Juego abstracto

El Go es un juego rico en complejas estrategias a pesar de sus simples reglas.

Se identifica como juego abstracto a todo aquel juego en el que no existe un tema o ambientación asociado.[1] Esto es: aquellos en los que los elementos de juego — fichas, dados, tablero, etc.— no representan el comportamiento y características de seres u objetos reales ni imaginarios.

No obstante lo anterior no es infrecuente que, al menos en algunos de los juegos abstractos de mayor antigüedad como el go, el ajedrez o el juego del molino, exista un tema de origen que con el tiempo ha ido perdiendo su representación en la mecánica del juego. Dicha mecánica suele ser simple en cuanto a reglamento, aunque puede permitir un alto grado de complejidad táctica o estratégica.[2]

El término complementario a «juego abstracto» sería juego temático.[1]

Other Languages