plate.

En 2005, Falcioni tomó las riendas de Independiente. El primer semestre fue bastante aceptable, ya que con jugadores como Sergio Agüero, Nicolás Frutos y Oscar Ustari, el equipo alcanzó la cuarta colocación en la tabla de posiciones. En el segundo semestre no fue lo mismo. Con la partida de Frutos, Sergio Órteman y el capitán Lucas Pusineri, Independiente no logró clasificar para las copas Libertadores ni Sudamericana, lo que trajo como consecuencia el fin del ciclo de Falcioni con los Diablos Rojos argentinos.

Desde la sexta fecha del Apertura 2006 y hasta el fin del campeonato dirigió a Colón de Santa Fe.

El 22 de agosto de 2007, asumió como director técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata. Debido a los malos resultados en el club 'tripero', presentó su renuncia.

Luego de un tiempo sin dirigir equipo alguno, el 24 de marzo de 2009, firmó nuevamente como director técnico de Banfield. En esta segunda etapa al frente del club obtuvo el Torneo Apertura, el primer título a nivel profesional de la institución, y a la vez su primer título como entrenador,[7] pero lo rescindió luego del Apertura 2010, al presentársele la oportunidad de dirigir al Club Atlético Boca Juniors.

El 22 de diciembre de 2010, asumió la dirección técnica del plantel profesional 'xeneize', ocupando el cargo que dejó vacante Claudio Borghi. En su primera presentación en los torneos de verano de Argentina, obtuvo la Copa de Oro YPF y la Copa Luis B. Nofal. Su debut oficial no fue el deseado, sufriendo una derrota 1-4 en la Bombonera frente a Godoy Cruz de Mendoza. A pesar de ganar contra Racing de Avellaneda con un gol de Pablo Mouche, el equipo comenzó una racha negativa que se extendió hasta la séptima fecha, cuando venció a Colón de Santa Fe, con gol de Juan Román Riquelme. En la decimacuarta fecha del torneo, obtuvo la victoria más importante de su ciclo, al derrotar en el superclásico del fútbol argentino a River Plate por 2-0 en condición de local. Además, tuvo como técnico de Boca, un invicto de más de 30 partidos sin perder. El 4 de diciembre, se consagró campeón del Torneo Apertura 2011 con el club azul y oro, con la valla menos vencida en la historia de los torneos cortos y la obtención de 12 puntos de diferencia con respecto al subcampeón.

En 2012 logró llegar a la final de la Copa Libertadores contra Corinthians. El partido de ida terminó 1-1 en la Bombonera. En un partido parejo, el conjunto azul y oro se puso en ventaja de la mano de Facundo Roncaglia, pero sobre la hora llegó el empate visitante. En la vuelta, fue derrotado 2-0 por los brasileros.[8] En el Clausura 2012, Boca se mantuvo puntero la mayor parte del campeonato, llegando con tres puntos de ventaja sobre sus rivales, pero un empate y dos derrotas consecutivas lo dejaron relegado al cuarto puesto.

El 8 de agosto de 2012, logró la Copa Argentina, al vencer a Racing Club de Avellaneda 2-1 en la final disputada en la provincia de San Juan, siendo el tercer título en la carrera del entrenador argentino. En el Torneo Inicial 2012, realizó una campaña aceptable con Boca, sumando 33 puntos y finalizando en el quinto puesto. Clasificó a la Copa Libertadores 2013. Sin embargo, el equipo nunca mostró un buen nivel de juego, y sus únicas virtudes fueron las apariciones individuales de jugadores como Juan Sánchez Miño y Leandro Paredes.

En los días previos a la última jornada del Torneo Inicial 2012, el presidente de Boca, Daniel Angelici, se reunió con Falcioni para gestionar la renovación del contrato de el Emperador. Todo parecía estar dado para que Falcioni continuase un año más al frente de la dirección técnica de Boca Juniors, pero en el último partido contra Godoy Cruz en la Bombonera, Falcioni fue insultado masivamente por los hinchas xeneizes, quienes a su vez pidieron el retorno de Carlos Bianchi. Unos días después, Falcioni manifestó que a pesar de todo deseaba seguir a cargo del club, pero Daniel Angelici entendió que los hinchas habían sido contundentes, y de manera conjunta decidieron no renovar el contrato. El Emperador se fue de Boca con un alto promedio, pero quedó expuesto con relación al manejo del grupo y sus famosas discusiones con Juan Román Riquelme.

Para la segunda mitad de 2013 fue contratado por All Boys, con el fin de reemplazar a José Santos Romero.[10]

"Muchas gracias, para todo mi cuerpo técnico también. Es un orgullo y un honor estar en este club, Esperemos cubrir todas las expectativas. Trataremos de cumplir y de hacer, como en cada club, lo mejor y con la mayor responsabilidad".

Julio César Falcioni en su presentación oficial en All Boys (24 de junio de 2013).[11]

Sin embargo, tras caer derrotado 3 a 2 ante Lanús en condición de local, decidió renunciar al cargo en la fecha 16. En la institución de Floresta sólo consiguió 16 puntos en la misma cantidad de partidos disputados en el Torneo Inicial 2013, producto de tres victorias, siete empates y seis derrotas.[12]

El 27 de mayo de 2014, fue confirmado como entrenador del plantel profesional de la Universidad Católica. Ganó tres de sus primeros cuatro partidos al mando de los cruzados, pero luego comenzó una mala racha que dejó al equipo eliminado de la Copa Sudamericana por River Plate de Uruguay, con un marcador global de 4-0. Tampoco avanzó a los octavos de final de la Copa Chile, quedando eliminado en fase de grupos, y se quedó sin posibilidades de luchar por el título del Apertura 2014. El 25 de noviembre, la dirigencia de Cruzados S.A.D.P. Universidad Católica tomó la determinación de despedir al argentino tras su magra campaña en el Torneo de Apertura, la peor desde 1973. Finalizó decimocuarto en el campeonato, sumando nueve derrotas, de las cuales se destacan las caídas ante la Universidad de Chile (3-0) y ante Colo Colo (2-1).

Luego tendría un breve paso por Quilmes teniendo una mala campaña con solo 19 puntos en 18 partidos donde sería reemplazado por Facundo Sava.

El martes 22 de marzo Falcioni tendría su tercer ciclo en Banfield. Su primer partido al frente del equipo sería el 2 de abril, en el empate 1-1 frente a Colon con gol de Carlos Matheu.

Other Languages