Juicio de Paris

El juicio de Paris. Pintura de Enrique Simonet de 1904 ( Museo de Málaga).
El Juicio de Paris en una cerámica del siglo VI a. C.

El juicio de Paris es una historia de la mitología griega en la cual se encuentra el origen mítico de la guerra de Troya. Paris es el príncipe troyano que raptó a Helena.

Es uno de los episodios más conocidos del relato según el cual, Eris, la diosa de la discordia, molesta por no haber sido invitada, se presenta en la boda de Peleo, y deja una manzana dorada con la frase "para la más bella". Tres de las diosas presentes, Hera, Atenea y Afrodita se pelean por la manzana, por lo que Zeus escoge como juez para dirimir la disputa al príncipe pastor de Troya, Paris. Las tres diosas intentan sobornarlo ofreciéndole distintos dones, pero al final elige a Venus, que le había prometido el amor de la mujer más bella del mundo. Esta mujer es la esposa del rey Menelao, Helena, que se enamora de Paris, quien la rapta llevándosela a Troya, lo que provoca la venganza de Menelao, desencadenando la guerra de Troya.

Entre las muchas representaciones pictóricas de esta historia se encuentran el cuadro pintado por Lucas Cranach el Viejo (expuesto en el Museo Metropolitano de Nueva York[1] ), más los célebres cuadros de Rubens, incluyendo aquellos en la National Gallery de Londres ( El juicio de Paris, de 1636) o en el Museo del Prado ( El juicio de Paris, de 1639).

Fuentes

Como con muchos relatos mitológicos, los detalles varían de una fuente a otra. La historia es mencionada con indiferencia por Homero ( Ilíada, XXIV, 25-30) como un elemento mítico con el que sus oyentes estaban familiarizados, y fue desarrollada en las Ciprias, una obra perdida del ciclo troyano, de la que sólo se conservan fragmentos. Es narrada con más detalle por Ovidio ( Heroidas, xvi.71ff, 149-152 y v.35f), Luciano ( Diálogos de los dioses, 20) e Higino ( Fábulas, 92), todos ellos posteriores y con agendas escépticas, irónicas o popularizadoras. Eurípides lo menciona en algunas de sus tragedias ( Andrómaca, 284; Helena, 676). Pero apareció sin palabras sobre el cofre votivo de marfil y oro del tirano del siglo VII a. C. Cípselo en Olimpia, que era descrito por Pausanias con

Hermes llevando a Alejandro el hijo de Príamo las diosas cuya belleza ha de juzgar, siendo la inscripción sobre ellos: «Aquí está Hermes, quien indica a Alejandro que debe decidir sobre la belleza de Hera, Atenea y Afrodita

Este tema fue del agrado de los pintores de cerámica de figuras rojas tan temprano como el siglo VI a. C.[2]

Other Languages
brezhoneg: Barnadenn Paris
emiliàn e rumagnòl: Giudìsi 'd Paride
Bahasa Indonesia: Keputusan Paris
norsk bokmål: Paris' dom
русский: Суд Париса
српски / srpski: Парисов суд
Tiếng Việt: Phán xét của Paris