Julio Álvarez del Vayo

Julio Álvarez del Vayo

Escudo de la Segunda República Española.svg
Ministro de Estado de España
4 de septiembre de 1936- 17 de mayo de 1937
Presidente Francisco Largo Caballero
Predecesor Augusto Barcia Trelles
Sucesor José Giral Pereira

5 de abril de 1938- 31 de marzo de 1939
Presidente Juan Negrín López
Predecesor José Giral Pereira
Sucesor Francisco Gómez-Jordana Sousa

Escudo de la Segunda República Española.svg
Diputado en Cortes
por Madrid (capital)
7 de diciembre de 1933- 2 de febrero de 1939

Información personal
Nombre nativo Julio Álvarez del Vayo Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 9 de febrero de 1891
Villaviciosa de Odón, Madrid, España Bandera de España
Fallecimiento 3 de mayo de 1975 (84 años)
Ginebra, Suiza Bandera de Suiza
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Ateo
Partido político PSOE, USE, FELN, FRAP
Educación
Alma máter Universidad de Madrid
Universidad de Valladolid
London School of Economics
Información profesional
Ocupación Jurista, periodista y diplomático
[ editar datos en Wikidata]

Julio Álvarez del Vayo y Olloqui ( Villaviciosa de Odón,[2] fue un jurista, periodista, diplomático y político español. Fue militante, primero, del PSOE. Años más tarde, en el exilio, radicalizaría sus posturas, por lo que fue expulsado del PSOE y formó la Unión Socialista Española (USE), uno de los grupos que integraría el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP), grupo armado que dirigiría desde su fundación en 1971 hasta su muerte, pocos meses antes que el dictador Francisco Franco.

Biografía

Licenciado en Derecho por la Universidad de Madrid, se doctoró en la de Valladolid y amplió sus estudios en la London School of Economics. Durante este tiempo se afilió al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y se opuso a la colaboración del mismo con la dictadura de Primo de Rivera.

Antes de iniciar su carrera política estuvo de corresponsal para varios diarios -entre ellos La Nación de Argentina, El Liberal y El Sol de España y The Guardian del Reino Unido - en Estados Unidos y Europa, cubriendo la Primera Guerra Mundial. También viajó a la Unión Soviética, cuyos recuerdos plasmo en La nueva Rusia y La senda roja.

Al proclamarse la Segunda República Española en 1931 sirvió como embajador en México. Sería elegido diputado a Cortes. Al estallar la Guerra Civil Española fue designado Comisario General del Ejército y elegido por dos ocasiones Ministro de Estado: de 1937 a 1938, sustituyendo a Augusto Barcia Trelles, y al final de la guerra en 1939. Durante la contienda española fue quien se encargó del traslado del patrimonio histórico de los museos hacia Suiza, contando con la ayuda de arqueólogos como Pere Bosch i Gimpera. En su labor como ministro trató de evitar el boicot hacia el Gobierno de la República haciendo ver que la Alemania nazi y la Italia fascista no respetaban los acuerdos de la Sociedad de Naciones. Trató igualmente de convencer a Neville Chamberlain de las consecuencias que tendría el Comité de No Intervención y negoció con Stalin el envío de suministros bélicos en la guerra. Favoreció también la creación de las Juventudes Socialistas Unificadas, surgida tras la unificación de las juventudes del PSOE y el PCE.

Fiel a Francisco Largo Caballero durante un tiempo y partidario de la resistencia frente a las tropas sublevadas, fue nombrado por éste Ministro de Estado y, posteriormente, Comisario General de Guerra. Su actuación en este último cargo fue muy discutida, especialmente su nombramiento de cientos de comisarios comunistas, supuestamente sin la autorización de Largo Caballero. Aunque éste decidió anular dichos nombramientos la relación entre ambos políticos, el hecho se envenenó hasta el punto de que Largo Caballero llega a acusarle en sus memorias de ser un "agente comunista".[4] Tras el fin del gobierno de Largo Caballero, fue sustituido por José Giral como ministro, pero regresó al cargo en el segundo gobierno de Juan Negrín permaneciendo en él hasta el final de la guerra. Tras la caída del frente de Cataluña marchó a Francia junto con Negrín y regresó con él de inmediato a la provincia de Alicante para mantener el gobierno en la denominada Posición Yuste hasta el fin de la guerra pocos días después. Partió al exilio desde un aeródromo ubicado en Monóvar.

Desde su exilio en Estados Unidos escribiría artículos en The Nation defendiendo la causa republicana en contra del régimen franquista.[5]

Durante el exilio en Estados Unidos y México se agudizó su radicalismo, por lo que fue expulsado del PSOE.[7] Fundó la Unión Socialista Española y posteriormente el Frente Español de Liberación Nacional (FELN), que junto con el Partido Comunista de España (marxista-leninista) crearon el FRAP, siendo elegido presidente del mismo, cargo que desempeñó hasta su fallecimiento en la ciudad suiza de Ginebra, en 1975.

El 24 de octubre de 2009, de acuerdo con una resolución del XXXVII Congreso Federal del PSOE, fue readmitido a título póstumo en el partido, junto con otros 35 afiliados expulsados en 1946 entre los que se contaban nombres como Juan Negrín, Ramón Lamoneda, Amaro del Rosal o Max Aub.[8]

Other Languages