Juglar

El juglar Crispín d'Olot pregonando el Carnaval de La Bañeza (2010).

Un juglar era un artista ambulante en la Europa medieval. A cambio de dinero o comida, ofrecía su espectáculo callejero en las plazas públicas, y en ocasiones era contratado para participar como atracción y entretenimiento en las fiestas y los banquetes de los reyes y nobles.[1]

Raíz

De las tres acepciones que el DRAE consigna de juglar, la principal (recogida también en el diccionario de teatro de Gómez García) insiste en su condición de artista de atracciones: En la Edad Media, hombre que ante el pueblo o los nobles y los reyes recitaba, cantaba o bailaba o hacía juegos, yendo de unos lugares a otros. También señalan los académicos la sinonimia entre juglar y pícaro, además de la antigua relación con trovador o poeta.

Por su parte, el semiólogo francés Patrice Pavis acoge el sentido de equivalencia que se les da a juglar y malabarista en muchos países europeos: «bateleur», en francés; «juggler», en inglés; y «gaukler», en alemán. De ahí que juglar sea, en el medio histórico-medieval, un término genérico en el que se incluyan farsantes, charlatanes, saltimbanquis, feriantes, acróbatas e, incluso, barberos, dentistas y amaestradores de animales.

Other Languages
العربية: شاعر متجول
català: Joglar
dansk: Jonglør
euskara: Koblakari
galego: Xograr
polski: Żonglerzy
português: Jogral
Türkçe: Jonglör
українська: Хуглар