Judería

Calle de la Judería Vieja de Segovia.
Campo ("plaza") de Gheto Novo, en Venecia.
Calle de los Rabinos en Mulhouse.
Calle de los Judíos en Nevers.

Judería es la denominación tradicional del barrio judío o de la parte de una ciudad en la que se concentraban las viviendas de los judíos.[1] En algunos casos estaba determinada por ley como lugar exclusivo de residencia de los miembros de esa comunidad. Por extensión, este término se aplica a cualquier zona habitada notoriamente por familias de cultura judía.

Las juderías surgieron en la Edad Media como resultado de una concepción de la sociedad segregada en entidades étnico-religiosas, y de las sucesivas coyunturas históricas de mayor o menor tolerancia religiosa o de persecución ( pogromos). La segregación espacial respondía tanto a la discriminación practicada por las comunidades mayoritarias (de religión cristiana o musulmana) como al deseo por parte de las comunidades judías de mantener su identidad.

Tras 1096 se obligó a los judíos de Praga a concentrarse en un barrio amurallado, como consecuencia de la matanza de judíos a manos de los cruzados que se dirigían a la Primera Cruzada. La peste de 1348 incrementó los ataques antijudíos por toda Europa ( Narbona, Carcasona, Saboya, Basilea) y con ellos las medidas de segregación.[2]

Tanto en la España musulmana como en los reinos cristianos peninsulares los judíos españoles se establecieron en comunidades diferenciadas, que tenían personalidad jurídica y fiscal propia ( aljamas), estuvieran o no separadas espacialmente. En Cataluña y Mallorca se llamaron calls. Tras las revueltas antijudías de 1391, las conversiones masivas originaron la aparición de la comunidad judeoconversa o de cristianos nuevos, que no dejaron de ser discriminados tanto social como legalmente. Con el objeto de limitar el contacto entre conversos y judíos se incrementaron las medidas de aislamiento de los judíos, y las Cortes de Toledo de 1480 decretaron el apartamiento de los judíos en juderías; que se mantuvieron hasta el decreto de expulsión de 1492. Su dispersión produjo la fundación de comunidades sefardíes en numerosas ciudades de Europa y el Mediterráneo.

El papa Pablo IV creó la primera judería legal en Roma en el año 1555. Juderías similares fueron creadas en la mayoría de los países de Europa durante los tres siglos siguientes. Solían estar rodeadas por murallas y sus puertas se cerraban al anochecer. En muchos casos los judíos estaban obligados a llevar un identificativo cuando salían fuera de su recinto. La abolición de este sistema se produjo a raíz de la Revolución Francesa y de los movimientos liberales del siglo XIX. En 1870 la judería de Roma, la última legal que quedaba en Europa, fue abolida por Víctor Manuel II, rey de Italia. Durante la Segunda Guerra Mundial en Alemania y en los países ocupados por los nazis tuvo lugar la persecución de las comunidades judías de Europa y su posterior segregación y aislamiento espacial en numerosos guetos (denominación derivada de la palabra italiana ghetto; empleada originalmente en referencia a la judería de Venecia, en 1516).

Barrios judíos en Próximo Oriente

Los judíos dejaron de ser la población mayoritaria en las ciudades del antiguo Israel con la llamada diáspora judía; aunque a tanto en la Antigüedad Tardía como en la Edad Media hay testimonio de la presencia de judíos en Jerusalén, así como en otras ciudades de toda la región del Próximo Oriente.

Con la fundación del actual estado de Israel en 1948 y las guerras árabe-israelíes, y particularmente por la masiva emigración judía y el desplazamiento de la población palestina; la mayor parte de las ciudades israelíes se han transformado en mayoritariamente judías, aunque se mantiene una población palestino-israelí de demografía creciente. La ocupación israelí de Jerusalén ha propiciado el incremento de la presenca judía en distintos barrios periféricos de esa ciudad, mientras que su centro histórico (la Ciudad Vieja de Jerusalén) permanece dividido en sectores étnico-religiosos, uno de los cuales es el barrio judío de Jerusalén. En las zonas ocupadas se establecieron los asentamientos judíos de Palestina, que funcionan como reductos totalmente aislados de las poblaciones palestinas circundantes. A partir de 2002 se comenzó a levantar el llamado muro de Cisjordania.

La mayor parte de las comunidades judías en los países del Próximo Oriente se vieron forzados a emigrar a Israel o a otros países como consecuencia del gran deterioro de la convivencia entre árabes e israelíes.

En el centro de Beirut el barrio judío es Wadi Abu Jamil (también llamado Wadi al-Yahoud "valle de los judíos"), muy afectado por la Guerra del Líbano de 1982.[3]

Other Languages
Alemannisch: Judengasse
aragonés: Chudería
català: Call
Deutsch: Judería
Esperanto: Juda kvartalo
euskara: Judutegi
français: Juiverie
Lëtzebuergesch: Juddegaass
português: Judiaria
中文: 猶太區