Juegos

Discóbolo, representación de los antiguos Juegos Olímpicos

Se llaman juegos a los espectáculos públicos que tuvieron la mayor parte de los pueblos para divertirse o recrearse en ellos o bien para honrar a sus dioses.

Los juegos de los griegos y de los romanos son los que nos son más conocidos. La religión consagró entre ellos esta clase de espectáculos pues no había uno que no estuviera dedicado a traumarte o bien a muchas a un mismo tiempo. Un decreto del senado romano lo mandaba expresamente. Se comenzaban siempre estas solemnidades por sacrificios y otras ceremonias religiosas y su institución tenía al menos por objeto aparente la religión o algún deber piadoso.

Los juegos públicos eran o gímnicos o escénicos.

  • Los juegos gímnicos comprendían todos los ejercicios del cuerpo, la carrera corriendo, a caballo, en carro; la lucha, el salto, el pugilato, etc. Estos juegos se ejecutaban en el gimnasio, en la palestra, en el circo, en el estadio, etc.
  • Los juegos escénicos se representaban sobre el teatro o en la escena, que se toma por todo el teatro.

En todos los juegos había siempre jueces para decidir de la victoria y adjudicar los premios.

Antigua Grecia

Representación de un ganador del juego de la jabalina

Los griegos fueron sin duda de todos los pueblos los que más se dedicaron a los juegos públicos y recompensaban a los vencedores de modo más honorífico. Los atletas vencedores en los juegos olímpicos, pitios, ítsmicos y nemeos eran victoreados por toda Grecia reunida en ellos. Estaban en pie y con la corona en la cabeza y la palma en la mano en medio de aquellas innumerables asambleas. Al restituirse a su patria entraban en ella victoriosos y en un carro triunfal, por una brecha que al intento se alma en las murallas. Los pueblos por donde pasaban les tributaban honores magníficos y mientras vivían eran mantenidos a expensas del estado. Eran preferidos para todos los cargos públicos y en todas las asambleas ocupaban un lugar eminente y distinguido.

Los griegos se propusieron principalmente dos objetos con la celebración de los juegos, como vemos en una memoria leída en la Academia de las inscripciones:

  • primero, procurar que la juventud adquiriera y conservara un humor y carácter marcial y mirara con gusto y afición los ejercicios militares adquiriendo al propio tiempo la fuerza y vigor necesarios, en tanto que Herodoto dice que los griegos que más se señalaron en las batallas de Maratón, de Salamina y de Platea fueron casi todos aquellos que habían ganado premios en los diferentes juegos de la Grecia.
  • segundo, unir entre sí los diversos pueblos y estados de que se componía la Grecia por medio de estas asambleas o reuniones periódicas.

Los juegos más antiguos y los más célebres entre los griegos eran en número de cuatro. En un principio, cada uno de estos juegos tenía un lugar especialmente dedicado para su celebración:

Línea de salida en el estadio de Delfos para los juegos Píticos

Juegos ístmicos

Los juegos ístmicos fueron instituidos por Sísifo rey de Corinto, por los años 1326 antes de Jesucristo, en honor de Ino y de Melicertes, que fueron arrojados al mar por orden de Atamante y convertidos en dioses marinos bajo los nombres de Leucótea y de Palemón. En un principio se celebraban de noche: después fueron restablecidos por Teseo, quien los hizo celebrar de día en honor de Poseidón. El premio de los vencedores consistía en una corona de hojas de pino y después de hojas de apio seco. Estos juegos se celebraban cada tres años o cada cinco según otros, en el verano y en ellos se disputaban el premio en la lucha, en la corrida, en el salto, etc. Los romanos cuando el cónsul Mumio se hubo apoderado de Corinto siguieron celebrando estos juegos a los cuales dieron mayor lustre e introdujeron en ellos los ejercicios del pentatlon, la música, la poesía y la caza para la que reunían los animales más raros de todo el mundo conocido. Solón señaló a los vencedores en los juegos ístmicos además de la corona, una recompensa de 100 dracmas y los romanos añadieron los presentes más ricos. Los juegos ístmicos, llamados así porque se celebraban en el istmo de Corinto, fueron abolidos en el reinado de Adriano.

Juegos gímnicos

Los griegos y romanos dieron el nombre de juegos gímnicos a aquellos en los que los atletas o campeones se presentaban enteramente desnudos de donde tomaron el nombre de gímnicos. Plinio supone que estos juegos se instituyeron por primera vez en Arcadia por Licon, de donde se introdujeron luego en los otros estados.

A los cuatro juegos mencionados olímpicos, pitios, nemeos e ístmicos se pueden añadir los juegos acciacos y los capitolinos celebrados los primeros en Nicópolis y los otros en Roma. Estos dos últimos fueron establecidos mucho más tarde que los precedentes pero mucho después adquirieron la misma celebridad.

Other Languages