Julián Besteiro

Julián Besteiro
Julián Besteiro (cropped).jpg
Fotografía de Besteiro (circa 1931)

Presidente del PSOE
1925-1931

Presidente de la UGT
1925-1931; 1932-1934

Presidente de las Cortes[a]
14 de julio de 1931-9 de octubre de 1933[b]

Consejero de Estado en el Consejo Nacional de Defensa
(Ministro de Estado)
5 de marzo de 1939-31 de marzo de 1939[2]

Diputado a Cortes
por Madrid y Madrid (capital)
( Cortes de la Restauración y Cortes republicanas)
1918-1923; 1931-1939

Información personal
Nombre de nacimiento Julián Besteiro Fernández Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 21 de septiembre de 1870 Ver y modificar los datos en Wikidata
Madrid, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 27 de septiembre de 1940 Ver y modificar los datos en Wikidata (70 años)
Carmona, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Cementerio civil de Madrid Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Unión Republicana[3]
Partido Republicano Radical[3]
Partido Socialista Obrero Español
Familia
Cónyuge
Educación
Alma máter Universidad de Madrid
Universidad de La Sorbona
Información profesional
Ocupación Catedrático y político
Empleador
Miembro de
Notas
  1. Primer presidente de las Cortes republicanas. Durante la dictadura de Primo de Rivera, José de Yanguas Messía fue presidente de la Asamblea Nacional Consultiva.
  2. Interino desde el 14 al 26 de julio.[1]
[ editar datos en Wikidata]

Julián Besteiro Fernández ( Madrid, 21 de septiembre de 1870- Carmona, 27 de septiembre de 1940) fue un catedrático y político español, presidente de las Cortes durante la Segunda República y que también fue presidente del Partido Socialista Obrero Español y de la Unión General de Trabajadores.

Alumno de la Institución Libre de Enseñanza, estudió Filosofía y Letras en la Universidad Central y se inició en la política dentro del partido de Unión Republicana, para pasar poco más tarde al Partido Republicano Radical. En 1912, año en el que también obtuvo su cátedra en la Universidad Central, ingresó en el PSOE. Tuvo un papel protagonista en la huelga general de 1917, por el que fue encarcelado en Cartagena. Elegido diputado en 1918, fue liberado, comenzando su actividad parlamentaria.

Besteiro, que sucedió a Pablo Iglesias como líder del PSOE y de la UGT a su muerte, apoyó una postura colaboracionista con la dictadura de Miguel Primo de Rivera. Proclamada la Segunda República, en 1931 se convirtió en presidente de las Cortes Constituyentes y en 1934 se opuso a la deriva revolucionaria de su partido durante la huelga de octubre.

Tras el inicio de la Guerra Civil se opuso a la influencia comunista en el gobierno republicano y participó en el golpe de estado contra el gobierno de Juan Negrín llevado a cabo por el coronel Segismundo Casado, formando parte del Consejo de Defensa de Madrid en calidad de ministro de Exteriores. Fue el único miembro del consejo que permaneció en Madrid a la entrada de las fuerzas del bando sublevado en la ciudad durante la ofensiva final de la Guerra Civil española el 28 de marzo de 1939. Sometido a un consejo de guerra, en el que se le acusó de haber promovido un socialismo moderado, fue condenado a treinta años de prisión. Falleció en 1940, víctima de una infección, en la cárcel de Carmona, en unas condiciones de presidio deficientes.

Biografía

Formación

Nacido en Madrid el 21 de septiembre de 1870,[8]

La personalidad de Francisco Giner de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza influyeron notablemente en Besteiro.[9]

Entre 1887 y 1890 realizó estudios de Filosofía y Letras en la Universidad de Madrid.[11]

En el curso 1895-1896 se trasladó a París para ampliar estudios en La Sorbona.[13]

Inicios en la política

Fotografía de Besteiro publicada en octubre de 1912 en Vida Socialista con motivo de su ingreso en el partido.

La primera formación política en la que militó Besteiro fue la Unión Republicana,[16]

En 1909 realizó un viaje becado a Alemania y visitó las universidades de Berlín, Múnich y Leipzig,[22]

En 1913 contrajo matrimonio con la profesora de Ciencias Físicas Dolores Cebrián Fernández de Villegas, que impartía en la Escuela Normal de Maestros de Toledo;[5]

Andrés Saborit, con el que Besteiro trabó amistad en la cárcel,[25]

El 8 de junio de 1916 lideró el comité de la UGT que visitó al Conde de Romanones, presidente del Consejo de Ministros, para transmitirle las demandas de la clase obrera; la negativa por parte del ejecutivo a la hora de satisfacer dichas demandas, entre las que se incluía el fin de la guerra de Marruecos,[26]

El 9 de agosto de 1917, la UGT convocó una huelga general revolucionaria que no obtuvo los resultados esperados, y Besteiro, junto con los demás componentes del comité de huelga, fue juzgado por un tribunal militar y sentenciado el 4 de octubre junto a Daniel Anguiano, Francisco Largo Caballero y Andrés Saborit a cadena perpetua.[32]

Besteiro en el penal de Cartagena en octubre de 1917

La actividad parlamentaria de Besteiro entre 1918 y 1923 comenzó con una explicación y justificación de la huelga de 1917;[nota 2]

Hacia 1923-1924 efectuó una estancia en el Reino Unido con el fin de estudiar la Workers' Educational Association.[38]

Dictadura de Primo de Rivera

Ante la instauración de la dictadura del general Miguel Primo de Rivera, Besteiro adoptó, como gran parte del sindicato y del partido, una postura de colaboración con el nuevo régimen,[43]

Largo Caballero compartió en un primer momento, al igual que Besteiro, la voluntad de aceptar la línea de colaboración que les tendió la dictadura.

Miembro de las comisiones ejecutivas de la UGT y del PSOE desde 1914, en 1925 sucedió a Pablo Iglesias al frente del PSOE.[nota 4]

No obstante, Besteiro formó parte, en representación del PSOE, de la candidatura por Madrid de la Conjunción Republicano-Socialista para las elecciones municipales fijadas para el 12 de abril de 1931. El triunfo frente a los monárquicos fue abrumador y Besteiro fue uno de los treinta concejales de la conjunción que resultaron elegidos,[54]

Segunda República Española

Besteiro, en el centro, junto a Édouard Herriot, durante una visita de este último a España en 1932.

En 1931, tras la instauración de la Segunda República Española, Julián Besteiro, que se presentó como candidato en las elecciones constituyentes[57]

En 1933 replicó a Amaro del Rosal que «hacer un movimiento para implantar el Socialismo mediante la dictadura del proletariado» lo consideraba «un absurdo imposible en las circunstancias actuales, y el anuncio de estos propósitos, que no se realizarán y si se intentan realizar resultarán un fracaso enorme, no servirá más que para estimular a la reacción».[58]

Besteiro, que experimentó durante este periodo una deriva hacia posiciones más conservadoras,[62]

El 28 de abril de 1935 ingresó como miembro de la Academia de Ciencias Morales y Políticas con un discurso titulado Marxismo y Antimarxismo,[65]

Para las elecciones de febrero de 1936, el PSOE se integró en el Frente Popular. Aportaba siete candidatos a la candidatura frentepopulista por la ciudad de Madrid. Como en anteriores procesos electorales de la etapa republicana, la potente Agrupación Socialista Madrileña eligió a sus candidatos mediante antevotaciones. Estas mostraron el predominio de la facción revolucionaria caballerista, que barrió a la candidatura encabezada por Besteiro. Largo Caballero fue el candidato más votado, con el 92 % de las papeletas. Besteiro, por su parte, fue sólo el octavo candidato más votado, de ocho. Sin haber obtenido los votos necesarios para resultar elegido candidato en primera vuelta, tuvo que acudir a una segunda, en la que sí fue elegido Besteiro.[67]

Guerra Civil

Tras el estallido de la Guerra Civil Española volvió al Ayuntamiento de Madrid como presidente del llamado Comité de Reforma, Reconstrucción y Saneamiento.[74]

Besteiro se negó en repetidas ocasiones a abandonar Madrid durante la ofensiva sobre la capital.

En mayo de 1937, Manuel Azaña, presidente de la República, le designó como representante del Gobierno republicano en la coronación de Jorge VI de Inglaterra con la misión de forzar una intervención internacional que propiciara la paz; para ello, se entrevistó con Anthony Eden, ministro de Exteriores británico en una reunión organizada por el embajador Pablo de Azcárate,[76]

Desde 1938, visto el giro negativo de la contienda, se mostró propicio a aceptar una serie de responsabilidades políticas que llevaran al fin de la guerra. Besteiro llegó a mantener reuniones con miembros de la Falange clandestina y con agentes franquistas y quintacolumnistas;[78]

En 1938 viajó a Barcelona invitado por el presidente Azaña a una reunión para configurar un nuevo gobierno que pudiera lograr la paz,[85]

En febrero de 1939 se produjo su depuración como catedrático por el bando franquista junto a otros docentes[nota 6]

Golpe de Casado

Besteiro, que creyó en la buena voluntad de Franco hasta el final del conflicto,[91] con Franco que nunca ocurrió.

Besteiro —que había sido designado presidente del Comité de Reforma de Reconstrucción y Saneamiento de Madrid creado el 2 de abril de 1937—[95]

La rendición de Madrid

Besteiro pasó los últimos días de la II República en la sede del ministerio de Hacienda de la calle Alcalá.

El 27 de marzo de 1939 se celebró la última reunión del Consejo Nacional de Defensa. El 28 de marzo todos los miembros del Consejo a excepción de Julián Besteiro partieron en avión hacia Valencia,[98]

El 29 de marzo de 1939 Julián Besteiro, enfermo, fue detenido en los sótanos de la sede del Ministerio de Hacienda,[nota 7]

Consejo de guerra

El mismo 29 de marzo comenzó el proceso contra Besteiro instruido por el juez militar Carlos de Sabater.[103]

El defensor fue el tradicionalista Ignacio Arenillas,[110]

El tribunal, presidido por el general Manuel Nieves Coso e integrado por siete generales y jefes,[103]

Presidio y muerte

Besteiro fue trasladado, previo paso por la prisión del paseo del Cisne de Madrid,[115] En las decenas de cartas que el reo envió a su esposa —en las que nunca manifestó rencor ni arrepentimiento— explicaba que era bien tratado y que «me han destinado a una habitación en una parte nueva, sencilla, limpia, llena de sol». Sin embargo, al poco tiempo los propios monjes alegaron que no podían atender su estancia. Las autoridades decidieron su traslado y algunos madrileños tuvieron la oportunidad de contemplar el último paso por la capital del antiguo presidente de las Cortes en un camión abierto cargado de sacerdotes que le rodeaban. Uno de sus acompañantes, el padre Ugarte, afirmó:

(...) don Julián, sentado estoicamente en un rincón del vagón, esperaba meditando, sin duda, en el homenaje silencioso de tantas gentes que, al reconocerle, no habían podido reprimir un gesto de adhesión emocionada y dolorida.[103]

El 30 de agosto de 1939 Besteiro llegó a la cárcel de Carmona ( Sevilla); allí continuó su relación con los sacerdotes nacionalistas vascos presos[118]

Los sacerdotes vascos fueron liberados poco a poco a lo largo de 1940, lo que complicó la situación de Besteiro.[119]

Falleció el 27 de septiembre de 1940[126]

Su muerte pasó desapercibida en aquel momento para los españoles debido al absoluto silencio de la prensa del interior del país. Sí tuvieron conocimiento los exiliados. El periódico comunista España Democrática, editado en Montevideo le dedicó el artículo titulado «Ha muerto Besteiro, uno de los responsables del golpe de Casado», en el que le acusaba de no haber participado en la guerra «no por repulsión a la violencia sino por ausencia de identificación de esa gran epopeya».[103]

Serrano Súñer admitió a posteriori en sus memorias publicadas en 1977 que su condena y muerte en prisión constituyó un acto torpe.[127]

Other Languages