Julián Sanz del Río

Retrato de Julián Sanz del Río (hacia 1860); óleo de Pineda Montón, para la galería de personalidades del Ateneo de Madrid.

Julián Sanz del Río ( Torrearévalo, provincia de Soria, 10 de marzo de 1814- Madrid, 12 de octubre de 1869) fue un filósofo, jurista y pedagogo español.[2]

Biografía

Formación

Julián, nacido a comienzos del siglo XIX en una aldea soriana, fue hijo de Gregoria y Vicente, labradores pobres. En 1824, al quedar huérfano, fue recogido por su tío materno Fermín, sacerdote, que se encargó de su instrucción elemental en el Seminario Conciliar de San Pelagio de Córdoba, donde su tío era prebendado. Entre 1830 y 1833 siguió cursos de Derecho en el Colegio del Sacromonte, dentro de la Universidad de Granada, que continuó en 1834 en la Real Universidad de Toledo, obteniendo el grado de Bachiller en Cánones y regresando a Granada. De nuevo en la capital andaluza, completó el sexto y séptimo años de Cánones en el Sacromonte, obteniendo los grados de Licenciado y Doctor en aquella Universidad, donde inició su tarea como profesor de Derecho Romano.

En 1836 se trasladó a Madrid, en cuya Universidad Central finalizaría sus estudios de Derecho en 1840.[3]

La misión krausista

A través de su amistad con Ruperto Navarro Zamorano, traductor de la primera edición de la Filosofía del derecho (1841) de Heinrich Ahrens,[6] con los que mantuvo una interesante correspondencia a lo largo de sus vida.

La muerte en 1844 de Fermín del Río, su tío y protector, interrumpió su estancia en Alemania. Tras un periodo de aislamiento, se reincorporó a la universidad madrileña donde obtuvo en 1845 la Cátedra de Ampliación de Filosofía. Pero no tardó en renunciar a ella por no considerarse suficientemente preparado para ella.[7]

Retiro en Illescas

Entre 1845 y 1854 se retiró a Illescas (población toledana en la que Sanz del Río contraería matrimonio con Manuela Jiménez años más tarde, en 1856).[8]

Persecución y expulsión de Sanz del Río

La respuesta de las fuerzas conservadoras a la labor de europeización y renovación de Sanz del Río,[12]

Así mismo, la expulsión de Sanz del Río de su cátedra llevaría a una reacción de repulsa contra los estamentos gubernamentales docentes entre sus discípulos y otros destacados krausistas, como Joaquín Costa, Francisco Pi i Margall, Rafael María de Labra, Ángel Fernández de los Ríos, Emilio Castelar, Nicolás Salmerón y Adolfo Camús.

Retorno y muerte

El 19 de octubre de 1868, con el triunfo de la " Gloriosa", Sanz del Río fue repuesto en su cátedra y propuesto como Rector de la Universidad madrileña. No lo aceptó, pero sí el nombramiento para decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad Central, tomando posesión el 1 de noviembre y renunciando un mes más tarde por motivos de salud. Retirado durante un año a su casa de Illescas, falleció en Madrid en el otoño de 1869, a los 55 años de edad. Cinco años después moriría también su colega Fernando de Castro; juntos descansan en el Cementerio civil de Madrid.[13]

Other Languages