Juggernaut

«Car of Juggernaut» (‘el carro de Yáganatha’), representado en Illustrated London reading book (‘libro de lectura ilustrado de Londres’), de 1851.
El festival anual de las carrozas en Puri en 2007.

Juggernaut (pronunciado /yáguernot/) es una palabra que procede de la anglificación del término sánscrito Yaganatha (pronunciado /yáganat/)[ cita requerida] ―que es uno de los nombres por los que se conoce al dios Krisna ( avatar del dios Visnú) en la religión hinduista[1] y significa ‘fuerza irrefrenable y despiadada que en su avance aplasta o destruye todo lo que se interponga en su camino’.

Historia y variantes

El nombre del dios Yáganat apareció por primera vez en el Majabhárata (2, 779 y 3, 15529), texto épico-religioso del siglo III a. C.

Se desconoce cuándo comenzó el festival anual de llevar en carros que transportan las estatuas de Yáganath ( Krisna), su hermana Subhadra y su hermano mayor Balaram.

Según los relatos de los británicos en el período en que dominaron la India, los adoradores del dios Yaganath se lanzaban bajo las ruedas del enorme carro de dieciséis ruedas sobre el cual el ídolo de Krisna es transportado durante la procesión anual en el festival Ragha Iatra en Puri, una ciudad en el este de la India a orillas del golfo de Bengala, en la creencia de que así alcanzarían la felicidad eterna.

La primera descripción europea de este festival se encuentra en el libro The travels of sir John Mandeville (del siglo XIV), que describe que los hinduistas, como sacrificio religioso, se arrojaban bajo las ruedas de los inmensos carros y eran aplastados, muriendo instantáneamente.

Dos siglos después, hacia 1520, el santo bengalí Chaitania (1486-1533) reprendió a uno de sus discípulos, Sanatana Gosuami (1488-1558), que quería practicar el suicidio bajo las ruedas del carro de Yáganath:

Tu decisión de suicidarte es el resultado de la ignorancia. Uno no puede conseguir el amor de Dios simplemente mediante el suicidio. Ya has dedicado tu vida y tu cuerpo a mi servicio, por lo que tu cuerpo no te pertenece, ni tienes ningún derecho a practicar el suicidio. Tengo que realizar muchos servicios devocionales a través de tu cuerpo. Quiero que prediques el culto del servicio devocional y que vayas a Vrndavan para excavar los lugares sagrados perdidos.

Chaitania[2]

En el siglo XX otros autores ―posiblemente en un intento de defender a los hinduistas― han sugerido que las muertes habrían sido accidentales y causadas por la presión de la multitud y la conmoción general.

El nombre del dios Yágannat pasó ―modificada morfológicamente y resignificada― primero al idioma inglés (hacia 1850) y luego a otros idiomas.

En la novela de Robert Louis Stevenson El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde se menciona desde la versión de Mr. Utterson, el hecho de que una figura en una calle desierta abordase a una niña, confrontándose y dejándola tirada en el suelo, gritando: «¡No era como un hombre, era como algún horrible Juggernaut!» (It wasn't like a man, it was like some damned Juggernaut!).

En el ámbito de las ciencias sociales se utiliza a menudo como metáfora de la modernidad. El sociólogo Anthony Giddens[3] relata el rito del Juggernaut como una procesión en la que la figura adorada era transportada gracias a troncos que hacían su trayectoria difícilmente predecible, lo que propiciaba accidentes mortales y la posibilidad de que se saliera completamente del camino. Este relato sirve a Giddens y a otros sociólogos para explicar un sistema económico y social insuficientemente controlado y siempre en riesgo de volverse contra quienes lo veneran.

Other Languages
azərbaycanca: Caggernaut
Deutsch: Juggernaut
English: Juggernaut
français: Juggernaut
Gaeilge: Iugarnáit
हिन्दी: जगरनॉट
Bahasa Indonesia: Juggernaut
italiano: Juggernaut
मराठी: जग्गरनॉट
русский: Джаггернаут